San Antón

Abedular de Canencia

lunes, 7 de abril de 2014

Cadalso de cerca.



Observar, escuchar y comprender lo que tenemos, es la mejor forma de conservar el legado cultural y la diversidad de nuestra historia.



Existen muchas formas y puntos de vista para aproximarse a la rica y compleja realidad de nuestro pueblo. Esta es una vía que nos acerca a nuestro patrimonio y nos abre los ojos ante la realidad de lo que cada día vemos pero casi no apreciamos.





Con cada una de estas imágenes nos podemos sumergir en lo peculiar de nuestro arte, donde todo es posible imaginar y donde tantas veces hemos sentido el genio de nuestros antepasados y el origen íntimo y a la vez entrañable de nuestras gentes.





Recuerda que muchas veces no es suficiente con observar, también el relato de alguien que conoce lo que nos atrae, nos proporcionará un mayor conocimiento del lugar, aportándonos datos sobre los acontecimientos que ahí ocurrieron. Recuperar la tradición oral, algo perdida en estos tiempos, nos ayudará a comprender mejor las cosas y nos servirá para que en muchos casos no se pierda el legado cultural.





Seguramente después de observar detenidamente estas ilustraciones, contempladas con sosiego y admiración, sentirás el deseo de mirar, de sentir cerca cada lugar, de volver a descubrir los atractivos ocultos que Cadalso nos proporciona, enraizados en el arte popular de cada unos de nuestros monumentos, calles o caminos. 




Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

3 comentarios:

Anónimo dijo...


Bonitas detalles de nuestro pueblo.


Un saludo.
Mariano

Miguel Moreno González dijo...

Si hubiera muchos cadalseños como tú... Qué digo cadalseños... Si hubiera muchas personas como tú, otro gallo cantaría a esta sociedad. Nos enseñas a mirar porque asumes que saber mirar es saber amar.

Pedro Alfonso dijo...



Muchas gracias por esos piropos. Decirte Miguel que en cada rincón de Cadalso existe algo que ayuda a amar,a recordar y sentir que lo que tenemos delante es nuestro y por lo tanto importante, es una lástima que no todo el mundo lo vea así.

Un abrazo.
Pedro