Raquetas

Raquetas
Esperando que la nieve vuelva, ya queda menos.

Majalcobo

Majalcobo
Pincha en la foto para ver la Ruta de las Cascadas de Majalcobo ( Casillas )

viernes, 25 de abril de 2014

Museo Etnológico de Cadalso de los Vidrios. Casa Corredera ( 2ª Parte )




Desde siempre el hombre se ha rodeado de una serie de herramientas, utensilios, aperos y adornos que le han servido para desarrollar su trabajo y su forma de vida. Cada una de estas piezas adaptadas a un determinado uso le sirvieron para una serie de oficios determinados y para hacer más fácil la vida diaria en su entorno.



    Las cocinas tenían un enser de madera donde se colocaban las tapaderas de hierro.


Plato-bandeja que D. Crotido de Simón Martínez dueño de El Cafeto, regalaba a sus clientes. Año 1929 


Cadalso como todos los pueblos también tuvo la necesidad de desarrollar elementos adaptados a sus necesidades. Aunque la mayoría de las actividades se repiten en la zona, muchas de las piezas a veces eran únicas de la comarca y por lo tanto distintas al resto de España.



En la farmacia de Don Rafael Reig en la calle Real se realizaban todo tipo de fármacos para la cura de los enfermos. Este fue prescrito por el Dr. Porras, médico de Cadalso en 1923 




La mano del artesano siempre estuvo presente en Cadalso, hoy ya casi no son recordados pero todavía los más mayores albergan en sus recuerdos personajes que trabajaron la madera, la piel, el hierro y como no la piedra. Sus nombres y muchas veces la familia, está ligada a estas profesiones hoy casi desaparecidas si exceptuamos la de la piedra.


    La cantarera no podía faltar en ninguna casa cadalseña. Las casas todavía no tenían agua                corriente por lo    que se sacaba del pozo o se recogía en cantaros en las fuente de la Plaza.


   "Albarcas" o abarcas utilizadas por los hombres del campo.

    Bicicleta de la marca Wilson utilizada a mediados del siglo XX

Los chocolates Matías López se vendían en las tiendas de ultramarinos de Cadalso. La fábrica fue fundada en 1855 por el gallego Matías López López en El Escorial y cerró en el año 1965


En esta segunda entrega de objetos y herramientas que un día formaron parte de la vida cadalseña, aparecen utensilios de cocina, aperos de labranza o simplemente adornos para la casa. Todos prácticamente están en desuso, pero casi todos son recordados por los menos jóvenes y más por los de cierta edad, ya que probablemente convivieron con ellos y fueron parte de su trabajo y de su día a día.




      
      Rastra, realizada en madera y hierro servía  para allanar los huertos y prepararlos para la                   siembra. Era enganchada a una caballería que tiraba de ella.


Crotido de Simón Martínez fue el propietario de los cafés El Cafeto a principios del siglo XX. la casa El Cafeto se encontraba en la calle Hernán Cortes, 7 Almacenes Coloniales y desde aquí distribuían a los pueblos de Madrid. 


Zorro Corredero
Fotos: Museo Etnológico de Cadalso. Casa Corredera
Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

6 comentarios:

Anónimo dijo...



Enorme labor la que llevas realizando desde hace años. En tu museo está la historia de la gente cadalseña y de todo el pueblo.

Gracias.
Inés

Asociación Amigos Camino de Santiago en Cadalso de los Vidrios dijo...

A todos los que nos gustan estas cosas nos tiraríamos horas y días enteros viendo esos objetos tan valiosos en sentimientos y recuerdos. Gracias por conservarlos, por cuidarlos y gracias también por mostrárnoslos. Un saludo. Javier.

Pedro Alfonso dijo...


Gracias a los dos, y por supuesto el museo está a vuestra disposición cuando lo deseéis.

Un saludo
Pedro

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

A mi padre yo le vi
muchas veces con la rastra
y gran emoción sentí,
al verla plasmada aquí,
y su recuerdo me arrastra.

Pedro Alfonso dijo...

Muchas gracias Saturnino por tus palabras en forma de poema.

Un saludo

Anónimo dijo...

Las albarcas que recuerdos no se rompían nunca

Carmen Frontelo Morales