Montón de Trigo

Montón de Trigo
Invernal Montón de trigo. Sierra de Guadarrama

Hayedo de Montejo

lunes, 26 de octubre de 2020

San Martín de Valdeiglesias. BUENOS DÍAS.

 

San Martín de Valdeiglesias


Hoy el Buenos Días va dedicado a la localidad vecina y muy querida por mi, por algo pasé en ella seis años de estudios, de San Martín de Valdeiglesias. A todos los pinches os deseo un buen día, y en especial a su alcaldesa Mercedes Zarzalejo que el pasado sábado ante un pequeño incidente en el teatro, estuvo atenta y enormemente cooperadora para su solución, además de su colaboradora atención a la entrada del teatro. Muchas gracias. 

Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

domingo, 25 de octubre de 2020

Cadalso de Arriba. Buenos días.

Cadalso de Arriba 


Acercándonos a la Festividad de Cadalso de Arriba, hoy quiero volver a dedicar el Buenos Días Cadalso a todos y todas los que allí habitan, siempre en nuestro recuerdo.


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

sábado, 24 de octubre de 2020

Palacio de Cadalso de los Vidrios. Buenos Días Cadalso

 Palacio de Cadalso de los Vidrios


Desde el Palacio de Cadalso os deseo a todos un feliz sábado. Buenos días. 

Don Álvaro fue reacio
a Cadalso visitar,
ni a dormir en su palacio
dejando libre el espacio
a leyenda popular.

Saturnino Caraballo Días


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

viernes, 23 de octubre de 2020

Buenos días Cadalso. Deja que vuele tu imaginación.

Por la calle de la Iglesia



Siento el calor, mi pensamiento se detiene, vuelo a un pequeño paraíso llamado Cadalso, tal vez.....BUENOS DÍAS.

Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso


jueves, 22 de octubre de 2020

El Progreso. A Miguel Delibes por Miguel Moreno

 EL PROGRESO

(A mi hermano Justo, cazador como Delibes al que siempre recomienda leer. También a Javi L. Lentijo, vallisoletano, amigo e igualmente admirador de Delibes)

     El pasado 17 de octubre mi hermano Justo me recordó que de vivir su escritor favorito (el mío también), Miguel Delibes Setién, hubiera cumplido 100 años. Ha sido el narrador castellano por excelencia. Todo el mundo habla de lo grande que son sus “naciones” y olvidan a la que unió y dio razón de ser a España, además de descubrir un Nuevo Mundo: ¡¡¡Castilla!!! Don Miguel me devolvió el orgullo de ser castellano cuando leía sus libros y le oía hermosas  expresiones que recomiendo encarecidamente:

 


“Primero conocí mi provincia, más tarde la amé y, finalmente, cuando la vi acosada por la mezquindad y la injustica intenté defenderla. Durante ocho lustros hube de soportar que a Valladolid y Castilla se les acusase de centralistas, cuando, en rigor, eran las primeras víctimas del centralismo… Y cuando las circunstancias se agravaron y se impuso en el país la ley del silencio, yo trasladé a los libros mi preocupación por lo mío. Y ya no sólo para defender su economía sino para reivindicar al campesino, a nuestro labrador, su orgullo, su dignidad, el sabio empleo de nuestro idioma. Aquellas voces que arrullaron mi infancia fueron el germen de mi expresión futura. Los sentimientos que siempre anidaron en mis personajes: solidaridad, ternura, mutuo respeto, amor; el convencimiento de que todo ser ha venido a este mundo para aliviar la soledad de otro ser… Si el cielo de Castilla es tan alto, es porque lo levantaron los campesinos de tanto mirarlo… Hay unos ambientes que se reiteran en mi producción literaria: muerte, infancia, naturaleza y respeto al prójimo de buena fe…”    

Transcribo a continuación un pequeño extracto de su discurso de ingreso -ocupó el sillón “e”- en 1973 en la Real Academia Española de la Lengua. Lo pronunció el día de su toma de posesión -25 de mayo de 1975- hoy, cincuenta años después, se me antoja un discurso adelantado a su tiempo. Todo él está lleno de lógica, sencillez, amor a la Naturaleza y sentido común.

 


     "…El desarrollo, tal como se concibe en nuestro tiempo, responde, a todos los niveles, a un planteamiento competitivo. Bien mirado, el hombre del siglo XX no ha aprendido más que a competir y cada día parece más lejana la fecha en que seamos capaces de ir juntos a alguna parte. A mi entender, únicamente un hombre nuevo -humano, imaginativo, generoso- sobre un entramado social nuevo, sería capaz de afrontar, con alguna posibilidad de éxito, un programa restaurador y de encauzar los conocimientos actuales hacia la consecución de una sociedad estable. Lo que es evidente, como dice Alain Hervé, es que a estas alturas, si queremos conservar la vida hay que cambiarla.

