Monton de trigo

Hayedo de Montejo

viernes, 15 de febrero de 2013

Otoño en Cadalso. Frutos salvajes


El otoño es en Cadalso una estación llena de colores y de agradable temperaturas, como ya he dicho otras veces es junto con la primavera los dos mejores estaciones del año para salir y vivir la naturaleza. Esto no quiere decir que durante el caluroso verano y el frío invierno no tengamos oportunidades de disfrutar y observar momentos de gran valor paisajístico, capaces de llenarnos tanto como en las otras dos estaciones.
 
 
   Madroños

Muchas cualidades adquieren nuestros campos y montañas durante el otoño, esta vez vamos a ver algunos de los muchos frutos silvestres que a lo largo del otoño maduran y colorean los árboles y arbustos que los dan la vida.

Cualquier paraje es digno de visitar para dejarnos llevar por esa maravillosa naturaleza que tanto nos regala, dicen que la vida es el milagro de la naturaleza, que verdad es y que fácil es comprobarlo en cada uno de esos rincones, que a solo unos pasos de nuestros hogares nos proporcionan en cada estación una fuente de belleza y sabiduría natural.
 

    Bellota de encina

Las imágenes que acompañan este post están tomadas en Cadalso durante este pasado otoño, cada una de ellas es un milagro que se nos ofrece gratuitamente para que todos nuestros sentidos disfruten con su observación, con su olor y como no con su sabor.


    Madroños

Dependiendo del fruto debemos visitar una zona de Cadalso, los rojos y apetitosos madroños, por cierto muy escasos en la Comunidad de Madrid, siendo tal vez aquí la zona donde más arbustos y árboles de madroños podemos encontrar, se encuentra principalmente por el Pilar abajo hasta casi el límite con Almorox. No está de más saber que este apreciado fruto, símbolo del escudo de nuestra capital, está protegido en toda la Comunidad de Madrid como especie amenazada para así preservar su vida en el futuro.


    Majuelas o guindillitas de San Juan

Otro de los frutos silvestres más comunes en el término son las majuelas, se distribuye este arbusto cuyas principales especies aquí son el espino albar y el espino majuelo, por la zona del Boquerón, donde existen arbustos de esta especie con casi cinco metros, pudiendo alcanzar en ocasiones hasta los ocho metros. En Cadalso este fruto es conocido como Guindillitas de San Juan.



    Endrinas

Si lo que deseamos es observar las endrinas o arañones, especie muy apreciada por ser  sus frutos la base para realizar el licor llamado pacharán, deberemos dirigirnos a la sierra de Lancharrasa y la zona del alto Tórtolas, lugares donde crecen estos frutos.



    Escaramujos o tapaculos

El rosal silvestre, también llamado escaramujo, tapaculos y escambrón, se distribuye por grandes zonas de Cadalso, normalmente en linderos, matorrales y bordes de los caminos cercanos a la Sierra de Lancharrasa y la Peña. Existen muchas variedades de esta planta, siendo el rosal silvestre, el rosal castellano, eglantina roja y rosa stylosa las más comunes en Cadalso, pudiendo observar su floración durante los meses de mayo y junio, donde las flores desde el color blanco, rosa y rojo, según la especie,  harán que la observación de este arbusto un auténtico placer para la vista, y para los insectos que siempre pueblan sus flores.


    Bellotas de roble

Las bellotas de encina se pueden localizar por cualquier parte, pero si queremos ver las de roble, es de nuevo la zona de Lancharrasa, los Barrancos y las umbrías de la carretera de las Rozas hacia Tórtolas, los lugares donde más crecen los robles en sus distintas variedades, albar, carvallo y quejigo, siendo estas las más comunes en Cadalso de la familia Quercus.



    Majuelas

El espino de fuego es una variedad que siempre se mantiene verde y que acumula en sus ramas cientos de frutos rojos, motivo este por el que se utiliza como planta ornamental en parques y jardines. En Cadalso es algo escaso y los mejores ejemplares se pueden ver por la zona del Pilar y la Antanilla.


    Espino de fuego

Existen muchos más, unos salvajes y otros producidos por la mano del hombre, que descubriremos en un próximo post.


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya fotos Zorro.

Javi

Anónimo dijo...

Cada día te superas con las fotos. Gracias por enseñarnos lo que tenemos delante de los ojos pero no somos capaces de ver.

Un abrazo.
Mariano

Angela CM dijo...

Una gran variedad de frutos, me encanta la foto de los madroños que por cierto en Madrid en los jardincillos de mi portal tenemos un madroño que da sus frutos y al lado del Hospital de la Paz hay varios también.
Saludos