valdemartin

Ayllon

viernes, 12 de abril de 2013

Debut de un torerillo en Cenicientos



DEBUT DE UN TORERILLO EN  CENICIENTOS
 
 
 
 El clarín vibrante anuncia
al cornúpeto al salir,
y el torero sin ver mira

al toro encerrado allí.
 
El toro se hace presente
y recorre el redondel,

y el torerito dispuesto
coge el capote con fe.
 
Le cita desde un extremo
y el toro se arranca fiero,
y la verónica brota
grácil, alegre y airosa.
 
Repite por delantales
y el pase queda lucido,

y en el tendido esperanza
por qué va por buen camino.

Se ciñe por chicuelinas
y de toro se reboza,
y emoción en los tendidos
por el aroma de rosa.

El tercio es de banderillas
y toma los palitroques,
fija al toro y zigzaguea
y sale airoso del choque.

Suena de nuevo el clarín,
el de la suerte suprema

que a toreros quita y pone
desde Romero hasta ahora.
 
Toma la espada y muleta
tirando suave del toro,
y hasta los medios lo saca
y comienza su faena.

 
La inicia por naturales
y da un pase de las flores,
remata con trincherazos
y con soberbios faroles.

El torerillo está puesto
en arte y conocimientos,
tiene oficio y tiene escuela
y tiene valor y arrestos.

Se perfila y mata bien
y le dan las dos orejas,
y en volandas se lo llevan
los coruchos a su fiesta.

 
Por Cenicientos “el Juli”
pasó como un meteoro,
lo dijo Gregorio Sánchez:
 será un torero grandioso.
 
Saturnino Caraballo.
 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta.¿Pero que pasa con las fotos antiguas de Ceniceros de Luis Ayusó?,desde hace un mes no pones ninguna y te agradecería que siguiera con ese pedazos perdido de nuestro pueblo.Eternamente agradecido "un Corucho"

Anónimo dijo...

Perdón por el Cenicero Ceniciento pero estos correctores ortográficos es lo que tienen.Un saludo