      El hombre tiene sus raíces en la Naturaleza, que es, quizá, la última oportunidad de optar por el humanismo y al desarraigarlo con el señuelo de la técnica, lo hemos despojado de su esencia. Se le arrebata la pureza del aire y del agua, pero también se le arranca el paisaje en el que transcurre su vida, lleno de referencias a sí mismo y a su comunidad, y es convertido en un paisaje impersonalizado e insignificante. Se le amputa, también, el lenguaje que a fuerza de degradarlo lo hemos inutilizado para entendernos.

 


     El éxodo rural es un fenómeno universal e irremediable. Hoy nadie quiere parar en los pueblos porque los pueblos son el símbolo de la estrechez, el abandono y la miseria. Los hombres no hemos acertado a establecer la relación Técnica-Naturaleza en términos de concordia y a la atracción inicial de aquélla concentrada en las grandes urbes, sucederá un movimiento de repliegue en el que el hombre buscará de nuevo su propia personalidad, cuando ya tal vez sea tarde porque la Naturaleza como tal habrá dejado de existir. No es un rechazo a la máquina, sino que por un error de medida ella ha venido a calentar el estómago del hombre pero ha enfriado su corazón. Por esto mis personajes declinan un progreso mecanizado y frío, porque, simultáneamente, este progreso los rechaza a ellos, ya que un progreso competitivo, donde impera la ley del más fuerte, dejará ineluctablemente en la cuneta, a los viejos, los analfabetos y los débiles. Estas víctimas de un desarrollo tecnológico implacable, buscan en vano un hombro donde apoyarse, un corazón amigo, un calor humano.

      Lo único que se me ocurre oponer a un progreso cifrado en el constante aumento del nivel de vida es ensanchar la conciencia moral universal. En caso contrario gritaré ahora mismo aquello tan conocido de: "¡Que paren la tierra, quiero apearme!"

 


     Hace unos días, en un acto programado en razón de su Centenario, dijo de él Luis María Ansón: “Fue un escritor excepcional. Para él, la literatura era la expresión de la belleza. Lo más importante era la belleza del lenguaje. Fue uno de los seres más extraordinarios que cualquier persona puede conocer…” Fue un hombre incurablemente bueno…

 

Miguel MORENO GONZÁLEZ


miércoles, 21 de octubre de 2020

Otoño en Cadalso. Buenos días.

 Otoño en Cadalso


Lluvia, viento, humedad, el otoño ya está aquí, disfrutemos de nuestro pueblo, hay tanto para ser feliz. Cadalso me reanima. Buenos días.

Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

martes, 20 de octubre de 2020

Del Puerto del Pico al Torozo. Sierra de Gredos

 El Torozo

El Torozo desde la subida al Puerto del Pico


El Torozo es una cumbre de 2022 m. situada en el Macizo Oriental de Gredos, es la última cumbre de este macizo, ya que a partir del Puerto del Pico a 1395 m, comienza el Macizo Central. La subida se puede hacer casi  circular, ascendiendo por la cara norte, donde un camino siempre en ascenso nos llevará hasta el refugio de la Majada del Tío Manteca ( 1524 m. ) para continuar siempre, en este caso, por la vertiente norte hasta la fuente llamada de las Belesas y desde aquí hasta el refugio de los Cervunales a 1892 m. lugar de extensos prados y donde las vacas pastan a su antojo. En verano el calor aprieta en toda la subida, no existe un solo lugar para resguardarse a la sombra y el agua escasea, por lo que debemos llenar nuestras cantimploras en la fuente del Puerto del Pico y esperar que la de las Belesas tenga agua, hay años que se seca, éste todavía corría un pequeño chorro. También existe otra fuente junto al refugio de los Cervunales. Una vez en el refugio de los Cervunales se asciende junto al llamado arroyo de la Olla hasta la cuerda entre prados de cervuno ( hierba ) y canchales, ahora estamos en la cara este del Torozo. Durante toda la subida iremos viendo el valle del Alberche con las Sierras del Zapatero y Paramera que prácticamente  nos acompañaran hasta la misma cumbre. Una vez en el cordal el camino es evidente, está señalizado con algunas balizas, nos depositará en la aérea cumbre del Torozo a 2022 m, cumbre con vértice geodésico y un buzón para poder dejar constancia de nuestra presencia. Desde aquí las vistas son magnificas, el Circo de Gredos con el Almanzor perfectamente visible, además de otras cumbres, el espaldar de los Galayos y la Mira, la cumbre del Cabezo, el pico más alto del Macizo Oriental, el Valle del Alberche y el Barranco de las Cinco Villas a nuestros pies, nos harán disfrutar de esta jornada de montaña. Regresar se puede hacer por el mismo lugar, pero es más interesante recorrer el cordal en dirección oeste, donde existe un pequeño sendero señalizado con hitos, para descender hasta volver a coger el sendero de nuestra subida. Una marcha fácil, que nos invitará a conocer las grandes cumbres de Gredos, sin grandes desniveles y apta para todo el mundo. En total son unos 9 kilómetros para los que habremos empleado unas 4 horas para superar los 640 m. de desnivel, pero es mejor dejar el tiempo aparcado y disfrutar de cada momento, el lugar y la cima del Torozo lo merecen. 

