Resumen

Cadalso

Cadalso
Visita Cadalso. Entra para ver y leer lo que te regala Cadalso de los Vidrios.

viernes, 17 de enero de 2020

Siete Picos, invierno sin nieve.


Siete Picos en invierno, sin nieve de momento.



En esta época lo normal sería que para subir a Siete Picos tuviéramos nieve desde el mismísimo puerto de Navacerrada, pero las cosas no van bien este año, el pasado tampoco fue generoso en nieves, aun así esperemos que lo que queda de invierno venga más cargado de ese elemento blanco que cubre las montañas y sirve para que muchos disfrutemos en su entorno y para que todos tengamos, cuando el deshielo de primavera llene los pantanos, agua para poder beber en los veranos tan secos que por estas tierras madrileñas nos suelen acompañar cada año. 
Pero bueno, la llamada de la montaña está hay, con nieve o sin nieve, y nada mejor para saciar esa llamada que un paseo por Siete Picos, acompañados de algunas flores, cada vez menos raras en invierno por estas montañas, y las vacas que pastan alegres donde otros años la nieve lo cubre todo, es lo que toca y así debemos admitirlo. Poco más que decir, si acaso que nuestras cercanas montañas de Guadarrama, aun sin nieve también tiene su encanto en invierno, aunque es evidente que no es lo mismo. Y así con la ilusión de que lleguen las nieves, parece que algo llega, pero no mucho, os deseo un feliz viernes a todos. Salud y montaña.


















Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

jueves, 16 de enero de 2020

Sentimientos de película, por Miguel Moreno



(Para la cadalseña Mª. Antonia Hdez. Navarro, porque su humor es un derroche de cariño y bondad)
           

                                                            

 SENTIMIENTOS DE PELÍCULA


     Anoche, por fin, acabé de ver la película que tenía grabada, “Vidas Rebeldes”, se titula. La protagonizan, entre otros: Crark Gable, Marilyn Monroe y Montgomery Cliff. Para los dos primeros resultó ser su obra póstuma, al poco de acabar el rodaje desaparecieron físicamente para facilitarnos, me temo, soñar mejor con ellos. Es conmovedora, como le gustan a Garci y por extensión a mí. Vi en su programa, “¡Qué grande es el cine!”, verdaderas joyas cinematográficas. De esas que te dejan un regusto imperecedero, que marcan un poco tu vida futura.




     No olvido la del “Jorobado de Nôtre Dâme de París”, la primera, la genuina, la auténtica… La secuencia de aquel hombre, jorobado y de sobrecogedora sonrisa, columpiándose colgado entre las gigantescas campanas de Nôtre Dâme de París buscando entretener y sorprender a la chica, mientras ella permanece feliz sentada sobre el pretil del campanario, me resultó de una plasticidad maravillosa e irrepetible. Sus miradas emocionadas por el amor son una antología del cine, un monumento a la ternura. Esas miradas sólo eran comparables a aquella otra mirada que en la película de “Frankestein” éste le dedica a una niña cuando le alcanza una flor que navega perdida sobre el río y se la entrega con una reverencia desolada en su mirada. Qué decir de aquella otra imagen de “L’Attalante”, cuando un enamorado le ofrece a su amada vivir con él en una chalupa que surca perezosa el Sena. En un momento de amor él le dice, metiendo su cabeza en un cubo lleno de agua, que hasta en el fondo del mismo ve dibujada, temblando, su imagen. Su cara sobrecogida le chorrea agua y felicidad en dosis parecidas cuando la saca del recipiente para decirnos de él, con una sonrisa inolvidable, que está viviendo un instante de felicidad plena. Después, ella le abandonó y él se dejó morir melancólicamente en un pequeño camarote tapado con una raída cortina. El barquito discurría suave y a la deriva, perdido entre aquellas tibias aguas que antes estuvieron enamoradas.




     La de anoche es parecida: Únicamente se besan sus personajes una vez y sin embargo el amor está presente, latente, durante toda la proyección. Amor en sus miradas, amor en sus bailes armónicos (no sé bailar, pero me agrada ver bailar a los demás), amor observando las estrellas, amor en las grandes borracheras que cogen. Amor, amor porque la vida sin amor es una imitación de la vida: una sarcástica caricatura. Hubo unas frases en las que quizá su auténtico significado no estuviera en su contenido sino en la manera arrebatada de decirlas. M.Monroe: “-Nos morimos cada minuto y no nos contamos lo que sabemos para amarnos más”. C.Gable: “-Lo que me abruma es saber que todo esto acabará un día”. M.Monroe: “-Soy débil como el ala de un gorrión recién nacido”. M.Criff: “-Me amarga mi propia vida”. Y le responde M.Monroe: “-Pero en cambio, albergas mucha sinceridad en tus ojos”. C. Gable: "-Eres la mujer más triste que he conocido nunca”. M.Monroe: “Pues todo el mundo piensa que soy muy alegre”. C.Gable: "-“Eso es porque cualquier hombre se siente feliz al mirarte”. Hay una secuencia en la que están todos sentados bajo el cielo raso, a la luz de la luna y las estrellas. Uno de ellos (que es aviador) habla del cielo y los planetas, de su inmensidad. Monroe le dice: “Qué bonito es tener cultura y saber tantas cosas”. Y éste le responde mirando a la lejanía con ojos vidriosos: “-Es mucho más bonito tener la grandeza que tu tienes y que está por encima de todo: tu sensibilidad. Cualquier cosa te afecta, te hace llorar y quieres ayudarnos a ser mejores procurando nuestra felicidad”.




