Monton de trigo

Hayedo de Montejo

jueves, 20 de octubre de 2011

Granado


El granado es un árbol que puede llegar a medir los cuatro metros, pertenece a la familia de las punicáceas y su fruto es la granada.
La granada tiene una piel bastante gruesa de color verde amarillento y en su interior contiene muchas semillas rodeadas de una pulpa jugosa que al madurar adquiere un color casi rojo. Fue introducida en España por los cartagineses a través del mediterráneo y se afirma que ya los egipcios lo cultivaban al encontrar esta fruta en tumbas de hace 2500 años antes de la era cristiana.


En España se cultiva en Andalucía y Levante, siendo su fruto algo elevado de precio por la escasez en su recolección.
En el otoño es cuando su fruta está en mejor plenitud para su consumo y pueden llegar en buen estado hasta diciembre. Se deben recolectar antes de madurar ya que de lo contrario la piel explota en el árbol y sus vistosos frutos atraen a pájaros e insectos que las devoran en poco tiempo.


Sus granos están compuestos principalmente de agua y potasio además de otros componentes en menor medida como los taninos, fáciles de reconocer por la aspereza que produce en el paladar cuando la comemos. De bajo valor calórico es buena como tratamiento de la diarrea, para los gases, para la diabetes y hasta para las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Ya veis que vale para casi todo.

Se puede consumir de múltiples maneras y su jugo es la conocida granadina.


En Cadalo es fácil observar este árbol en huertos donde casi nunca supera el números de dos o tres y aunque escaso siempre podremos encontrar granadas para degustar en esta época otoñal. Hace años eran muy solicitadas las que vendía la “Colasina” en la calle del Coso y que maduraban en la huerta de la Paloma.


Si comer su fruto es un placer no digamos poder observar sus semillas rojizas y jugosas que siempre han atraído por su dulce sabor a muchos cadalseños-as entre los que me encuentro. Por cierto su mancha es difícil de eliminar, así que cuidado.

Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Y lo ricas que estan comiendolas a bocaos como haciamos de pequeños.

Mariano

Mari Carmen López dijo...

Y con vinito y azúcar???...uhhhhmmmm...

Anónimo dijo...

Es una pena que el granado y el olivo que hay al lado estén tan "protegidos con tanta hierba", con el buen fruto que dan los dos. EMILIO.

Anónimo dijo...

Nuestro querido padre mientras pudo ir a su Antanilla nos traia las granadas que cuando estaban maduras eran muy buenas. Loren