Monton de trigo

Hayedo de Montejo

miércoles, 9 de enero de 2013

Cadalso en las portadas del Zorro Corredero en 2012


El 2012 ha quedado atrás, el Zorro Corredero y todos hemos cumplido un año más, pero la vida sigue y ya está aquí un nuevo año, el 2013. Espero que este año sea bastante mejor para nosotros en todos los aspectos y que cuando de nuevo llegue el final de año, todos hayamos notado una mejoría en lo nuestro y en todo lo que nos rodea.


Para celebrar la llegada del 2013, nada mejor que recordar las portadas que durante el pasado 2012, nos abrieron mensualmente este blog del Zorro Corredero de Cadalso de los Vidrios, vuestro blog y la voz de un pueblo.



Os deseo a todos un gran año, y os doy las gracias por seguir el blog y darme ánimos con vuestras visitas y mensajes, ya que sin vuestra presencia el Zorro Corredero no existiría.

Gracias y buen año.

Zorro Corredero.
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Cada una de ellas, una auténtica maravilla, portada perfecta a los contenidos que ilustran, a cada cual más interesante, emotivo y brillante.. Quizás se podría hacer un calendrio solidario con ellas, no sé, es una idea.
Yo también te deseo un Felicísimo Año Nuevo para Ti y los Tuyos, que sigas, como diría Kenny Rogers(o mejor cantaría), decorando nuestras vidas con tus fotos, viajes, paisajes e historias cercanas que nos hacen más humanos, sencillos y felices, como tu eres, Pedrito, grande de verdad.
Un abrazo. Balta.

Anónimo dijo...

Si, realmente bellas las estampas que nos dan la bienvenida cada mes en el Zorro Corredero, tan bellas que a veces pienso que todo es más hermoso en tu blog que en la vida real. Creo que tienes un don tan grande y tan cargado de amor por Cadalso, que consigues hacer de un lugar común para todos, un autentico paraíso.

Gracias Pedro por hacernos soñar cada día y feliz año también para ti y tu familia.

Un beso.
Inés

Pedro Alfonso dijo...

Muchas gracias por vuestros excesivos elogios, la verdad es que la verdadera maravilla es tener este paraje ahí al lado, sin gente, sin ruidos y tan nuestro.

Un abrazo
Pedro