Monton de trigo

Hayedo de Montejo

martes, 10 de noviembre de 2009

Rincones de Cadalso: Lancharrasa

              Lancharrasa

Lancharrasa un día de invierno.


En Cadalso decir la Sierra es sinónimo de Lancharrasa que así es como se llama ese pico que domina el pueblo por su parte oeste y que desde siempre ha estado unido a Cadalso y lo cadalseño. Lancharrasa es un pico con una altitud de 1207 m. y que recibe este nombre por la gran lancha que existe casi en su cima y que podemos observar desde Cadalso.


Atardecer desde Lancharrasa

Aquí conviven prados, viñas, huertos y pequeños bosques de castaños y pinos. Hace años en estos prados pastaban reses bravas de ganaderos de nuestro pueblo que tanta fama y afición crearon por estos lares, pero que hoy en día han desaparecido, la última conocida como Sotillo Gutiérrez y perteneciente al Dr. Enrique Parache fallecido en 1999 desapareció de esta sierra hace unos años.



El Cerro Casillas desde Lancharrasa

La vegetación de Lacharrasa es abundante con todo tipo de árboles y arbustos, podemos encontrar pinos, castaños, madroños, alcornoques, arces de Montpelier, membrillos, robles ,encinas, enebros, así como endrinos, escaramujos y majuelos.


Majuelas

Escaramujos o tapaculos

Madroños

Endrinas



La zona más alta está dominada por piornos, lentiscos y retamas; en los lugares menos expuestos a los vientos los matorrales dominantes son tomillo, cantueso, romero, orégano, salvia, espliego y mejorana. En las parte más baja abundan toda clase de frutales, como peros, manzanos, melocotoneros, cerezos, guindos, todos en recesión debido al abandono de los pequeños huertos que se extendían por toda la sierra y que se fueron abandonando con el tiempo, a pesar de todo, aún quedan algunos de estos huertos donde se siembra toda clase de verduras, hortalizas y flores. En algunos de ellos hoy igual que siempre se siguen regando con el buen agua de los pozos que es sacado cubo a cubo gracias a los "cristos", gran suerte la que tenemos de poder observar en algunos de ellos los últimos “cristos”.





   Cristo y cubo para contrapeso.



Se llama "Cristo" a un artilugio realizado con madera, hierro y un par de cubos de zinc en cada extremo, uno para sacar el agua una vez introducido en el pozo y el otro cargado de piedras que sirve como contrapeso. Estaba construido con dos troncos uno vertical en forma de Y y clavado en el suelo y otro horizontal llamado “cigüeño” unido con un pasador de hierro y del cual se colgaban los dos cubos, hoy sólo quedan dos, uno en el huerto de Antonino y el otro en el de Cele “Musulmán”



Prados en la sierra con el Cerro Guisando al fondo

Pozos y norias han servido siempre para el riego de los huertos y para saciar la sed de la cadalseños que hasta aquí subían, pero el manantial más famoso es el de Fuente Techá, llamado así por tener en el pasado una hornacina o techo, sus aguas abastecieron el estanque del Palacio a través de una cañería realizada con ladrillo árabe y que se destruyó para llevar el agua de riego a los pequeños huertos, en algunos tramos ésta parece que fue construida en la época de la dominación árabe, luego se hizo otra para abastecimiento del pueblo que hoy en día está abandonada y que surtía de agua a los caños Este y Oeste de la fuente abrevadero con cuatro caños que existía en la Plaza.


Casa para refugiarse de las tormentas



Pasear por los caminos de la Sierra o ascender a su cumbre, para lo cual hay que saltar una pequeña pared que rodea todo el pico, la cual fue mandada construir por Parache para separar su finca del resto y que el ganado bravo pastase con más aislamiento en los años 50 y que costó a 10 ptas el metro según me contó hace años mi buen amigo Paulino “Canario”, es un autentico deleite para nuestros sentidos. En invierno la vista de las montañas nevadas del Valle de Tiétar con el macizo central de Gredos al fondo, en primavera disfrutar de la inmensa vegetación que puebla toda la sierra con multitud de flores y árboles, en verano, época poco aconsejable por el calor pero placentera al atardecer para disfrutar del aire fresco que encontramos dada la altitud y por último el otoño, para mi la mejor época, donde los frutos silvestres nos deleitan con sus formas y colores, los atardeceres rojos y los castaños con su variedad de tonalidades dan al lugar un aspecto bucólico y relajante, y todo ello sin gente y a solo unos minutos del centro del pueblo, se puede pedir más.



Panorama desde Lancharrasa


Cadalso a la vera de la Sierra

Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Menuda gozada, querido Pedro, pasearse cada día por tu MASGNIFICO Blog. Cuando niños, teníamos la Enciclopedia Alvarez, fuente de casi todos nuestros conocimientos infantiles. Ahora, gracias a Tí, descubrimos que Cadalso es, muchos más de lo que imaginábamos. ¡¡Y menudos paisajes "inéditos" que nos regalas!.
Un abrazo.Balta

Pedro Alfonso dijo...

Gracias por tu ánimo y tu energía moral, con esto creo que ya tengo suficiente para seguir dando guerra con el zorro corredero.
Amigo Balta como tú, pocos.

Un abrazo
Pedro