Flores de Cadalso

Flores de Cadalso
Quieres conocer las flores silvestres de Cadalso?

Pinturas iglesia

Pinturas iglesia
En el año 1947 se realizan las pinturas del Altar Mayor, pinturas que los de cierta edad hemos conocido, el pintor se llamaba Félix y cuentan....

viernes, 20 de enero de 2017

El Zorro Corredero de Cadalso de los Vidrios supera el 1.500.000 visitas


El Zorro Corredero supera el 1.500.000 visitas


Ayer el Zorro Corredero de Cadalso de los Vidrios superó el millón y medio de visitas, y nada mejor que daros las gracias a todos por ser fieles al ZC unos y otros por entrar de vez en cuando, también a los que no entráis nunca porque para gustos hay colores y cada cual decide dónde y cuándo visitar lo que le apetezca. Cada día cuando introduzco un post en el blog, pienso en mí, por supuesto, pero también lo hago en los que estáis al otro lado, unos cercanos y otros mucho más lejos, pero todos unidos de alguna manera por lo que Cadalso y otros mundos nos ofrecen, y esto es lo grande, que personas en muchos rincones del mundo estén en algún momento unidas, por el Zorro o por lo que sea, lo importante es ese vínculo de unión y amistad.
Nada más, sólo desearos lo mejor y agradeceros vuestras visitas y comentarios.

Un abrazo a todos.
Pedro Alfonso "Zorro Corredero"



Estadísticas del blog: 20.01.2017  14.35 h.

Gráfico de las vistas de la página de Blogger





Páginas vistas hoy
611
Páginas vistas ayer
1.738
Páginas vistas en el último mes
46.651
Páginas vistas (historial completo)
1.501.294

16 comentarios:

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

LOS DESPOBLADOS CABELLOS

En mis despoblados cabellos veo
y en la nieve que cubriendo mis sienes
me muestran estos apreciados bienes,
de que en la vida todo es un deseo.

La vida casi nunca es un paseo:
repleta de sonrisa y parabienes
es ardua la pelea que sostienes
para participar en el recreo.

Mirar un poco atrás yendo adelante,
no perdiendo jamás la perspectiva,
manteniendo los pies y mente activa.

Ser en la vida un fiel recalcitrante,
y bullendo la idea en la tonsura
que alterna la locura entre cordura.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho



Saturnino Caraballo Díaz dijo...

LOS VOLUNTARIOS DE ALCORCÓN

Somos grupo de gentes animosas,
ya unos calvos y otros peinando canas,
de vivencias frugales, hortelanas,
entre niños, colegios y entre rosas.

Nuestras vidas volcamos generosas
y una fuerza interior abre ventanas,
al trabajo que ocupa las mañanas
que en nosotros ya no son presurosas.

Absortos en contacto con la tierra,
teniendo nuestras manos ocupadas,
alejados vivimos de la guerra

que otrora motivó horas agitadas,
ignorando cuanta belleza encierra
el huerto y sus verdades reveladas.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

EL HUERTO DE LOS CASTILLOS

Manuel con Carlos, y en pos va Lucía,
les secunda Jesús que colabora,
cuidando un huerto novio de la aurora
cuando ya sin amor languidecía.

A su amor abrazándole mecía,
calmándole y su amado ya no llora
del huerto sus efluvios la enamora
y en éxtasis su amado florecía.

El huerto se halla sito en los Castillos,
colegio que a la dulce y tierna infancia
le descorre jugando sus visillos

sin secretos que oculten su fragancia
y el porqué, de los cantos de los grillos
y la vida que en su huerto se sustancia.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

LAS CEBOLLAS DEL CHAVES NOGALES

Desnudas las cebollas de sus faldas,
privadas de sus capas de una en una,
vestiduras tendrán las de la luna,
y a vosotros cubriendo sus espaldas.

Serpentinas serán y las guirnaldas
que recibe a la noche clara o bruna,
regalos nos darán de la fortuna
y un verdor cristalino de esmeraldas.

Enhiestas vais a verlas como lanzas,
infantiles y alegres colegiales
y orondas cual los ricos en finanzas,

y ellas os hallarán niños geniales,
y de hábitos sabrán y de semblanzas
las cebollas aquí en Chaves Nogales.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

LA SANGRE GLORIOSA

Dar y ofrecer nuestra sangre gloriosa,
libremente por costumbre adquirida,
como un balsámico sobre una herida
esparcido por bálsamo de rosa.

Vuela con sus alas de mariposa
ganándole a la muerte la partida,
en liza por mantenernos con vida
es manantial manando generosa.

Es ofrenda hecha con fe y entusiasmo
y un torrente caudal de nuestras venas,
esta roja y vital hemoglobina.

Y verla circular produce pasmo,
la extracción no la sentimos a penas
y fértil continuamente germina.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

BUSCANDO EL VIENTO CÁLIDO DEL DÍA

Buscando el viento cálido del día
lentamente ascendí por la ladera,
en un día con sol de primavera
en que la faz de Dios me bendecía.

En redor una brisa de armonía
celeste descendía de la esfera,
permitiendo que en mi alma se impusiera
una paz interior que no extinguía.

Llegándome el olor de los jarales
y el resinar que emana de los pinos,
vi creación de Dios y en sus caminos

tempestuosos y, con días sin males
cercano el final al fin he concluido
que lo compensa todo haber nacido.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho


Saturnino Caraballo Díaz dijo...

CORUCHO NAZARENO
Oración

Postrado ante ti de hinojos
siendo esqueje de tu tallo,
ni te oculto ni te callo
que aguados tengo los ojos.
Mis pecados no son flojos,
mas tú, que nos amas tanto,
con los pliegues de tu manto,
dosel sobre Cenicientos,
aleja padecimientos
enjugándonos el llanto.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Pedro Alfonso dijo...

Muchas gracias Saturnino. Espero que siempre sigas deleitándonos con tus poemas.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Zorrete, enhorabuena por tantas visitas recibidas. ¿Por que será? Algo tendrá el agua cuando la bendicen.

Emilio López García

Anónimo dijo...

👏👏👏👏👏

Mari Carmen López Salas

Pedro Alfonso dijo...

Muchas gracias

Un abrazo

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

¡Las cantidades ingentes
de todo el mundo mundial,
son la marca colosal
unánime de las gentes.
Mundos son y continentes
que abarcan al Orbe entero,
de un tiempo perecedero,
que vivirá en la memoria
y sabrán que hubo en la historia
aquí un Zorro Corredero!

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

LAS VENCEJERAS Y LOS VENCEJOS

Los días de la trilla eran muy largos
proclives a realizar de todo,
procurando entretenido acomodo,
salvándonos de sueños y letargos.

El cielo lo inundaban los vencejos
en vuelos volatineros rasantes,
pilotos en oleadas constantes
con anteojos de ver de muy lejos.

Buscaban con ahínco los gorgojos,
insectos minúsculos, unas larvas
que anidan en el suelo de las parvas,
flotantes como nube ante los ojos.

En su caza usábamos vencejeras:
un palo, una cuerda y unos alambres,
alivio de nuestros padres las hambres
en los años de hambrunas agoreras.

Subidos sobre cantos y paredes,
que limitan los prados de las eras.
¡Ironías!, murieron las praderas
y donde les tendíamos las redes.

El cuerpo en equilibrio basculante,
alerta ante la entrada del vencejo
golpeábamos su ala o entrecejo
cayendo al suelo inerte hacía adelante.

Muchas veces se daba bien el día
logrando colleras de diez o doce,
y la partición de la caza un goce
en la grey de la infante cofradía.

Sin pausa los vencejos abatidos,
¡nosotros sin saber que era ternera!,
desplumados a la sombra de la era
engrosaban pucheros de cocidos.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

LAS UVAS DE LA GARULLA

Apilados en montón,
de racimos llenan sacos,
y avispas sin arrumacos
les pican por diversión.
De las uvas dispersión,
sobre lonas se zambulla
y dos dedos apabulla
y las recoge del suelo,
y coruchos sin recelo
llaman las de la garulla.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

LOS SURCOS DEL TOMATE

Son los surcos del tomate
cuando lo aroma el verdín,
babilónico jardín
que tengo en un acirate.
Y he formado un arriate
que dulcifica mis ojos,
del que huyendo los abrojos
ven a plantas que amamantan,
acunan, besan y cantan
a sus tomates tan rojos.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Anónimo dijo...

Enhorabuena Pedro por estar ahi y hacernos disfrutar con tus crónicas, aventuras y sueños.

Un saludo
Roberto García Escudero