San Antón 2010

San Antón 2010
Recordando la fiesta de las sanantoneras de 2010

Vidrios de Cadalso

Vidrios de Cadalso
La producción de los hornos de Cadalso tiene éxito en origen por la simplicidad de la decoración y de las formas. Muchas de éstas son tradicionales, y fueron anteriormente usadas por la orfebrería. Más tarde durante los siglos XVI al XVII se ven influidas por las venecianas.......

lunes, 18 de octubre de 2010

La Taba en Cadalso de los Vidrios



   El juego de la taba en Cadalso


Con el juego de la taba comienza una nueva entrada sobre los juegos de nuestra niñez en Cadalso, juegos que siempre se hacían en la calle sin importar el calor o el frío, la lluvia o la nieve. La mayoría de estos juegos eran específicos para niños o niñas, no mezclándose en casi ninguno de ellos.




Al juego de la taba, hoy desaparecido en Cadalso y probablemente en toda España, se jugaba con un pequeño hueso de cordero llamado astrágalo, y que se encuentra en las patas traseras del animal, en Cadalso la taba siempre era de cordero, un palo que significaba posesión del rey y un cinto (cinturón) llamado zurriago.
Este juego dependiendo de la parte de España donde se jugaba podía ser diferente en la forma y en el número de jugadores. Yo voy a hablar del juego de la taba en Cadalso, ya que es el único que conozco y al que jugué de pequeño.
El número de jugadores podía ser desde un mínimo de dos hasta cualquier número, tres, cuatro, seis, todo dependía del número de gente que se encontrara en ese momento dispuesto a jugar y que solían ser todos ya que de lo contrario eras tachado de cobarde y miedica o algo mucho peor.
La taba tenía cinco posiciones de las que dependía tu suerte en el lance y denominadas según la posición en la que caía la taba como panza, agujero, rey, zurriago y era.


                     Panza. Posición horizontal con la parte abultada de la taba a la vista.

        Agujero. Posición horizontal con la vista contraria a la panza la cual tiene un agujero.

          Zurriago. Posición vertical donde se aprecia una mueca en forma de ese en la taba.

                        Rey: Posición contraria al zurriago con forma de la taba más plana.


Era: Posición difícil pero que a veces ocurría cuando la taba se quedaba en posición vertical en su forma más larga, este posición te obligaba a lanzar de nuevo.

El juego comenzaba echando a suertes quién era el primero en lanzar , normalmente a pies, a continuación el primer jugador lanzaba la taba, sujetándola con los dedos índice y pulgar, hacia arriba para que diera unas vueltas antes de caer en la tierra. Una vez repartidos el rey y el zurriago si al lanzar te salía panza no sufrías castigo alguno, quedabas libre, pero si era el agujero la posición obtenida, el rey mandaba un castigo que por lo general era cobrar y recibir uno o varios golpes dados por la persona que en ese momento poseía el zurriago. A medida que el juego avanzaba tanto rey como zurriago iban pasando por todos los participantes con lo que las revanchas y venganzas estaban a la orden del juego. “Cuando tu tenías el rey me mandaste cuatro zurriagazos en las palmas de las manos, pues ahora que yo le tengo y has sacado agujero te mando tres zurriagazos juntando las yemas de los dedos”


                            El zurriago

El portador del zurriago castigaba según la orden del rey con más o menos saña, y esto repercutía cuando el zurriago pasaba a otro jugador. “Tu me diste muy fuerte, pues yo te doy más fuerte”. El final es obvio, todos cobrábamos de lo lindo y como dolían los castigos impuestos por el rey en ese momento y ejecutados por el zurriago de turno, menos mal que algo bueno tenía que haber y era que en invierno se te calentaban las manos, las piernas, las orejas, los carrillos, el culo, que por algo estos eran los lugares más comunes para recibir el castigo, y a veces solo a veces se podía infringir el castigo en partes mas nobles y dolorosas.


                           Zurriagazo en la palma de la mano.


A veces el juego se prolongaba durante horas, no queriendo llegar al final los más castigados para intentar conseguir el rey, y así castigar por venganza a los que anteriormente le habían infringido los peores castigos.

Estas son más o menos las reglas de este juego tan arraigado en el pasado a nuestros niños y jóvenes, en el cual como en casi todos lo juegos de la época, el objetivo desde el principio al fin era cobrar, castigar y sufrir, pero puedo asegurar que gustaba y se jugaba por todos los barrios del pueblo desde San Antón a la Plazolilla y desde las Sillas a la Corredera, para deleite y sufrimiento de sus participantes.   


