Flores de Cadalso

Flores de Cadalso
Quieres conocer las flores silvestres de Cadalso?

Pinturas iglesia

Pinturas iglesia
En el año 1947 se realizan las pinturas del Altar Mayor, pinturas que los de cierta edad hemos conocido, el pintor se llamaba Félix y cuentan....

jueves, 17 de julio de 2014

La Peña de Cadalso y la nieve, magia de verano.




Ante la ola de calor  que durante estos  días nos acompaña, nada mejor para refrescarnos que unas imágenes de  nieve en la Peña Muñana de Cadalso. A pesar  de la nieve, estas  primeras  hojas de los gamones luchan por brotar en los  últimos días de  invierno, más tarde con la  llegada  de la  primavera sus largas varas, terminadas en bellas flores blancas, pondrán su parte de color a la inmensa primavera. 




El camino de ascenso es estrecho, las escasas pisadas denotan el paso de algún caminante transitando camino de la cumbre. Estamos en la cara norte y la nieve caída hace días se mantiene gracias a la baja temperatura y a la orientación. No muchas veces tenemos la oportunidad de ver como la nieve se mantiene en esta montaña simbólica para Cadalso y los cadalseños, pero a menudo podemos disfrutar de la Peña Muñana nevada, haciendo que este tradicional paseo se convierta en algo mágico.




Al atardecer cuando los rayos de sol ya sucumbieron en el ocaso, la pedrera que desciende de la Monja y el Fraile, auténticas agujas de la Muñana, resaltan en el horizonte medio anaranjado por la todavía luz solar. Las incipientes luces de Cadalso nos indican que pronto se hará de noche y que debemos bajar. Pero quién es capaz de renunciar a una invernal puesta de sol sentado en la cumbre de la muñana? Yo en esta ocasión no renuncié, y os puedo asegurar que fue maravilloso sentir la soledad, ver como el día se apagaba mientras Cadalso desaparecía en la oscuridad y se integraba a través de sus luces en la noche. El descenso mirando a Cadalso tuvo sus complicaciones, pero al llegar a los pinos de las Eras fue tal la satisfacción que me inundó, que prometí volver a subir a la Peña Muñana con nieve y esperar la noche sentado en su cumbre. 


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

3 comentarios:

tony monton dijo...

Chulada la última foto.
Después de esto....¡¡¡a la ducha con agua helada!!!
Gracias

Pedro Alfonso dijo...


La última foto y todo los que desde arriba se divisa.

Ya te llevaré al pico de la Muñana para que disfrutes de un atardecer invernal, con nieve o sin nieve.

Anónimo dijo...

Preciosas y refrescantes fotos Pedro, con este calor que nos martiriza. Enhorabuena. Cruz