Monton de trigo

Hayedo de Montejo

viernes, 7 de diciembre de 2012

Taj Mahal. Agra (India)



 
 
El Taj Mahal situado en la ciudad india de Agra fue mandado construir por el emperador musulmán de la dinastía mogol Shah Jahan para perpetuar el recuerdo de su esposa favorita, la emperatriz Arjamand Banu. Construido entre los años 1631 y 1648, está incluido por la UNESCO en la lista del Patrimonio Mundial desde el año 1983.

 


Esta inmensa mezquita funeraria es la joya más perfecta del arte musulmán en la India. Situada en la orilla del río Jamuna, está considerada como la obra maestra del arte mogol y en su construcción participaron miles de personas, edificándolo sobre un rectángulo de 500X300 metros.
 

 

Al fondo del rectángulo se encuentra el edificio y delante un jardín cuadrado rodeado de un alto muro. Está flanqueado por pabellones octogonales y el acceso al jardín se hace por una gran puerta de entrada.
 

Puerta de entrada el Taj Mahal
 
 

El Taj Mahal se construyó como una gran tumba jardín en la que descansaran los restos de la emperatriz Arjamand Banu, también conocida como Mumtaz Mahal, tardó en realizarse 17 años. El edificio central está acompañado por dos mezquitas, al este y al oeste. El mausoleo está construido totalmente en mármol blanco y se levanta sobre un pedestal en cuyas cuatro esquinas se elevan cuatro esbeltos minaretes que alcanzan los 41 metros de altura.
 



La superficie del mausoleo se encuentra decorada con arabescos florales, motivos geométricos realizados en semirrelieve con piedras semipreciosas. El edificio ocupa el centro de una terraza de arenisca roja, teniendo al este y al oeste dos mezquitas similares que hacen de todo el conjunto una obra única de mezquita funeraria.
 

El Taj Mahal desde la mezquita

Pantalla que rodea las tumbas con incrustaciones de piedras preciosas.

El mausoleo esta coronado por una inmensa cúpula de grandes proporciones que alcanza los 56 metros de altura. La cámara funeraria está situada justo debajo de la gran cúpula.

 La cúpula
 

Al amanecer cuando los primeros raros de sol iluminan la cúpula la vista es fascinante, son las seis de la mañana cuando atravesamos la gran puerta principal, fuera queda el bullicio y el vocerío de cientos de personajes que te intentan vender lo que sea por unas rupias, de los cuales es difícil rehuir incluso emprendiendo una carrera hacia la salvación de esa puerta que separa la vida de la calle con el sosiego de los jardines del Taj Mahal.

 
 

 
Una gran cola a pesar del madrugón nos espera, pero pronto comienza a correr, y casi sin darte cuenta aparece ante ti esa enorme cúpula que corona el edificio. La gente, mayoritariamente indios, corren por los jardines laterales que rodean la fuente rodeada de cipreses hasta encaramarse sobre el pedestal que antecede a la mezquita, nosotros estamos impresionados por tanta belleza, pero ellos aun lo están más ya que el lugar es uno de los edificios más populares de la India, y a la vez incluido como una de las siete maravillas del mundo.
 

  

La historia comienza en 1607 cuando con 20 años el príncipe heredero del Gran Imperio Mogol conoce a una joven persa musulmana  llamada Mumtaz Mahal, de la cual se enamora profundamente

 

 
El enlace se realiza en la ciudad de Agra, 200 km al sureste de Delhi, tras cinco años sin poder ver a su amada, la ley musulmana le permite casarse en 1612, ella tenía 19 años.

La feliz unión duró 19 años y en 1631 tras una vida de gran amor Mumtaz muere en Berhanpur dando a luz a su 14ª hija.

 La mezquita

El emperador recibe un último deseo de su esposa antes de morir con las promesas que debe cumplir

Construir su tumba

Casarse otra vez

Ser bueno con sus hijos

Y visitar su tumba cada año en el aniversario de su muerte.

 El jawab, opuesto a la mezquita fue usado como hospedaje.

Dicen que el emperador se encerró en sus habitaciones durante ocho días y sus ocho noches en las cuales no comió ni bebió y que cuando pasaron estos días se hizo un juramento, su esposa tendría la tumba más maravillosa del mundo, en testimonio de su amor y para que su recuerdo perdurara para siempre.

 La tumba del centro es la de la Emperatriz, la del Shah Jahan está desplazada a la izquierda al ser agregada a su muerte.
 
La tumba de mármol blanco resulto de la fusión de la tradición hindú y la persa musulmana, construida en la orilla del río Yamuna, fueron necesarios 20.000 obreros y 1000 elefantes, que transportaron los materiales desde Marrana, situada a 300 km de Agra. El edificio está adornado con piedras preciosas traídas desde lugares como Bagdag, Tibet, Egipto, Persia, Ceilán, Afganistán, China y Rusia. Esto encareció mucho la obra, pero Shah Jahan perdido de amor sólo vivía para venerar a su esposa hasta tal punto que cayo en una ruina económica que le hicieron perder el trono a favor de su hijo Aurangzeb que le permitió seguir con vida a cambio de quedar prisionero en el Fuerte de Agra. 




En 1666 el destituido y preso emperador muere, siendo enterrado junto a su amada en el Taj Mahal.





Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso lugar y bella historia de amor.

Inés

Anónimo dijo...

Como te lo montas Zorrito