Monton de trigo

Hayedo de Montejo

martes, 22 de abril de 2014

Niños de Cadalso a principios del siglo XX


                                 Niños de Cadalso a principios del siglo XX        


Son niños, sus rostros deberían reflejar alegría o tal vez sorpresa. No, no hay nada de eso en sus miradas, su semblante simplemente refleja la vida de aquella época, dura, muy dura.


La historia de Cadalso la forman cientos de personajes anónimos que han padecido, sufrido y disfrutado momentos de sus vidas en los mismos lugares que hoy nosotros, al igual que ellos, sufrimos y disfrutamos. Son cadalseños sin nombre que a lo largo de los siglos, han nacido, han crecido, fueron a la escuela, hicieron la mili, se enamoraron, se casaron, tuvieron hijos, trabajaron los campos y las canteras, disfrutaron de las fiestas del Gallito y del Cristo, vivieron las calles, las tabernas y los bares de Cadalso, envejecieron y al final murieron. De muchos de ellos ni siquiera queda ya un recuerdo y menos una fotografía, sus familias de hoy no les conocieron y nada ni nadie queda para recordarles.
Esta fotografía de tres cadalseños sin nombre, que nacieron a finales del siglo XIX y vivieron hasta principios o mediados del XX, es un homenaje a todas las personas anónimas que un día vivieron con sus miserias y sus grandezas en el pueblo de Cadalso, hoy nuestro, ayer de ellos y mañana de……

Hace unos años, una persona de Cadalso me enseñó esta foto, me dijo que eran de su familia y que le parecía que estaba hecha en San Antón, pero que no sabía quienes eran. Al igual que él, sus padres también habían guardado la foto, pero nunca le dijeron quiénes eran, tal vez porque tampoco lo sabían.

Mirar está foto es sentir nuestro humilde pasado, es llenarnos de sentimientos y de pensamientos humanos cargados de amor. Observer la mirada de estos cadalseños es percibir el empobrecimiento, el atraso y la incultura de la época. Sus rostros nos devuelven a otros tiempos en los que se trabajaba de sol a sol, donde los productos básicos eran tan caros que los jornales apenas daban para vivir. La pobreza era tal que el único fin de aquellos años era vivir y poder comer. Qué pensarían ellos de nosotros si pudieran vernos hoy en día?

Que estos personajes sirvan para recuerdo y admiración de aquellos otros cadalseños que un día vivieron y forjaron este pueblo, legándonos todo con su trabajo y amor.

Y gracias a la familia y la persona que durante tantos años guardo la foto porque dice tanto y es tan real que con solo una mirada nos vale para saber y comprender la dura vida de nuestro pueblo en otros tiempos y nos ayuda a comprender quiénes somos nosotros.


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

9 comentarios:

Anónimo dijo...


La prueba de que una imagen vale más que mil palabras la podemos encontrar en esta foto. Es toda una película del pasado cadalseño reflejado en sus caras, sus miradas, sus ropas y sus pensamientos que casi se pueden leer en sus expresiones.

Gracias Pedro.

Inés

Miguel Moreno González dijo...

Evocadora foto de los rostros melancólicos de los niños cadalseños. Los tres aparecen entrelazados, identificados en su cariño y en su -aparente- desamparo. Pero a diferencia de las fotos hechas en la posguerra en ésta yo no intuyo ni pena ni tristeza en sus ojos. No sé. Me parece que son miradas de perplejidad ante lo que les está por llegar. Pero no les veo esa pena que en todas las fotos realizadas entre los años que van de 1935 a 1960 a mi me parece descubrir. A lo mejor me confundo y es simplemente esa mirada melancólica que casi todos los cadalseños albergamos desde siempre. Debe ser por el agua, o el aire o vete tú a saber por qué...

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

LA QUIEBRA DEL ESTADO
"Los pueblos que olvidan su historia
están condenados a repetirla"
Winston Churchill

Ante una hecatombe nos encontramos
de imprevisibles y arduas consecuencias
y la encrucijada en que nos hallamos

requiere de todas nuestras potencias
y marchar unidos y emparejados
al lado de las grises eminencias.

Con los capitales evaporados,
ocultos y puestos a buen recaudo
igual que los millones esquilmados.

Quien de esta nos saque debe ser raudo
declarado prócer de España emérito
y en mis versos lo estimulo y aplaudo.

En un tiempo ya olvidado y pretérito
España desunida y enfrentada
fue causa de vergüenza y descrédito.

Nuestra patria inerme estaba acosada
y al querer salvarla la mutilaron
y la mantuvieron encarcelada.

Después los tiempos para bien cambiaron
y variaron vaivenes de fortuna
cuando unas clases medias apuntaron.

Y ahora sin comparación alguna
y sin establecer un paralelo
salgamos de esto sin pedir la luna.

La ciudadanía fija su anhelo
en gobiernos serios y responsables
que no nos infundan tanto recelo.

¡Lejos, demagogos irresponsables!
adoptando caras de "yo no he sido",
ansiamos gobiernos irreprochables.

El español es un pueblo sufrido
que acepta y sabe admitir la verdad
pese a se escéptico descreído.

Decid con meridiana claridad
cuál es la situación real de España,
no anulen de nuevo la Libertad.

Y desentrañaremos la maraña
aunados en defensa del Estado,
y la autonómica red de la araña
no tire a la patria al acantilado.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Anónimo dijo...

Yo creo eran unos vecinos de tus abuelos vivian al lado de Cubilla la chica es la Jose y sus hermanos , posiblemente tu tia Bienve les reconozca mejor

Juana Lopez Garcia

Pedro Alfonso dijo...

No le sé. mi tía no los conoce. Yo creo que eran familia de la Patri.

Anónimo dijo...

Jacinto,es unico,no se perdia un pose.

Rafa Muñoz

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

EL HOMBRE DEL SACO

Cuentos de la infancia, bustos
historiados en relatos,
semblantes hoscos y adustos
por quienes creímos justos
próceres en los retratos.

Si no te lo comes todo
es a ti a quien come el coco,
y nos daban con el codo
así que de cualquier modo
nos contentaban con poco.

Anduvo un sacamantecas
hecho siempre un desalmado
que arrancaba hasta las pecas
y nos convirtió en babiecas
y nos cabalgó al dictado.

"¡Cuidado, saca la grasa!",
nos decían como aviso,
y te deja hecho una pasa
y si vuelves a tu casa
ya por siempre eres sumiso.

Luego el más preocupante,
siempre ha sido el noi del saco,
con el continuo agravante
de ser el del tic rampante
de sonrisa y arrumaco.

Y el hombre del saco ha vuelto
y hace ostentoso derroche
y anda libre y anda suelto,
elegante y desenvuelto
y España le paga el coche.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

DON MANUEL AZAÑA
El mensaje de la patria eterna
que dice a todos sus hijos: paz, piedad y perdón.

Lúcido y hombre de Estado,
republicano y patriota,
el peso de la derrota
acabó el sueño dorado.
Prontamente fue apartado
y la España de su entraña
se desangra cual montaña
con la sangre de un torrente
que anega a ríos de gente
sobre el corazón de Azaña.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

DESDICHADA ESPAÑA

Proclive a la desventura,
descubridora de un mundo,
siempre el abismo profundo
piel de toro te tritura.
Tu lengua es magistratura
que se imparte por los foros
de los hispánicos coros
que forjaron españoles,
vascos, catalanes, soles...,
que tienen nombres sonoros.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho