Monton de trigo

Hayedo de Montejo

lunes, 18 de febrero de 2013

Tarde de febrero.


Mediados de febrero, el invierno comienza a decaer, los días son más largos y el sol hace las tardes mucho más agradables. Este joven gorrión observa desde un almendro, cuyas flores están comenzando a brotar,  la escena invernal de una tarde cualquiera en Cadalso. Algo tan sencillo y a la vez tan maravilloso que cada año ocurre al final del invierno.

Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta foto me trae un viejo recuerdo del baile de Cañardo.

Gorrioncillo que melancolía
yo sin ti viviré
yo sin ti moriré....

Por entonces yo andaba siempre enamorada.

Anónimo dijo...

Y cantaba, Claudio Baglioni, uno más de aquellos italianos de entonces que, con sus canciones, hacían, si cabe, más bonito el enamoramiento. Bonitos y dulces recuerdos.

Angela CM dijo...

Según se puede apreciar, al gorrión le queda poquito para estar rodeado de flores.

Anónimo dijo...

LA GRANDEZA DEL ZORRO ES QUE CON UNA FOTO NOS HACE SOÑAR.

GRACIAS