Zurriagazo en las orejas. Estos dolían mucho y más en invierno con el frío de la calle.


Y otra cosa, al día siguiente nadie se acordaba de tus castigadores y la amistad y alegría reinaba en la panda y desde luego no nos quejábamos en casa ni por esto ni por nada, y al ser preguntado por este o aquel golpe o cardenal nada salía de nuestra boca, como mucho aquel….” No sé, me habré dado con algo”, Dónde? “Por ahí”


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

18 comentarios:

Jose Antonio dijo...

Verdadero juego para sadomasoquistas

tony monton dijo...

Y en los recreos en la escuela.

Miguel Moreno González dijo...

Jose Antonio: Nosotros, los cadalseños de entonces, no sabíamos que era eso de sadomasoquistas...

"Los sábados, a eso de las tres de la tarde, mi abuela me convencía para que oyera con ella “Aquellos tiempos del Cuplé” en Radio Intercontinental, de paso evitaba que saliera tan pronto y me pegaran cintazos jugando a la taba, no sé cómo pero yo siempre perdía a ese juego, nunca me tocaba ser “el rey” o “el verdugo”; a las primeras de cambio ya pasaba a engrosar la lista de las víctimas, de los perdedores que se dice ahora".
(Extraído de mi escritito: "La radio y la Felicidad")

Anónimo dijo...

Sadomasoque......pero si entonces cobrabas por todos lados, cobrabas en la escuela, cobrabas en casa, cobrabas en la calle y solo en la taba podías ser tú el que deira de cobrar a los demás, lástima que casi simepre cobrabamos todos.

Uno que casi simepre cobraba.

Jose Antonio dijo...

Efectivamente, yo tambien voy para diligencia, tengo grandes recuerdos del colegio y su ausencia de calefacción, era accesoria, el maestro ya nos calentaba lo suficiente, nosotros jugábamos al "burro" con cartas y si perdías, te leían la baraja hasta que aparecía la carta que tu pedías, si salía un as de daban un tortazo y cantaban "una nada más" si dos , dos golpes etc. si salía sota " sota sotana vente conmigo a la cama y despertarás llena de legañas" todo esto acompañado de golpes.
Aunque no supiéramos lo que significaba eramos sadomasoquistas de verdad.

Pedro Alfonso dijo...

Jose Peke.
Vuelve a envíar tu mensaje, no ha entrado.

Zorro

Anónimo dijo...

Jose Peke Dijo:

A ver José Antonio, tu de donde eres?. El juego del burro que dices, aquí se llama "los cuernos"..y dice cuando sacas un as: ya me la pagarás, el dos: pilis pilos, el cuatro: zapato, el cinco: cacón y pellizco, el siete: cachete, el ocho: para ti la mierda y para mi el bizcocho, la sota: sota marota no te cagues en mi puerta que está mi madre mala y no gana para escobas,el caballo: caballo ballo echó a correr y a los cantos de la horca le fueron a coger, el rey: machaca los ajos, machácalos bien, machaca los ajos que son pa comer...más o menos...así que si vuelves a jugar hazlo así que a la gente le gustará...y eso si, con cada carta te daban leches por todos lados. Un saludo José Antonio ..El Peke de Cadalso.

Jose Antonio dijo...

Jose Peke
Soy de Madrid y ya te comento que aquí se llamaba el burro, para el caballo la monserga era: caballo caballero con su capa y su sombrero y para el rey: rey Fernando vino a España pegando tiros con una caña, tantos tiraba que la caña reventaba, tantos tiró que la caña reventó.
Pero te juro que no creo que vuelva a jugar ni al estilo madrileño ni al cadalseño, ja ja
Un abrazo

Pedro Alfonso dijo...

Si os dais cuenta cada versión esta adaptada a su ciudad, la de Madrid con temas de Madrid y la de Cadalso con referencias de costumbres y lugares del pueblo.
La de Cadalso la había oído siempre pero no la de Madrid y me ha gustado y sorprendido y por las referencias debe datar de la época del rey Fernando VI, probablemente en el XVIII.
Un abrazo a los dos.
Zorro.

ludy11 dijo...

Que buenos recuerdos. Me encantaba jugar a la taba y comer cordero para coger el hueso jaja

Gracias Pedro por traer a mi memoria un juego totalmente olvidado

Pedro Alfonso dijo...

Gracias a ti Ludy por sentir buenos recuerdos y sensaciones a través del Zorro.

Un abrazo.
Pedro

José Carlos dijo...

