San Antón

Abedular de Canencia

lunes, 29 de septiembre de 2014

Felipe Cartas agradece las muestras recibidas.




Agradecimiento

Hola Zorro. ¿Cómo lo llevas?

Disculpa mi dejadez con las nuevas tecnologías, pero es que, sinceramente, estoy abrumado. No me encuentro siendo el centro. Y, no se por qué, acabo siéndolo por algo que hago o digo. Sé que me comprendes, al igual que también sé que necesito gente como tú que me haga salir con cariño de mi cueva, por muy dorada que sea. Una de las mejores enseñanzas que me dejó mi madre fue "que de bien nacidos es ser agradecido". Siempre lo he tenido muy presente, aunque a día de hoy no se muy bien lo que significa ser "bien nacido". Cada vez que leo o veo algo tuyo, se me enciende la luz de reserva en el corazón. Me lo desgastas, tío. De todas formas, GRACIAS.






Hazme el favor de publicar esta cartita, compañero.


"Hola a todos. Quiero mandar un abrazo de al menos seis segundos a todos los que me han recargado de buena energía con sus saludos y parabienes. Su calor humano me mantiene en forma, como la aventura que me habéis permitido disfrutar. Mil gracias.
Y si me permitís, como en el pregón, quiero apuntaros algo de lo que me siento muy orgulloso y es poco conocido. En mi corazón llevo grabado el nombre de mi madre, Emilia Rodríguez Ortega y en mi sonrisa, su espíritu. Me llamo Felipe Cartas Rodríguez, el cojito de la Emilia, la mejor persona que he conocido. Esta faena va por ti, mama y por esa encantadora señora mayor que me dedicó desde la puerta de su casa la mejor de sus sonrisas. Podría haber sido la tuya, casi lo fue.
Un beso, madre y estate tranquila que aquí hay gente que me quiere bien.
Salud
Felipe

Un abrazo Pedro.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena por ser "bien nacido y agradecido"
un saludo

Roberto García Escudero

Miguel Moreno González dijo...

Esa sonrisa descubre en ti todo lo hermoso que posees.