San Antón

Abedular de Canencia

domingo, 9 de noviembre de 2014

25 años de la caída del Muro de Berlín.





Cerca de la medianoche el Ejercito Popular Nacional de Berlín Este, zona ocupada por los soviéticos, levantaron el día 12 de agosto de 1961 un muro de alambre  a lo largo de 155 km de frontera con Berlín Oeste, quedando la circulación interrumpida entre las dos mitades de la ciudad.




El éxodo de alemanes orientales hacia la zona occidental había llegado a amenazar la economía del país, sólo en los seis primeros meses de 1961, cerca de 200.000 habían pasado al Berlín Oeste.
Aunque las autoridades habían declarado en junio,  que no tenían ninguna intención de levantar un muro, Alemania Oriental tomó la solución a la huida de tantos alemanes levantando una gran barrera.




Todavía en la mañana de 13 de agoto de 1961, cientos de alemanes consiguieron huir hacia la libertad. Ese mismo día se levantaron tramos de muro con ladrillo a toda prisa, se realizaron zanjas y las personas que vivían cerca de la frontera fueron desalojados de sus casas. De los 81 pasos que existían, 69 fueron cerrados permanentemente, y hasta 1963 nadie pudo cruzar de un lado a otro.




El llamado muro  de protección  antifascista siguió  perfeccionándose  en los siguientes años y  ya en 1975 se terminó el muro de hormigón de 43 km y 4 mts de altura entre ambas mitades de la ciudad de Berlín. 




Detrás del muro estaba la llamada franja de la muerte, seguida de un foso y una carretera para vehículos militares. Además se sellaron con vallas otros 112 Km de frontera. En toda la frontera se llegaron a construir 300 torres de vigilancia con luces que se proyectaban a larga distancia y estancias para ametralladoras. Con el tiempo se añadieron perros de vigilancia y cables de alarma, consiguiendo con esto que traspasarla fuera totalmente imposible.




Aún así muchos lo intentaron, el primer muerto al intentar cruzar el muro cayó abatido el 24 de agosto de 1961, la última victima murió el 5 de febrero de 1989. Aproximadamente intentaron cruzar el muro mas de 5000 personas, siendo detenidos unos 3000, muriendo 80 y resultando heridos unos 115, el resto lo consiguió.  




Monumento Gedenkstätte Weisse Kreuze, monumento de las cruces blancas. a las víctimas del Muro de Berlín cerca del Reichstag. En la foto de arriba, la primera cruz de la izquierda es la de Günter Liftin  primera víctima del muro, que cayó el 24 de agosto de 1961.  




La cruz de la derecha pertenece a Chris Gueffroy, última víctima del Muro de Berlín, cayó abatido el 5 de febrero de 1989. 




El 9 de noviembre de 1989, hoy hace 25 años, el muro se comenzó de demoler, dejando sólo algunos trozos, el más largo es el de East Side Gallery, y todavía hoy se pueden ver alguna de las torres de vigilancia. Hoy 9 de noviembre de 2014 se celebra el 25 aniversario de la demolición del muro y como consecuencia de ello del encuentro entre los habitantes de Berlín y la recuperación de su libertad. 




Hoy el muro es un lugar de visita obligada para los miles de turistas que cada año visitan la ciudad, gran parte de él se encuentra cubierto de graffitis y en muchas partes todavía se pueden ver los golpes y agujeros que se realizaron en los primeros días de su demolición.




Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

4 comentarios:

Anónimo dijo...


Hace años visité el Muro de Berlín, no es que me atrajera mucho pero si recuerdo que pensé en lo mal que lo tuvieron que pasar las gentes que allí quedaron encerradas, así de la noche a la mañana perdieron su libertad durante tantos años.

J.A.

Anónimo dijo...


Y muchos la vida

Anónimo dijo...

Los que rondamos los 70 años, aún recordamos cuando se construyó, empezaron a hacerlo, el 13 de agosto del 61 y para los jóvenes de aquella época fué un acontecimiento que nos "revolvió" las conciencias.

Eugenio Alegre

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

MUAMAR EL GADAFI

Un semidiós se creía
y por Dios tirano ungido
y a su jaima ha carcomido
el cieno y la tiranía.
Él como un dios se veía
y aviso es de navegantes,
de sátrapas gobernantes
que cuando el velo descorre
la Libertad en su torre
huyen perros acezantes.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho