orgullo de cadalso

Peñalara

martes, 12 de abril de 2011

Un lugar, unos amigos de distintas especies y un arroz con bogavante.


 Sábado caluroso y soleado de abril, doce del mediodía, es la hora a la que he quedado para hacer desaparecer un arroz con bogavante, el lugar no es una playa del Levante ni tan siquiera un restaurante cualquiera, el lugar es mucho más acogedor y humano, y también muy animal y algo salvaje. Menudo lugar es este enclavado en medio del pinar de Cadalso y rodeado no solo de pinos y naturaleza vegetal sino también de naturaleza humana y animal.



La portalera del único pastor del siglo XXI que tenemos en Cadalso es el lugar elegido para degustar este arroz que puedo asegurar que estaba buenísimo y en su punto, pero mejor que explicarlo es verlo en fotos y sentir el momento y la compañía de tantas especies que allí estuvimos reunidos, unos más inteligentes que otros a primera vista pero todos seres vivos que compartimos y vivimos en compañía esa mañana de sábado caluroso y soleado de abril.

Arriba.....

y abajo.

Que las imágenes hablen por si mismas y que el recuerdo de todos los allí reunidos perdure para siempre, bueno….el guarro lo tiene un poco más difícil.



Luego llegó el descanso.....


Y más tarde la cocina de Ángel se quedó vacía y vino el adiós.



Un abrazo para todos mis buenos amigos, humanos, porcinos, caprinos, gallináceas, perrunos….


Zorro Corredero

Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho la cronica .la paella y los animales Un saludo

Anónimo dijo...

No conozco a todos quienes son