Gracias a Jorge por el acompañamiento, a Félix por el buen momento de montaña que me ha regalado, y al Torozo que siempre está ahí para disfrutarlo. Gredos es maravilloso.

Cara sur del Torozo

Cara norte

La Serrota

Sierra de la Paramera

Refugio de la Majada del tío Manteca

Puerto del Pico

Ladera norte del Torozo con la Sierra de la Serrota al fondo

Aunque es agua no potable todo el mundo que pasa junto a ella bebe. Tú sabrás....

Hoyocasero

La suave ladera norte del Torozo

Sierra de la Paramera

Las vacas invaden el Ref. de los Cervunales

Refugio de los Cervunales

Chicharra de Montaña ( Neocallicrania miegii ) 

Encuentro con Felix, gran amigo del Grupo Cumbres

El alto Valle del Alberche y la sierras del Zapatero y la Paramera

Canchales antes de la cumbre


Cumbre del Torozo

Vértice del Torozo

El Macizo Central de Gredos desde el Torozo

El Cabezo, mayor altitud del Macizo Oriental de Gredos



El Almanzor y la Galana

La Mira y el espaldar de los Galayos


La vertical cara sur del Torozo


Barranco de las Cinco Villas

Machos de Cabra Hispánica

Descenso hacia el Puerto del Pico.







Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

lunes, 19 de octubre de 2020

La Peña Muñana estandarte de Cadalso. Buenos días.

 Peña Muñana


Ahí está cada día junto a nosotros, ella es única y bella entre las montañas. Es la Peña Mañana, símbolo y estandarte de los cadalseños. Buenos días a todos y todas.

Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

domingo, 18 de octubre de 2020

Nostalgia de la Corredera. CADALSO DE LOS VIDRIOS

 La Corredera


Otra postal de finales de lo 60, esta vez de la Corredera, tan diferente a la actual. Muchos dicen que antes estaba mejor que ahora, es posible, pero todo cambia en esta vida y ahora tenemos lo que tenemos. Siempre me ha llamado la atención que los políticos cambien las cosas sin consultar al pueblo, así ocurría antes y sigue ocurriendo ahora. Que cada uno opine lo que desee no les gusta. Y tampoco esta vez voy a dejar de solicitar algo; sería posible poner algunos bancos para que la gente pueda sentarse y algunas jardineras de adorno. Desangelada y vacía está siempre, eso si, como aquí se hace el baile para las fiestas y Carnaval, el mercado medieval, el Cadalvin, bueno, todo, todo, pues debe ser que así no hace falta quitar nada para instalar dichos acontecimientos. El resto del año, que es casi todo, claro que está mucho peor que estaba antes, sólo hay que ver la foto. 

Zorro Corredero


sábado, 17 de octubre de 2020

Buenos días Cadalso. La garnacha

 Garnacha de Cadalso


Hoy 17 de octubre nos levantamos con un Buenos Días Cadalso que nos da nuestra variedad de uva más característica, la más apreciada en nuestro pueblo y a la que desde hace siglos nuestros paisanos dedicaron todo su tiempo y trabajo, la GARNACHA.  Aunque muy diezmada la producción, todavía tenemos la gran suerte de deleitar nuestros paladares con excelente caldos de cepas viejas plantadas por nuestros abuelos, que todavía dan sus frutos. A mi me encanta la garnacha, y a ti seguro que también. No puedo dejar de felicitar y dar las gracias a todos esos jóvenes viticultores, que con su esfuerzo y trabajo han conseguido mantener la tradición vitivinícola en Cadalso, sin olvidarme de nuestra flamante Bodega Cooperativa, orgullo de todos. 


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...