Flores de Cadalso

Flores de Cadalso
Quieres conocer las flores silvestres de Cadalso?

Pinturas iglesia

Pinturas iglesia
En el año 1947 se realizan las pinturas del Altar Mayor, pinturas que los de cierta edad hemos conocido, el pintor se llamaba Félix y cuentan....

viernes, 28 de febrero de 2014

Camino de Santiago. Camino Francés. San Juan de Ortega-Burgos



Camino de Santiago. Camino Francés. San Juan de Ortega-Burgos











Camino de Santiago.Camino Francés
Etapa 12 San Juan de Ortega (Burgos) -Ciudad de Burgos ( 28,8 Km. )




La etapa de hoy es larga, yo la dividiría en dos partes, la primera de agradable caminar y bello paisaje, la segunda aburrida en interminable camino de la ciudad de Burgos. Nosotros, ya lo he dicho anteriormente, no somos peregrinos de grandes madrugones; así que una vez más partimos muy pasadas las nueve. 

Esta etapa de casi 30 km, nos llevará desde el romántico monasterio de San Juan de Ortega, enclavado en un bello paraje de bosques y prados, hasta la ciudad de Burgos, la más grande que atraviesa el Camino.


    San Juan de Ortega


    Sendero con robles


Atrás se va quedando el monasterio y la pequeña población de San Juan de Ortega, un silencioso y recogido lugar donde la soledad inspira momentos de reflexión y paz. Pero el camino debe continuar y una nueva etapa nos llevará por bosques, colinas y algunos pueblos con enorme encanto. yo sea por su soledad o por ese aura que tienen algunos pueblos que se encuentran medio abandonados, cosa que por otro lado no llego a entender, invadiéndome la pena por dejar perderse monumentos llenos de años y arte.




Bosques de robles y pinos hacen que los primeros kilómetros sean agradables de recorrer, camino amplio, fácil y con temperaturas suaves son la clave para disfrutar de esta mañana nublada camino de Burgos. 


    Camino de Agés 

En algún momento el camino pasa por una pasarela en un lugar, no sé por qué, llamado "la Trinchera del inglés". Una enormes y centenarios robles se interponen en nuestro camino, y casi te incitan a dejarte fotografiar junto a ellos.


    Meseta con dos grandes robles  

 

 Estamos en una pequeña meseta donde nos sorprende una enorme especie de diana construida con piedras del lugar, ni idea del significado, pero el lugar, junto a los robles y con la imagen del pueblo de Agés al fondo, es de gran atractivo. La carrtera de grava deja los robles a la izquierda y desciende hacia Agés.


    El pueblo de Agés desde la meseta.


   Agés es un pequeño pero encantador pueblo de arquitectura tradicional, con apenas 70 habitantes es un excelente lugar para dejar la mochila y pasar aquí la noche, nosotros no lo hicimos pero otros muchos peregrinos eligen este pueblo para descansar en alguno de los albergues que aquí existen. 

En el Diccionario de Madoz (primera mitad del siglo XIX) Agés tenía 52 vecinos (hogares) y 207 habitantes. Entonces el núcleo contaba con 69 casas, casa consistorial, escuela de primeras letras, hospital e iglesia parroquial. Madoz recoge la tradición de que en este templo estuvieron enterrados los restos de D García Sanchez III, rey de Nájera y Pamplona, muerto en la batalla de Atapuerca en la que venció Fernando I de León, ensanchando así los límites occidentales de Castilla, 


    Llegando a Agés  

    Agés


Pero si algo he de destacar de Agés, por el trato recibido y por la gracia y salero de su dueña, es el albergue de San Rafael, un lugar acogedor y atractivo donde reina la paz y la tranquilidad y donde además de dormir, comer y descansar se puede charlar con Ana Mari, una excelente mujer que llego hasta aquí por amor, primero hacia una persona y que más tarde se quedó para siempre atrapada por el Camino.

Sencilla, habladora y entregada al Camino, Ana Mari nos regaló su sonrisa y sus historias del Camino, para terminar con unas roscas de excelente sabor y caseras realizadas por ella misma. Ahora si que podemos decir aquello de; " Y entre San Juan de Ortega y Burgos nos comimos una rosca" 


    Albergue San Rafael 



Muchas gracias Ana Mari, por todo lo que entregas al Camino y a los peregrinos que tenemos la suerte de pasar por tu Albergue San Rafael, compartiendo un tiempo junto a tí.

Contacto Albergue San Rafael. Agés ( Burgos )

    Entrando en Atapuerca    


Atapuerca es nuestro próximo destino; este pueblo se encuentra a unos 2,6 km de Agés. Poco antes del pueblo un dolmen recuerda la muerte en batalla, en el año 1054, del rey navarro Don García I de Nájera. El pueblo es conocido mundialmente porque en la sierra homónima se descubrió uno de los yacimientos prehistóricos más importantes de Europa. El yacimiento no se encuentra en la ruta del Camino, pero sólo unos tres km lo separan, por lo que es posible su visita, eso si, hay que concertar la visita que salen desde el mismo pueblo. 


    Atapuerca

   Atapuerca y Agés al fondo

Atravesamos Atapuerca y tomamos un camino ascendente que deja el pueblo a la derecha y desde el que tenemos una buena vista de los pueblos vecinos de Agés y Atapuerca. El camino pedregoso con robles a la derecha y alambres de espino a nuestra izquierda, éstos pertenecen a un terreno militar, asciende hasta un pequeño puerto a 1060 metros de altitud, estamos en plena Sierra de Atapuerca y aunque la subida es incomoda por las piedras sueltas, ésta no es larga, y en pocos minutos alcanzamos la cima, donde una enorme cruz nos recibe.


    La gran cruz de la loma de Matagrande a 1060 mt.

 

La cumbre es un lugar de encuentro y hermosas vistas, entre ellas la ciudad de Burgos, que aunque algo lejos aún, ya se puede ver en la lejanía. Un cartel nos invita a gozar de las vistas y también a realizar algunas fotos. Aquí nos reunimos todos para comenzar juntos el descenso que nos llevará hasta el pueblo de Villalval.


    Dos peregrinos en animada conversación.  

    Desde la loma de Matagrande ya vemos Burgos   

La bajada hasta Villalval y el Valle del río Pico es muy agradable y placentera, el día sigue nublado y la temperatura es ideal para pasear por estos hoy solitarios parajes del Camino de Santiago a su paso por Burgos. 


    Descenso hacia Villalval 



Al entrar en Villalval lo primero que llama mi atención es su iglesia en ruinas, disparo fotos aquí y allá, y a medida que me acerco no puedo dejar de lamentarme por su estado. Cómo es posible que esta preciosa iglesia esté totalmente abandonada y derrumbándose ante el asombro de peregrinos y me imagino que mucho más de los pocos vecinos que forman este pueblo. A medida que el Camino avanza y las comunidades autónomas van pasando ante mis ojos, me voy dando cuenta de que no todos somos iguales, unos tienen y reciben mucho más que otros, ésto se ve con una simple mirada a los pueblos y monumentos que atraviesa el Camino.



                     Iglesia de Villalval 


Sólo 18 habitantes tiene Villalval, pero también ellos tienen derecho a tener iglesia y disfrutar de ella como lo hicieron sus antepasados. Me contaron que está previsto su restauración y convertirla en albergue del Camino de Santiago, pero de esto hace unos años y todo sigue igual. Yo desde aquí lanzo una llamada a los gobernantes de Burgos y Castilla y León para que tengan a bien restaurar esta preciosa iglesia. 


    Fuente en Villaval 

Después de visitar las ruinas de la iglesia nos dirigimos hacia una antigua fuente para saciar nuestra sed, algo acuciante por la larga y extensa bajada de la loma de Matagrande. Una vez que el agua hace su efecto confortable en nuestras gargantas y después de un descanso, decidimos seguir hasta Cardeñuela-Riopico y comer en algún bar o lugar de la zona.
De origen romano, esta fuente con dos hornacinas es muy parecida a la Fuente de la Peluquera en Cadalso de los Vidrios, sólo tenéis que fijaros en la hornacina superior para ver la enorme similitud.

    Cardeñuela Riopico 

    Iglesia de Cardeñuela Riopico 


Cardeñuela Riopico es otro pueblo del Camino con un encanto especial y una iglesia de Santa Eulalia que se eleva en un pequeño alto desde el que se domina el pueblo. Aquí pensábamos tomar algo pero al final decidimos hacerlo en Orbaneja, dando lugar a una peregrinación cómica trasladando nuestros enseres gastronómicos.


    Hacia Orbaneja

Una abundante comida regada con los buenos vinos burgaleses nos devuelven a la vida y casi consiguen alejarnos del Camino, es el reto al que se enfrentan los peregrinos en cada descanso y en cada comida antes de llegar al final de etapa, pero el camino debe continuar y las fuerzas salen desde los más profundo de nuestro sentimiento peregrino y a pesar del cansancio, de las ampollas y del bienestar de una sobremesa, de nuevo nos ponemos en camino, de nuevo volvemos a soñar con nuestro destino y una vez más sentimos la llamada del caminante que no deja de pensar en ese destino final que es Santiago y en nuestro hoy final de etapa en Burgos.

Desde Orbaneja continuaremos durante unos cinco kilómetros hasta Castañares y de aquí a Burgos mejor ni hablar, puentes, autovía, río Arlanzón, Plaza de San Juan, Avda. del Cid Campeador y por fin la catedral de Burgos, para nosotros el final de etapa.


    Arco de Santa María. Burgos


                En el monumento al peregrino en la Plaza de San Fernando frente a la Catedral
               de Burgos  


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

5 comentarios:

Asociación Amigos Camino de Santiago en Cadalso de los Vidrios dijo...

Bravo Perico, reportajes como este demuestran por qué la Asociación de Amigos del Camino de Santiago en Cadalso de los Vidrios recomienda el blog del "zorro corredero". Gracias por tu divulgación. Javier.

Anónimo dijo...

Precioso Pedro, como me encantan tus etapas del Camino de Santiago.

Inés

Pedro Alfonso dijo...

Muchas gracias Inés y Javier. Un saludo a los dos y buen camino.

Zorro Corredero

Anónimo dijo...



Como bien dices somos peregrinos atípicos, pocos madrugones, (por otra parte, no veo la necesidad de madrugar, lo único que tenemos que hacer en todo el día es andar y por otro lado no hemos pasado calor que es por lo que se supone que la gente madruga, o para coger albergue que no es nuestro caso) comida copiosa, que a veces hace que el último tramo se haga imposible, pero aun así siempre terminamos cada etapa, pero lo que no se puede negar es que también hacemos un Camino divertido y bastante original.

Cuando he visto las fotos del traslado de nuestros pertrechos no he podido contener una carcajada recordando aquel tramo de carretera, y eso que has tenido el detalle de poner de espaldas al que transportaba la bandeja de “Chevalieres”.

Por cierto, donde estaban los Galanes en la foto de la Plaza de “San Fernando”, no de San Francisco, creo que el error lo has cometido a propósito para ver si ponemos atención al leer tus comentarios, tú no te puedes confundir.

Como siempre genial. Chari/Manolo

Pedro Alfonso dijo...

Ya he corregido la Plaza de San Fernando. Claro que lo había puesto a posta para ver si lo notabais, pero sólo alguien de Burgos se ha dado cuenta. La gente ni sabe ni conoce lo que pisa, qué cosas¡

Zorro Corredero