Raquetas

Raquetas
Esperando que la nieve vuelva, ya queda menos.

La portalera del Valle

La portalera del Valle
Un recuerdo de otro tiempo

viernes, 13 de marzo de 2015

El Asrham de la Madre Teresa de Calcuta en la ciudad india de Agra



Los niños son como las estrellas. Nunca hay demasiados.
            
               Teresa de Calcuta




El Asrham de la Madre Teresa de Calcuta en la ciudad india de Agra, es un lugar donde las Misioneras de la Caridad de Agra ofrecen alimento y asistencia a muchos niños enfermos y abandonados de la sociedad india. Este orfanato comenzó a funcionar a mediados de los años 50 del pasado siglo, y es uno de los proyectos más queridos de la India.



Cuando se viaja a la India se puede ver de casi todo, monumentos y palacios de gran belleza, calles llenas de historias y anécdotas, lugares que jamás podrás olvidar, personajes que te marcarán para siempre, es ésta otra forma de viajar, de sentir la calle y la vida, y de comprender la gran suerte que tenemos de haber nacido en un país donde nunca nos falta de casi nada. Pero si el turismo tiene cosas interesantes que ver y visitar, existen otras que también están ahí y que nos ayudarán a comprender mucho mejor la vida y a ser menos egoístas, esta puede ser una de ellas, me estoy refiriendo al Asrham de las hermanas de la caridad de la ciudad de Agra.




Sólo tenemos que hacer un visita, y una vez dentro estoy seguro que te cambiarán todos los esquemas, porque si al principio sientes una especia de pena, pronto comienzas a sentir un acercamiento cargado de sentimientos y ternura hacia los niños y niñas que aquí comen y viven gracias a las aportaciones de muchos indios y cienos de turistas que hasta aquí llegan, es esta otra forma de hacer turismo, de sentir un país y de comprender por qué Teresa de Calcuta llegó hasta tantos millones de corazones y se quedó para siempre.
 



 Las fotos pueden ser impactantes, pero están llenas de amor y ternura, y fue tan difícil hacerlas que sentí que con cada disparo sentía que les estaba robando una parte de su existencia, e incluso de su desgracia, pero ellos me dieron una lección de vida, comportamiento y afecto, tanto que jamás podré olvidar las sonrisas apagadas de sus ojos, esas manos que se asían a las tuyas, y esas ganas de querer colaborar que despertaban en todos los presentes, tanto que hasta alguna, meses después pensó un volver para adoptar, algo que creo era imposible. Es tanto lo que te enseñan en tan pocas horas, y es tanto el apego que despiertan en ti, que desde el primer momento les comienzas a querer.



Dios está en todas partes, pero en el Asrham de la Madre Teresa de Calcuta de Agra está mucho más presente, al menos eso fue lo que yo sentí.
Espero que miréis estas fotos con respeto, cariño y humildad, porque sólo así os harán sentir la verdadera presencia y bondad de Teresa de Calcuta, la cercanía de los más débiles y la comprensión para ayudar a todos los que nos necesitan. 














 









Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por compartir esta experiencia tan humana, y que en nuestros corazones siempre viva una madre Teresa de cancuta, muchas gracias !

Merce Lopez Gracias

Anónimo dijo...


Lo mismo digo, es un placer visitar lugares y conocer situaciones para darnos cuenta de todo lo que nos quejamos teniendo de todo.

Gracias Pedro

Mariano

Pedro Alfonso dijo...

Gracias a tí Merce por interesarte y sentirlo en tu corazón.

Pedro Alfonso dijo...


Mariano, tienes toda la razón, pero los humanos siempre queremos más.

Un saludo

Anónimo dijo...

Gracias que cuidan a estos niños. Pero da pena ver tanto niño que gracias a esas misiones no están solos. Gracias a la Madre Teresa de Calcuta y siguen allí

Chelo Villarin Recio