Monton de trigo

Hayedo de Montejo

miércoles, 13 de julio de 2011

Gregoria Hernández Baquera "La Pastora" y la tumba de los azulejos del Camposanto de Cadalso


Gregoria "La Pastora" y la tumba de los dos azulejos del Camposanto de Cadalso


La vida a veces te tiene reservada alguna sorpresa interesante, y esta que os voy a contar los es. En el cementerio de Cadalso existen don tumbas de unos hermanos que murieron a muy corta edad, esta tumba tiene dos azulejos de cerámica talaverana con los nombre y la fecha del fallecimiento de los dos niños, esto siempre me ha llamado la atención y por eso le dediqué una entrada en el Zorro Corredero, no sin antes hacer algunas averiguaciones que no tuvieron mucho éxito, ya que la información recabada fue prácticamente nula.



Enlace "Tumba de los dos azulejos"
http://zorrocorredero.blogspot.com/2010/03/la-tumba-de-los-dos-azulejos.html

No hace muchos meses un amigo de toda la vida, de nombre Miguel Ángel, asistió a una de las reuniones que venimos celebrando los miércoles en el Asador Dani de la calle Sáinz de Baranda, y fue ese día cuando supe que su abuela había nacido y vivido en Cadalso hasta su boda. Miguel Ángel aquella tarde fue desgranando la vida cadalseña de su abuela, a la que conocían por el mote de La Pastora, y al encontrar en el blog la entrada de “La tumba de los dos azulejos” se sorprendió de los apellidos, que se correspondían con los de su abuela, y tirando y tirando del hilo descubrió que estos niños habían sido hermanos de su abuela, cosa que desconocía a pesar de haber estado multitud de veces en Cadalso cuando su abuela vivía.

Unos días más tarde Miguel Ángel y su esposa Nati visitaron Cadalso, y al atardecer les llevé a conocer la tumba de los pequeños hermanos de su abuela, y allí mismo el sentimiento y el recuerdo le invadió ya que nunca había oído hablar a su abuela de este tema y tampoco jamás había visitado la tumba.

Cuando nos despedimos me prometió que buscaría alguna foto realizada en Cadalso de sus abuelos y me las enviaría para hacer una pequeña historia sobre su familia y los "tiernos infantes", como él los identifica. Y esta es la historia con la que se desvela el misterio de la tumba de los azulejos y que ahora tenéis ante vosotros, para leer y para comprender que a veces la vida, como he dicho al principio, nos tiene reservada alguna sorpresa.

Y para terminar, dar las gracias a Miguel Ángel por la pasión y el entusiasmo que ha puesto por todo lo acontecido, y por las fotos que ha tenido la amabilidad de dejarme para ilustrar esta entrada.


Nunca se sabe dónde se encuentran tus raíces. Miguel Ángel ante la tumba de sus tíos-abuelos.



Se ha desentrañado el misterio de la procedencia de la “tumba de los azulejos” existente en el cementerio de Cadalso. Casualmente un amigo mío nieto de una “Cadalseña” ya fallecida, reconoció en mi Bloq los nombres que rezan en los azulejos y que corresponden a Florencio y Mª Magdalena, hermanos de su abuela Gregoria Hernández Baquera “la Pastora”, hijos los tres de Jacinto Hernández Guzmán y de Evarísta Baquera Santillán, vecinos de la Villa que vivieron en la calle de la Sangre nº 6 (actual). Este amigo, descendiente de la familia Hernández Baquera, no sabe tampoco en que circunstancias fallecieron los niños de la tumba de los azulejos, es esa época muchos niños por enfermedades como la fiebre escarlata, la polio o la tuberculosis, enfermedades que hoy en día tiene cura. Principalmente se debía a beber el agua contaminada y a las pocas condiciones higiénicas que existían en las casas, no sólo de Cadalso, también en toda España. En aquellos años las pocas y pequeñas habitaciones que existían en las casas estaban masificadas, de tal forma que si uno enfermaba los demás niños se contagiaban rápidamente. Tampoco este descendiente de los hermanos Hernández Baquera conocía la existencia de la tumba, y eso a pesar de haber visitado el pueblo con su abuela Gregoria en varias ocasiones entre los años 60-70 del pasado siglo.


                         Evarista la "Pastora" en su puerta de la calle de la Sangre____1947

Esta foto corresponde a Evarísta Baquera Santillán a la puerta de su casa en la Calle la Sangre nº 6 (actual), en una fotografía de 1.925. La vivienda de construcción tradicional en aquella época en Cadalso, tiene una fachada estrecha a la calle, con un balcón de forja sobre la puerta principal, revocada toda ella con barro y encalada en su planta baja y en la embocadura del balcón, observándose en su frente junto a la entrada un poyete corrido de piedra que aún existe.

                      
La casa donde vivió Evarista y su hija Gregoria y donde fallecieron los dos niños en la calle de la Sangre nº6 junto a la Plazolilla, en la actualidad.

                                                       Excursión a Cadalso____1925

Curiosa toma sobre un borrico de Pablo, novio de Gregoria Hernández Baquera “La Pastora” nacida en Cadalso, posando con varios amigos de Madrid que le acompañaron (muy trajeados ellos) junto a unos cazadores vecinos del pueblo, en una fotografía de 1.925 posiblemente con la Peña al fondo.

Árbol genealógico de la familia Hernández Baquera donde aparecen los dos niños de la tumba de los azulejos, María Magdalena fallecida en enero de 1891 y Florencio fallecido en febrero 1891.


Zorro Corredero
Fotos cedidas al archivo por Miguel Ángel Nesofsky

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Queridos amigos me ha gustado mucho la historia .Os esperamos en Cadalso .Un abrazo

Anónimo dijo...

Preciosa historia y abnegado buscador de ella que al final consigue su recompensa. Enhorabuena.
Miguel Moreno Glez.

Anónimo dijo...

Interesante y documentada historia que llega al corazón.

Gracias Zorro.

Inés

Mari Carmen López dijo...

Impresionante. Me encantan estas historias. Qué interesante. No paras de sorprendernos. Buen trabajo.

Anónimo dijo...

Ésto si que te lo has currado ,enhorabuena Pedro tendré que reconocer que eres bueno.luisi

Pedro Alfonso dijo...

Bueno, bueno...constante.

Gracias.
Pedro

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

EL CEMENTERIO DE CENICIENTOS

Aposento de las cruces,
paseo de los cipreses,
morada sin más reveses
donde daremos de bruces.
Sin hacer cual avestruces,
escondidos bajo el ala,
la Muerte vendrá a la sala
y a coruchos insepultos
nos mostrará informes bultos,
despojos en su antesala.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Anónimo dijo...

Enhorabuena por haber descubierto más datos de esa historia. Muy bonita e impresionante la foto de la Pastora en su puerta.

Juan de los Bosques

Pedro Alfonso dijo...

Muchas gracias Juan, la verdad es que fue casual, porque a pesar de conocer a Miguel Ángel desde hacía muchos años y su relación con Cadalso, nunca pensé que tuviera algo que ver con estos niños.