     Son personajes perdedores, pero con grandeza humana. Están todo el tiempo al borde del abismo de su propia desolación sentimental. Uno de ellos implora entre sollozos: “-¿Qué tengo que hacer para que me quieran?” Es la vida en estado puro, sin adornos ni falsas alharacas. La realidad descarnada, brutal y sobrecogedora de nuestras propias existencias. Siempre nos estamos preguntando, sin reconocerlo la mayoría de las ocasiones: “¿Qué tenemos que hacer para que nos quieran?” Existen infinidad de personas que desviven (y a veces mueren) porque no sienten cercano ese amor que les falta y les resulta imprescindible para subsistir. Conozco seres humanos para los que su alimento más preciado es el amor. Igual que hay otros que viven para la envidia, el lujo o la mentira, permanecen unos pocos “inadaptados” para los que el amor les resulta fundamental para seguir viviendo.
     Se me antoja que el arte más difícil y maravilloso del cine es la capacidad que tienen sus protagonistas para conseguir hacer sentir y transmitir sentimientos a los espectadores. No sé que os parecerá esto, en todo caso son cosas que se me van quedando dentro, que me irán acompañando durante el resto del camino que me falta por recorrer. Lo averigüé anoche de sopetón, me vino silencioso y de puntillas según estaba viendo la película, solo y en penumbras, en el salón de mi casa mientras iba sintiendo despacito el ligero y suave roce del amor…




Miguel MORENO GONZÁLEZ


miércoles, 15 de enero de 2020

Poema a Casillas, un pueblo de Ávila, por Saturnino Caraballo


Poema a Casillas, un pueblo de Ávila




Casillas es un balcón
colgado de la montaña,
sus calles son un bastión
y el escudo y el blasón
del reino de la castaña.


Saturnino Caraballo
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

martes, 14 de enero de 2020

Risco El Grajal de Cadalso


Poema al cadalseño Risco El Grajal




Conformando una unidad
el Grajal y el Boquerón,
son los dos en paridad
próximos en vecindad,
con un mismo corazón.

Es el Risco del Grajal
para aquellos que lo miran,
edén en lo terrenal
y un entorno natural


En la imagen se refleja
del Grajal su exuberancia,
y así el Risco se aconseja
de un arbolado que deja,
admirarle en la distancia.

Marítimo se mantiene
pues navega en altamar,
hacia Cadalso se viene,
y a Tórtolas donde tiene
Boquerón su pleamar.



Saturnino Caraballo
El Poeta Corucho

lunes, 13 de enero de 2020

De canto Cochino al Collado de la Dehesilla y el Yelmo.


Pedriza fascinante.
De canto Cochino a El Yelmo por el Collado de la Dehesilla




Es esta una ruta clásica de la Pedriza, catalogada de moderada de realizar, apenas supera los 10 km. y los 600 de desnivel. El recorrido pasa por lugares emblemáticos como el Refugio Giner de los Ríos, el Tolmo, esa enorme piedra tan visitada, el collado de la Dehesilla, desde donde se tienen excelentes vistas. Tras una trepada algo más empinada llegamos hasta Las Cuatro Damas y el Acebo, con los Fantasmas a nuestra derecha, aquí el el sendero se hace más cómodo con enormes vistas del Embalse de Santillana y Madrid, para llegar a la Pradera del Yelmo, donde tras unas subida por grandes canchales llegas a una estrecha chimenea que te lleva hasta la cumbre. El descenso hasta Canto Cochino, lugar de partida, se realiza por la Gran Cañada más evidente y fácil que por el Hueco de las Hoces, mucho menos transitado, aunque también es otra opción ya que abajo se junta con la Gran Cañada. Un ruta cómoda para conocer La Pedriza que no te puedes perder, eso si, evitando el caluroso verano.  

Itinerario seguido. 

El famoso Risco de El Pájaro 


Al fondo asoma La Maliciosa 


Escaladores en el Hueso 

Collado de la Dehesilla 


Cumbres de Cuerda Larga desde el Collado de la Dehasilla 


A la derecha las Cuatro Damas y la Cara

Embalse de Santillana 


Madrid, las Cuatro Torres y las Torres Kio, Puerta de Europa..  



Cuerda Larga desde El Yelmo 
                       
Cara sur de El Yelmo 

La cabra y las torres, foto fácil de hacer en la Pradera de El Yelmo. 

El Yelmo 

Peña Sirio y las Torres al fondo.


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso



domingo, 12 de enero de 2020

El Zorro Corredero agradece vuestras visitas.


Visitas Zorro Corredero



Quiero agradecer a todos las visitas que se producen cada día en el Zorro Corredero. Es toda una satisfacción para mi saber que al menos hay un grupo de gente que me sigue y le gusta lo que viene apareciendo en el blog. También para los invisibles pero que también lo siguen hay un gracias. Os adjunto los dos últimos días para que os hagáis una idea de las visitas diarias.

Un abrazo a todos y gracias.


11.01.2020


Páginas vistas hoy
1.783
Páginas vistas ayer
1.527
Páginas vistas en el último mes
42.333
Páginas vistas (historial completo)
2.859.648




 10. 01 .2010


Páginas vistas hoy
1.527
Páginas vistas ayer
2.154
Páginas vistas en el último mes
42.284
Páginas vistas (historial completo)
2.857.853
Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

sábado, 11 de enero de 2020

Luces de Navidad 2019 en Madrid


MADRID EN NAVIDAD 2019


La Navidad se acabó hace unos días, Madrid se lleno de luces y de alegría, lo vimos y nos encantó, y ahora todo vuelve a la normalidad. Se acabaron las luces, los colores y esa fraternidad que nos entra a todos por estas fechas, así pues y para que la alegría persista un poco más, aquí van unas pocas imágenes de ese Madrid que tanto gusta a madrileños y foráneos. 

Madrid siempre es y será único. 



















Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...