Raquetas

Raquetas
Esperando que la nieve vuelva, ya queda menos.

La portalera del Valle

La portalera del Valle
Un recuerdo de otro tiempo

miércoles, 13 de octubre de 2010

Robo de árboles

En la madrugada del viernes 9 al sábado 10 unos vándalos amantes de lo ajeno y poco civilizados robaron algunos de los árboles que adornan la Plaza y la calle del Cuerno (Paz). Una vez más todo quedará en nada y el desprecio por Cadalso se volverá a reflejar en estos desaprensivos pero siempre consentidos amigos que día a día se dedican a destruir y que además tienen la suerte de salirles gratis.
Así quedó el macetero después del robo.
Creo que ya va siendo hora de que se les pare los pies y las manos y que se tomen medidas para identificar a estos individuos.
Creo que en el ayuntamiento existen cámaras que lo graban casi todo…no se vio nada aquella noche?


Y éste es el de la mismísima puerta del ayuntamiento donde por seguridad existen cámaras


Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso




5 comentarios:

Jose Antonio dijo...

Me recuerda a un restaurante de carretera de La Bañeza, en la entrada tienen dos cañones de tropecientas toneladas y los tienen llenos de cadenas y candados, a lo mejor hay que empezar tambien a poner candados a todos los arboles

tony monton dijo...

No, a los árboles no. Mejor a la gentuza.
He visto hace poco como una señora mayor se llevaba unas plantas del parque de Roma en una bolsa y ni siquiera miró alrededor por si alguien la veía. Que pena que estuviera en un 9º y no la pudiera decir nada.

Anónimo dijo...

los hurtadores de arboles y/o arbustos no saben que si los sacan sin su cepellon,las plantas tienen un 80% de posibilidad de morir,solo se pueden manipular a raiz desnuda entre noviembre y marzo,porque es cuando menos actividad tiene la savia en las plantas,pero los sinverguenzas...que saben?

Anónimo dijo...

el tercer comentario es mio.Paquitopirata.

Anónimo dijo...

yo no se si pudiera ser, pero el sabado cuando llovio tanto pude ver como alguno de esos arboles estaban caidos pues las macetas no pudieron con tanta agua y la tierra estaba encharcada. A los pocos dias vi a una vecina volviendo a poner en su sitio uno de esos arboles volcados.