galayos

galayos
Galayos-La Mira. Gredos

El Alto

El Alto
Un paseo con vistas desde el Alto hace 10 años, un lugar de Cadalso.

lunes, 27 de julio de 2020

Santa Teresa en Cadalso. Buenos días.


Santa Teresa en Cadalso



Llegando a Cadahalso durmió Teresa a las puertas de la muralla, para partir al alba hacia Escalona y llegar a su destino en Toledo.
Marzo de 1570 


Zorro Corredero
Fotos; Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenos días

Rosa Merchan

Anónimo dijo...

Buenos días

Pilar Lopez Navarro

Anónimo dijo...

Buenos días feliz lunes

Esperanza De La Cruz García

Anónimo dijo...

Buenos días Pedro Alfonso

Juani Robles Morillas

Anónimo dijo...

Buenos Dias

Antonia Frontelo Morales

Anónimo dijo...

Es que al parecer el camino real de Ávila a Toledo por entonces pasaba por Cadalso., aunque ya don Álvaro de Luna el siglo anterior había hecho de las suyas desviándolo de los sitios por donde tradicionalmente pasaba para conectar directamente Escalona con San Martín.

Juan de los Bosques

Pedro Alfonso dijo...

Así es Juan, el camino Real pasaba por Cadalso y sigue pasando, de ahí la calle que atraviesa el pueblo de norte a sur llamada desde siempre calle Real. Hoy, más o menos, el Camino de Santiago del Sureste de Alicante y Santiago, sigue el mismo itinerario entre Escalona y Cadalso.

Anónimo dijo...

Buenos días Pedro

Esther Martin Fernandez

Anónimo dijo...

Buenos dias

Maria Rosario Caballero Lopez

Anónimo dijo...

Buena foto de la casa de Santa Teresa.

Mariano

Anónimo dijo...

Bonito dato Pedrito

Maria Antonia Hernández

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

La aguja del contador
por combustible decanta,
y le pide al conductor
que pare en el surtidor
del gasoil en Villamanta.

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

TERESA DE ÁVILA A SU PASO POR CENICIENTOS

La carmelita a su paso
camino de sus conventos,
se detuvo en Cenicientos
una tarde en el ocaso.

Obteniendo aquí posada
en la humilde hospedería,
aguardó hasta el nuevo día
para proseguir jornada.

Después de acabar su aseo
y del hábito mudarse,
quiso aún embelesarse
por el pueblo en un paseo.

Y eligió por compañera
porque la vio muy abierta,
muy vivaz y muy despierta
a la locuaz posadera.

La madre siempre curiosa,
se paraba ante las puertas
de lugareños abiertas
de suyo tan cariñosa.

Por cuantas calles pasaba
un remolino de gente
se hacía ante ella presente
y a todos los saludaba.

Su fama la precedía
por los años cimentada,
y de vuelta a la posada
Cenicientos la seguía.

Y retirada al descanso
la infatigable viajera,
la servicial posadera
la condujo a su remanso.

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

Tiempos son calamitosos;
los que nos toca vivir,
tan borrosos y horrorosos
purgatorios ominosos
antesalas del morir.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...