Flores de Cadalso

Flores de Cadalso
Quieres conocer las flores silvestres de Cadalso?

Pinturas iglesia

Pinturas iglesia
En el año 1947 se realizan las pinturas del Altar Mayor, pinturas que los de cierta edad hemos conocido, el pintor se llamaba Félix y cuentan....

jueves, 19 de febrero de 2015

Crónica del Carnaval de Cadalso de los Vidrios 2015. Dulzaineros de Ávila





Dulzaineros de Ávila





Los Dulzaineros de Ávila han vuelto un año más a Cadalso por Carnaval, ellos son los que ponen la música, esa que suena a Carnaval y mucho más a las Ánimas. Yo no entendería el Carnaval de Ánimas sin las dulzainas y los tambores, en Cadalso a las dulzainas siempre se las ha llamado gaitas, quién no ha oído eso del "tambor y la gaita", vamos que se podría decir eso de...."no eres de Cadalso si no has oído el tambor y la gaita por carnaval"


Muchos años llevan viniendo los Dulzaineros de Ávila para hacernos el Carnaval de ánimas mucho más alegre, mucho más nostálgico, y es que con sólo oír las dulzainas y el tambor, nuestro cerebro se transporta a los años de nuestra niñez y los recuerdos brotan por todos lados, es sin  más el hechizo que sobre nosotros tienen esas notas que llenan las calles de Cadalso y nuestros corazones.


Los dos Pacos son los encargados de convertir el aire de Cadalso, siempre frío por estas fechas, en murmullos irreales que invaden nuestros sentidos, aunque no todo el mundo siente lo mismo, cosa que no entiendo si ya tienen una cierta edad. La historia del Carnaval de Ánimas de Cadalso está plagada de sonidos de gaitas y tambores, de hombres y mujeres, de recuerdos y sensaciones, de amores y penurias, de silencios y ternuras, pero más que nada de sentimientos que configuran un montón de estados que desde siempre nos han servido para sentirnos más cadalseños.
 

Paco ha vuelto a Cadalso con su dulzaina, él es hijo de Román, ese otro dulzainero al que los años la han retirado de Cadalso y su Carnaval, pero nunca de acercar sus labios a la pipa de su dulzaina y soplar hasta conseguir notas que brillen y suenen a música casi celestial. La mejor forma de homenaje a Román, salmantino y dulzainero, es recordarle a través de su música y esto es lo que yo estoy haciendo ahora mismo.


LLevan años entre nosotros, tantos, que ellos son los que marcan el camino de los capitanes y soldados de Ánimas en su recorrido por las calles de Cadalso al grito de "Ánimas". Los vemos, los miramos pero sobre todo les escuchamos durante los tres días que dura al Carnaval. 
Cuentan los mayores, los más mayores, porque los de mi edad hace algunos años que ya estamos en el primer grupo, que antiguamente los "gaiteros" venían andando desde Ávila o Salamanca, siendo costumbre ir a recibirlos a Tórtolas, llegando muchos hasta el Arenal, para luego subir todos juntos escuchándoles tocar. Por entonces se cantaba un estribillo que decía.

El tambor y la gaita para el domingo
acudid muchachos que ya han venido.


 

Y con las notas del otro Paco y la experiencia de sus muchos años de dulzainero junto a la percusión de los tambores, pongo final por este año a la entrada dedicada a estos grandes músicos, herederos de la música medieval que en otros tiempos tanto sonaba en Castilla, ellos son el legado del folklore castellano y los ecos del pasado.
Mi más sincera enhorabuena por vuestra actuación y un recuerdo muy grande para ese otro enorme dulzainero que es Román.



Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

3 comentarios:

Anónimo dijo...


Que bien suenan esas gaitas y tambores, es ruido celestial del carnaval de cadalso.

Anónimo dijo...

Que bonitas las gaitas y que pena que no haya nadie de Cadalso que las pueda tocar

Rosario Escudero Alvarez

Pedro Alfonso dijo...

Las gaitas o dulzainas son una parte importante del Carnaval, otros instrumentos son sucedáneos. Una pena perder ese sonido.