San Antón 2010

San Antón 2010
Recordando la fiesta de las sanantoneras de 2010

Vidrios de Cadalso

Vidrios de Cadalso
La producción de los hornos de Cadalso tiene éxito en origen por la simplicidad de la decoración y de las formas. Muchas de éstas son tradicionales, y fueron anteriormente usadas por la orfebrería. Más tarde durante los siglos XVI al XVII se ven influidas por las venecianas.......

lunes, 5 de abril de 2010

Costumbres. El día del Hornazo en Cadalso de los Vidrios



La peña y el día del Hornazo


El Hornazo, fiesta cadalseña desde tiempos remotos, es un día de unión entre cadalseños y su Peña Muñana, a la cual nos dirigimos todos cada año para celebrar este festivo día y así comenzar la ancestral fiesta del Hornazo, también llamada “Dornazo”.
Hoy la fiesta es multitudinaria, con gran afluencia de familias y pandas de amigos que suben andando o en coche para preparar una buena comida al calor de la lumbre de leña de pino o sarmientos, para luego degustarla con un buen vino de nuestro pueblo y su consiguiente algarabía posterior, tampoco falta un chiringuito donde se venden todo tipo de bebidas, y hasta la banda de música acompaña el acontecimiento, así como juegos y regalos, todo ello preparado por nuestro Ayuntamiento, después unos suben a la Peña y otros no, unos comen hornazo y otros no, pero al final todo el mundo se lo pasa bien.


Día del Horanzo____1968 Fijaros en los jerseys, parece que se llevaban de ochos.


Este Hornazo que he contado es el de hoy, y viene celebrándose así desde hace unos años, pero hace bastantes años el día del Hornazo se celebraba de otra manera. 
Por la mañana los muchachos juntábamos para la merienda que cada año se celebraba en una casa diferente, juntar se juntaba poco, los tiempos eran muy diferentes a los de ahora y con un simple huevo duro y unas pocas patatas cocidas era suficiente para preparar un ensaladilla, base principal de la merienda, aunque a alguno no le gustara y prefirieran un plato de judías verdes, y de segundo;  siempre nuestra querida tortilla francesa. Este día cada uno comíamos en nuestra casa y al terminar cogíamos nuestro hornazo envuelto en una servilleta con todo el cariño de nuestras madres y la calabazo o botella con una limoná, suave pero limoná, preparada por nuestros padres, y así con nuestro hornazo y limoná nos dirigíamos por la Sangre a las Eras de la Peña para degustar nuestro hornazo, un hornazo comprado en aquellas entrañables panaderías donde los hornos de leña y jara calentaban gracias a la buena labor de nuestros panaderos, como Balta en la Calle de la Iglesia, el tío Vitor en la Sangre, Alfredo en la Plazolilla, el tío Emilio en la calle del Cuerno y Higinio en la calle de la Sangre, La limoná, la nuestra de siempre, se preparaba con un poquito de nuestra garnacha, frutas y limón natural, luego venía la subida a la Peña todos juntos y el regreso de nuevo a las Eras para seguir con nuestros juegos, los de la Plaza siempre nos colocábamos en unas piedras a las que llamábamos “El avión” y allí entre juegos y bromas pasábamos la tarde y cuando la noche comenzaba a caer sobre el lugar, regresábamos al pueblo para degustar nuestra humilde merienda, que a nosotros nos sabía a gloria. 
Antes, el fotógrafo apostado junto a la tómbola parroquial que existía enfrente del Tropezón, nos incitaba a la foto, y nosotros que por aquellos tiempos éramos felices con casi nada, enseguida nos juntábamos para posar y así pasar a la posteridad. 

Día del Hornazo___1967

Estas fotos son de mi panda de la Plaza, no hace falta poner nombres ya que todos son de sobra conocidos. Espero que el Hornazo sirva siempre para unir a nuestro pueblo y nuestra gente con su Peña, y que siga celebrándose durante muchos años de esta u otra manera, y que a quién corresponda, que creo somos todos, pongamos todo de nuestra parte para dejar las Eras y la Peña como siempre ha estado, limpia y sin basuras.

Un abrazo y feliz día del Hornazo a todos, todos.

Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué cantidad de recuercdos bonitos y...qué deprisa ha pasado el tiempo. Todavía me acuerdo de el día de ambas fotos y de loos pequ´ños detalles, como el color de los jerseys, las cantimploras, el trajín de aquellas entrañables mañanas del "Dornazo" llenas de nervios, dudas y consenso "a duro y a huevo" y el raro, en este caso yo, el añadido de las judías verdes. Asocio la merienda de ese día, no me preguntes por qué, con la de un año en casa de tu abuela, justo en el mismo lugar dónde habíamos celebrado tu comunión. La verdad, amigo Perico es que, como bien díces, hemos tenido una infancia muy, muy feliz que, además, nos ha dejado unos lazos de amistad imperecederos. Miras las fotos y, espontaneamente, brotan una sonrisa cálida y un aluvión de recuerdos y personas ENTRAÑABLES.
Gracias por el disfrute que nos proporcionas con tus presiosas entradas en el Blog y, GRACIAS por tu amistad verdadera.
Un abrazo.
Balta

ludy11 dijo...

Cada año cuando estamos en la peña (como ayer) disfrutando de unas chuletitas y un buen dia en el campo, recordamos lo bien que lo pasabamos antes, cuando no ibamos a xomer alli, pero llevabamos nuetro hornazo en una servilleta de cuadros con un nudo en el centro y una cantimplora con agua o limon y luego todos a la merienda en la casa que tocase, eso si por la mañana en la plaza todos prontito con el duro y el huevo. En la merienda esos riquisimos huevos chinos, o las chuletas empanadas y despues el guatequillo y los chicos todos los años dicen "eso, lo mejor del guateque, cuando se apagaba la luz" jejeje que buenisimos recuerdos.

Ahora lo pasamos muy bien, pero entonces, era otra historia.

Un saludo,
Ludy

Anónimo dijo...

Claro que no hacen falta nombres que tiempos que poquito necesitábamos para pasárnoslo bien

Carmen Frontelo Morales

Anónimo dijo...

Muy bonito Pedro cuantos recuerdos

Pilar Calvo Villarín

Anónimo dijo...

Bonita historia

Jose Antonio Alvarez

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

LA NAVA
Usos, fiestas y costumbres de Cenicientos

¿Cuándo surgen las costumbres?
En los pueblos la raigambre
que se cuentan en las lumbres,
mientras saciamos el hambre.

Carecemos de memoria,
de datos y documentos,
clarificando la historia
de los mágicos momentos.

Fiestas de origen pagano
fueron todas adoptadas
por el despertar cristiano,
aunque siempre atenuadas.

Es nuestra fiesta La Nava
de tiempos inmemoriales,
después que Jesús desclava
los clavos descomunales.

Es al sábado siguiente
del resucitar de Cristo,
el guisado consiguiente
salvo que surja imprevisto.

Hay alegría en las casas
donde reina el optimismo.
Los flanes, las uvas pasas,
hoy no cabe el pesimismo.

Humean las chimeneas
y hay risas en los fogones,
mar abierto sin mareas,
fomentar las tradiciones.

La casa por la ventana
se tira si es necesario;
no importa tal vez mañana
se nos pare el calendario.

Relumbre dan las tortillas
y filetes empanados,
arroz con leche,natillas,
y abundancia en todos lados...

Y amaneciendo el domingo
entra el pueblo en erupción,
bien vestidos o de pingo
cada cual con su elección.

Unos prefieren el coche,
y hay eternos caminantes
que en calzado hacen derroche,
en el caminar constantes.

Hay destinos para todos,
unos marchan hacía El Hoyo
donde existen acomodos
que nos brindan un apoyo.

Otros plantan sus manteles
en la cumbre de La Peña,
coronada de laureles,
nuestra identidad y enseña.

Y volvemos a ser niños
con los juegos de la infancia,
con la tez de los lampiños
sin marcarnos la distancia.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

CANCIÓN DE NAVA

Con su comida de Nava
la niña su pelo lava,
lo trenza y se lo deslava.

Lista tiene su mochila
y un sueño tras otro hila
que a su gusto lo deshila.

Dice que ya tiene un novio
que la sume en un agobio,
si te quiero o me desnovio.

Sus amigas a la puerta
la miran con boca abierta
y se aturde y desconcierta.

Dicen que su enamorado,
en una esquina esquinado,
se hace el desinteresado.

La niña emite un sollozo
como caída en un pozo
que produce gran destrozo.

Su corazón palpitante
con la vida por delante
siente un dolor lacerante.

Coruchita sé, de amor,
y comprendo tu dolor,
y me afliges bella flor.

Pues aunque el amor primero
dicen que es el verdadero,
no suele ser duradero.

Alegre canta en La Nava
que tu pena nunca agrava,
¡ya serás de amor esclava!

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho