San Antón 2010

San Antón 2010
Recordando la fiesta de las sanantoneras de 2010

Pinturas iglesia

Pinturas iglesia
En el año 1947 se realizan las pinturas del Altar Mayor, pinturas que los de cierta edad hemos conocido, el pintor se llamaba Félix y cuentan....

jueves, 10 de enero de 2013

Respuesta a "Carta navideña de un amigo"


A Miguel, que siempre está en mis pensamientos y mis recuerdos.
Enlace "Carta navideña de un amigo"
http://zorrocorredero.blogspot.com.es/2012/12/carta-navidena-de-un-amigo.html

No es fácil saber lo que deseamos para nosotros mismos y que nos satisfaga en cada momento, y desde luego es mucho más difícil saber que es lo mejor para los que nos rodean y que es lo que ellos esperan de nosotros. 

Decirte, que de ti siempre espero algo que me llene, que me ayude a comprender tantas cosas que mi mente no es capaz de descifrar y que a pesar del sosiego que me produce los momentos alegres de la vida, no consigo llegar a ese límite del bien y de la tranquilidad que siempre busco, es así que en tus palabras encuentro la lectura amena y tranquila, es como si las frases demoraran la comprensión y alargaran las historias, siempre reales, que te unen a la vida y a Cadalso. Todos pensamos, tal vez demasiado, cuando en el regocijo nocturno que acompaña nuestros sueños, nuestra mente comienza a ordenar los recuerdos, el pasado, el presente, las personas, los momentos y todo cuanto acontece en las horas de cada día que vivimos, es esa voz tan distinta de las voces diurnas, la que nos entretiene en los segundos antes de conciliar el sueño, sueño que a veces tarde en llegar y otras se precipita en un hondo pesar que parece nos quiera tragar para siempre.

Tus recuerdos de Navidad son tan parecidos a los de tantas personas que podría decirse que nos los hubieran hecho aprender de memoria, la nieve dices era más abundante, pero es que por aquellos años todo era mucho más abundante, o al menos hoy así nos parece. Eran muchas las varas con las que aquellos maestros medían el silencio de las aulas, era mucho el serrín y los tajos que el maestro introducía en la estufa de las Parroquiales, eran muchas las labores que los vecinos realizaban cada día, eran muchas las desventuras de otros vecinos que soportaban la crueldad de la incomprensión del momento, eran muchos los braseros que mantenían los rescoldos y el aroma de los hogares, eran muchas las ilusiones de aquellos hombres de entonces que apenas si podían soñar, eran muchas las ganas de tener y probar que todos teníamos a lo largo de cada día y en cada situación, eran muchas las penas que se soportaban y las alegrías que también las hubo, todo era mucho en un tiempo donde se tenía tan poco.
Ya ves, todo era diferente y todo sigue siendo diferente hoy, pero yo pienso que los personas seguimos teniendo muchas ganas de todo y que aunque de forma desigual cada uno afrontamos la vida de la misma forma que aquellos hombres y mujeres de entonces, sólo ha cambiado el tiempo y tal vez la situación, pero los corazones, el amor, la amistad, la comprensión y todo lo bueno que hace del ser humano un animal extraordinario, sigue estando ahí hoy igual que ayer y probablemente igual que estará mañana.


Es posible que estos recuerdos que te asaltan por la noche e incluso a media mañana, que te abaten y te hacen reclinar la cabeza sobre los brazos, que te postran en el tiempo, que te hacen estar atentos a la enfermedad y que te mantienen muchas veces tembloroso ante la perdida de seres queridos, te sirvan también para añorar las andanzas de aquellos caballeros cadalseños andantes, andanzas prolongadas en el tiempo, algunas o casi todas ya olvidadas en los labios de las gentes, pero siempre actuales en las letras de hoy y de mañana.

Que este año 2013 y todos los demás sean grandes y felices para ti, tu familia y para todos aquellos que os quieren.

 

Un abrazo.
Pedro

Zorro Corredero
Fotos: Archivo fotográfico Pedro Alfonso
 

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pedro: Más sosegado he vuelto a releer tu correo y poco a poco voy interiorizando tus sabias, emotivas y amistosas letras. Escribes muy bien y sabes sintetizar perfectamente en la escritura tus sentimientos. Eso me parece que es muy grande y no está al alcance del común de los mortales. Felicidades por ello y por tantas cosas que desde "Tu Zorro" sabes transmitirnos para recordarnos lo que tú tan acertadamente defines en tu carta: "...los corazones, el amor, la amistad, la comprensión y todo lo bueno que hace del ser humano un animal extraordinario, sigue estando ahí hoy igual que ayer y probablemente igual que estará mañana." Efectivamente. Así es. Y estoy seguro que lo seguirá siendo porque a pesar de todos los adelantos tecnológicos siempre estaremos necesitados -y nos estremecerá- una frase de afecto, una caricia, un beso, un recuerdo emocionado... Y es extraordinario comprobar cuán felices nos hacen esas emociones; más, incluso, que el regalo material más preciado que nos hicieran. Nadie como tú sabe acercarnos esos sentimientos desde tu "blog". Todo él rezuma comprensión, cultura, pasión, entusiasmo y amor por Cadalso, por los cadalseños y todo lo relacionado con ambos. Y lo difundes con una gran sabiduría tanto popular (del pueblo) como espiritual (del espíritu). Me parece que ese es el camino para que todos lleguemos a entendernos y superemos las diferencias a fuerza de cariño procurando lo mejor para los que nos rodean. Todas esas enseñanzas maravillosas nos las vas mostrando con amenidad en todos tus artículos. Y, créeme, me asombra la manera tan amorosa con que lo haces y los valores que nos legas sin pedir (como debe ser) nada a cambio. Pienso que todos los seres humanos tenemos la obligación de transmitir nuestros conocimientos a nuestros congéneres para ser más libres, más cultos, mejores personas... Las maneras, en definitiva las caricias, con las que tú lo haces sobresaltan los corazones y les confieren la fuerza, la ternura y la energía necesarias para seguir adelante en esta empresa de sembrar bonhomía, a la vez que escarda la incomprensión.
Por todo ello, y por muchas cosas más que siento mejor que digo, muchas gracias, Pedro, en mi propio nombre y en el de tantos y tantos a los que les haces felices. Seguro estoy que todos rubricarán convencidos estas letras.
Ahora me voy que me están esperando. No me da tiempo ni a releerlo para corregirlo. Y gracias, muchas gracias. Bien las merece el desgarro de tu emocionada sinceridad.
Un abrazo muy fuerte, emocionado y sincero.
Miguel.

Anónimo dijo...

Como siempre....Pedro..Miguel, Miguel....Pedro, Chapeau. Como se suele decir, si no existierais habría que inventaros.

Furtivo.

Angela CM dijo...

Muy emotiva esta entrada. No has cambiado apenas nada :-)
Saludos

Anónimo dijo...

EMOCIONANTE.PEPE