Pues yo de chico (nací hace 41 años) en Esparragosa de Lares, un pueblo de Badajoz, jugaba en la "mesa camilla" con mi abuelo a la cuatrola, a la brisca y al ciquitroque, que en otros sitios se llama ciliquitrón. En este juego, si te salía un caballo se decía "Pase ustéd, buen caballero con su capa y su sombrero", que era lo mejor porque el contrario te acariciaba la mano mientras lo decía. Si te salía sota tocaban pellizcos mientras se decía "niña bonita, ponte a coser y si te pica, arráscate". Con el Rey era "Rey Fernando vino a España tirando tiros con una caña, un, dos, tres, Rey Fernando lo es" dando palmetazos en la mano. El tres era "Tres terrés en la puerta un portugués, un dos tres" dando golpes en la mano, y el as era "En la puerta de Enrique Roque venden turrón a media libra el cuarterón, lairón, lairón", acababas con las manos

José Carlos dijo...

coloradas, pero te lo pasabas pipa, ya que pasabas más tiempo con la familia y menos con la tele, jueguecitos de consolas, etc.

Pedro Alfonso dijo...



Gracias José Carlos por tus comentarios. Cada pueblo tenía sus propios juegos y todos nos sirvieron para pasar buenos ratos con los amigos y la familia, pero lo más importante es que nos ayudaron a ser más fuertes y sociables, a disfrutar de nuestros mayores y a saber estar a la altura en muchos momentos.

Un saludo para ti y para todo el pueblo de Esparragosa de Lares

Pedro Zorro Corredero

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

EL JUEGO DE LAS TABAS

Las cinco tabas en juego
con las cuatro posiciones,
y distintas situaciones
que se desarrollan luego.

Hoyo, carne, tripa y culo
a la taba la conforman,
y su validez informan
desde Josito a Pirulo.

Jugábamos sobre el suelo
del firme de la Plazuela,
mas sombra alada se cuela
pajaril rielando el suelo.


Por ser un juego de azar
con apuestas se jugaba,
y así en cuanto comenzaba
no se paraba de hablar.

Apostábamos las chapas
y soltando cada bola:
"Vamos, hombre, vaya trola,
que ni sujeta con grapas".

Podíamos estar horas
la taba sobre la mano,
en el foro ciudadano
de las coruchas auroras.

Sin cortapisas ni trabas,
ni para tontos ni listos,
ni de lances imprevistos
era el juego de las tabas.

¿Mas a qué se juega ahora
por los muchachos coruchos?
Si en las calles veo a muchos
y ya no sé si algo aflora.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

EL JUEGO DE LA ROMA
GENUINO DE CENICIENTOS

Desgastada ya una lima
desprovista de su mango,
en tierra blanda sin fango
materia hallábamos prima.

Por el extremo afilada
la empuñábamos por lo ancho,
y hacíamos cancha y rancho
en la Plazuela embarrada.

Unos círculos concéntricos
en la tierra se trazaban,
y sobre ellos se clavaban
limas con saltos excéntricos.

Saltando a la pata coja
se lanzaba desde el aire
con estilo y con donaire
ni muy fuerte ni muy floja.

Si la lima se caía
o en el círculo no entraba,
jugador se eliminaba
y era el resto quien seguía.

Por ser eliminatorio
era muy competitivo,
habiendo que estar muy vivo,
siendo muy resolutorio.

De temporada era juego
del invierno y del otoño
y era renuevo y retoño
al que hacíamos entrego.

Jugaron nuestros ancestros,
jugaron nuestros abuelos
bajo este sol y estos cielos
del que salieron maestros.

Pues al trasponer la loma
la jugaban los romanos,
y así nuestros comarcanos
dieron el nombre de "Roma".

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

MATAR UNA GOLONDRINA

Matar una golondrina
tenía una pena grave,
de enterramiento del ave
con la lengua por malsina.
Ni el alma más malandrina
empleaba el tirador,
ni el puntería el mejor
ejercitándose al tiro
siempre le daba respiro
al pájaro del Señor.
Y en caso de darle muerte
a la avecilla sagrada,
aquella muerte agravada
por cuanto ahora se advierte.
Al culpable pena en suerte
darle tierra entre los lodos,
para que aprendiera modos
costumbres de Cenicientos,
ritual de arrepentimientos
su tumba abrir con los codos.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

DE GOLONDRINAS UN NIDO

De golondrinas un nido
que en el establo se hallaba,
viendo al Niño que mamaba
supieron su haber nacido.
Y con el tiempo cumplido
formaban las golondrinas,
como santas peregrinas,
parte de la comitiva
que a Jesús lleva cautiva
despojándole de espinas.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho