Raquetas

Raquetas
Esperando que la nieve vuelva, ya queda menos.

La portalera del Valle

La portalera del Valle
Un recuerdo de otro tiempo

jueves, 2 de febrero de 2012

Atardecer del sábado 21 de enero desde el Molinillo



La naturaleza, y en este caso nuestros campos cadalseños están siempre llenos de sorpresas. Sales al campo para pasear, observar la vida natural o realizar algunas de las ya extintas labores de nuestras antiguas y hoy casi abandonadas cepas, y en esto estaba esta pasado sábado 21 de enero cuando casi sin darme cuenta la tarde se fue acabando en beneficio de la noche, que poco a poco fue apagando las luces del día para apoderarse de todo con esa no menos bella oscuridad.




Y allí en el Molinillo, bajo la atente mirada de los muros del viejo molino y de la moderna depuradora de aguas residuales de Cadalso, el atardecer de este caluroso y casi primaveral día de enero, me regaló uno de los atardeceres más bellos de los últimos días, y digo días porque en Cadalso casi cada tarde se puede vivir un espectacular y precioso atardecer.



 
El sol se ha ido ocultando entre la cadalseña Sierra de Lancharrasa y el portacho de Cenicientos como si se cayera en este último, los colores aparecen ante mi llenos de vida y fantasía, suelto las tijeras de podar, el albillo en este momento, y corro a disparar aquí y allá mientras el ruido de la cámara indica cada foto guardada, mis ojos y todos mis sentidos no dejaban de disfrutar del momento invernal que la vida me estaba regalando.




Y así se consumió la tarde, entro la noche y las luces de la depuradora iluminaron el lugar del antiguo molino y de la noche cadalseña. Más tarde camino de casa y para no perder la tradición, volví a parar en el Pilar para beber su fresca agua.


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

1 comentario:

Mari Carmen López dijo...

QUÉ FOTOS MÁS BONITAS!!!