Raquetas

Raquetas
Esperando que la nieve vuelva, ya queda menos.

La portalera del Valle

La portalera del Valle
Un recuerdo de otro tiempo

lunes, 27 de junio de 2011

La Fuente de los Palacios

Fuente de los Palacios

Pinar del Boquerón

Situada en pleno pinar de la Garganta del Boquerón el manantial brota entre enormes piedras lo que hace que sea difícil de localizar. El lugar donde se encuentra es muy poco frecuentado lo que ha hecho que la fuente se conserve siempre en buen estado y sin apenas suciedad.

La humedad y la humbría del lugar proporciona la formación de musgos.

El entorno de la fuente de los Palacios no puede ser mejor, rodeada de pinos, enebros y encinas en un lugar fresco y húmedo la mayor parte del año donde la poca afluencia de gente nos proporcionará sentir una soledad y un recogimiento poco común en nuestro tiempo, y si además a esto le añadimos el olor que siempre acompaña al lugar y que no es otro que el producido por las plantas aromáticas que allí crecen como el romero, el cantueso, el tomillo y ese olor a pino y resina que siempre acompañan al entorno de la fuente de los Palacios.

La fuente de los Palacios brota entre grandes piedras.

Es esta una de las fuentes con más antigüedad de Cadalso y aunque hoy en día no sea muy visitada y apenas utilizada, en el pasado su función fue muy importante y necesaria ya que a ella acudían a beber los pastores que pasaban gran parte del día con su ganado pastando por estos montes, así como los resineros, hombres que durante años trabajaron extrayendo la resina de los pinos que pueblan esta zona.

El agua es retenido por piedras naturales.

 Hoy en día solo es utilizada por algún caminante que se deja caer por la zona, aunque ya digo que tienes que conocer bien el emplazamiento para poder llegar a ella, y por el único pastor que aún conserva esta tradición de llevar su ganado a pastar por esta garganta y que a pesar de lo duro que es este trabajo lo ama y es feliz, me estoy refiriendo a Ángel.

Primavera en la Garganta del Boquerón.

En los últimos meses he visitado tres veces la fuente, la primera fue con los “Amigos de las fuentes”, era primavera y el paisaje brillaba con luz propia ante tanto colorido y agua que descendía garganta abajo buscando el arroyo del Boquerón, lugar donde vierten sus aguas todos estos regatos.

La niebla otoñal da al lugar un aspecto silencioso y solitario.

La segunda vez fue en otoño, aquel día la niebla jugaba con los pinos y cubría toda la garganta, la humedad era enorme y los musgos que cubren las piedras lucían su mejor color, una cascada de agua se precipitaba entre las piedras junto a la fuente y la soledad que producía el silencio y la ocultación producida por la niebla eran indescriptibles.

En invierno el agua que desciende garganta abajo se hiela y forma bellas imágenes.

Este enero pasado visite la zona y su fuente por última vez, y si las dos primeras veces accedí desde el camino de Peña Halcón, esta vez lo hice desde abajo por la Garganta del Boquerón y encontrar los pequeños arroyos con hielo por las bajas temperaturas reinantes en la zona y un poco más arriba casi llegando a la fuente donde el agua se precipita en pequeñas cascadas que producen inmensidad de gotas de agua que al caer sobre las ramas muertas se congelen durante la noche, el espectáculo es de una belleza que solo puedes disfrutar y comprender si estas aquí.

Piedras, musgo y pinos forman el conjunto natural del entorno.

Por encima de la fuente una hiedra crece desde hace décadas añadiendo una nota de frescor.

Bueno, no dejéis de visitar esta fuente en cualquier época del año y que disfrutéis con su agua y la belleza del entorno, y que al regreso dejéis todo como estaba, sin basuras y sin rastro de vuestro paso porque solo así podremos conservar para nosotros y para nuestros descendientes esta fuente tan ligada a Cadalso y los cadalseños durante siglos.

Y allí junto al manantial de la fuente dos tiestos resineros, de los de toda la vida, reposan para ser usados por los sedientos caminantes que hasta aquí llegan.

Agua limpia y transparente de buen sabor y frescura mana de la fuente de los Palacios.

Zorro Corredero

Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Los años que hace que no paso por esta fuente.
Gracias por las fotos que me han traido buenos recuerdos.

Mariano

Anónimo dijo...

Que gran lugar este de la fuente de los Palacios, lo digo por las fotos porque nunca he estado allí, je,je.

Cadalseña