Raquetas

Raquetas
Esperando que la nieve vuelva, ya queda menos.

Majalcobo

Majalcobo
Pincha en la foto para ver la Ruta de las Cascadas de Majalcobo ( Casillas )

jueves, 12 de junio de 2014

Cerro Casillas-Pozo de la Nieve. Macizo Oriental de Gredos




Organizado por los amigos del Camino de Santiago de Cadalso ( AACSCV ) hoy vamos a realizar una travesía clásica de nuestra zona, me refiero al recorrido circular que partiendo desde las Eras de Casillas, asciende al puerto de Casillas para desde aquí coronar la cima del Cerro de Casillas de 1770 mts y descender por la cara este hasta el lugar conocido como Pozo de la Nieve. Desde aquí se regresará al puerto y volveremos a nuestro lugar de partida en las Eras. El recorrido son unos 18 km y el desnivel cerca de los 600 mts.




Hasta la hora de partida no sabía cuantas personas realizaríamos la marcha, pero poco a poco fue llegando gente hasta juntarnos 16 personas de Cadalso, 6 de Escalona y otros 4 más de Casillas que se unirían al grupo más tarde. Una marcha que junta gente de tres comunidades autónomas; Castilla La Mancha, Madrid y Castilla León.
 La hora de partida eran las 8 de la mañana, así que tras esperar unos minutos de cortesía, partimos en distintos coches para el cercano pueblo de Casillas.


   El grupo en la Eras de Casillas junto a Lucero.


Desde la antigua Plazoleta, hoy Plaza del Dr. Fleming y lugar de partida hasta las Eras de Casillas atravesamos Rozas y tras descender hasta la 501, la cruzamos y comenzamos la preciosa subida al abulense pueblo de Casillas, una subida de gran belleza por el bosque de castaños que se atraviesa, así como por las buenas vistas que desde aquí se tiene del Valle del Tiétar

Después de la foto de rigor del grupo junto al caballo de Javier, llamado Lucero y que tantos recuerdos me trae de otro caballo, este de verdad, que poseía allá por los años 60-70 el padre de mi gran amigo Balta.




Desde las Eras tomamos el camino del puerto, es este un recorrido de unos 4 km siempre en subida pero que se hacen cortos por lo espectacular del paisaje y la naturaleza que durante todo el tiempo nos acompaña hasta el puerto.


   Las Cabezas de Rozas y la Peña de Cenicientos desde la subida al Pto. Casillas  


Castaños y robles se suceden hasta una altitud donde desaparecen para que sea el pino el protagonista. Pero en algunos momentos la frondosidad nos deja asomarnos por una ventana natural desde la que se divisa el horizonte con el comienzo del Valle del Tiétar, las Cabezas, montañas de las Rozas, y más al fondo la silueta inconfundible de la Peña de Cenicientos donde resaltan sus dos cimas principales.


   La vieja pared parece ser la frontera entre los castaños y los pinos.


El lugar guarda celosamente la belleza de la tierra que aquí se funde con el cielo, hoy algo nublado, y los colores del paisaje. Es primavera, abajo los campos hace días que están yermos, pero aquí debido a la altitud, ahora estaremos a unos 1250 mts, la vegetación todavía mantiene el verdor que contrasta con las jóvenes hojas de los castaños que se encuentran en flor.

Y como si de los colores elegidos por el pintor para un cuadro se tratara, aquí la altitud y el clima son los encargados de elegir los colores, y si hasta ahora eran los colores de castaños y robles los elegidos, ahora es el verde del pino, árbol mucho más resistente al frío el que pueble las laderas de estas montañas.




A medida que los pasos se hacen más cortos y el aliento parece faltar se va acercando nuestro primer punto de encuentro. Ahora sólo nos acompañan los pinos  y una hermosa fuente que dejamos a nuestra izquierda, única en todo el recorrido, hasta el Puerto de Casillas que se alza a unos 1460 mts de altitud.


   Pantano del Burguillo y su puente de la Gaznata desde el Pto Casillas.


El Puerto de Casillas es un excelente mirador del Valle de Iruelas y el pantano del Burguillo. Desde aquí se pueden hacer varias marchas de un día, pero la más clásica es la que nosotros vamos a realizar hoy. Un camino perfectamente marcado nos lleva desde aquí hasta el Pozo de la Nieve por la cara norte del Cerro Casillas, tal vez sea esta la más concurrida. También se pueden realizar marchas a las cumbres de Majadazarza, la Pizarra, el Berrueco y la Escusa que con 1995 mts es la máxima altura de estas cumbres y un excelente mirador del Valle del Alberche y Navaluenga, sin olvidar el lugar conocido como las Praderas del Sol, verdes y con agua siempre y lugar elegido por la colonia de buitres negros y leonados para asearse al atardecer, todo un espectáculo el que nos brinda estas montañas y su valle de Iruelas.




Poco más de una hora nos ha costado llegar hasta el puerto y superar los más de 300 mts de desnivel, ahora son las 10,15 horas y partimos de la Eras a las 9,08. Tras la foto de rigor que todo el mundo se hace al llegar hasta aquí, nos adentramos en la subida al Cerro de Casillas.
No es nada difícil encontrar el camino, bueno, mejor decir el cortafuegos enorme y desolador que nos llevará hasta la misma cumbre. En el pasado existió una pequeña senda entre piornos que fue destrozada para hacer el cortafuegos, perdiendo todo su encanto y dejando todo arrasado. Tal vez esto fuera necesario para proteger el Valle de Iruelas ? Tal vez.




Las primeras rampas son las peores por su inclinación y fuerte desnivel, pero luego un llano será suficiente para recuperarnos y volver a coger fuerzas para la siguiente rampa que nos separa de la cumbre. La niebla hace acto de presencia y ya no nos dejará hasta nuestro próximo destino.


   Las Eras y la ermita de San Isidro desde la subida al Cerro Casillas.


En algunos momentos la niebla nos proporciona un claro en el que podemos distinguir algo del paisaje que hoy nos ha sido vetado. Abajo entre la espesa vegetación podemos ver las Eras y su ermita de San Isidro, lugar de partida de nuestra travesía.





Pero pronto las piernas parecen relajarse, el corazón deja de palpitar aceleradamente y la vista nula a nuestro alrededor por la niebla, envía un mensaje de tranquilidad a nuestro cerebro...¡¡¡Estamos en la cumbre del Cerro Casillas !!!



   Cumbre del Cerro Casillas

Un descanso para un pequeño tentempié y unas fotos son hoy lo único realizable, la niebla nos ha quitado la belleza paisajística, pero es igual, algunos ya lo conocemos bastante y otros tendrán la oportunidad de volver a subir otro día.
Estamos a 1770 mts de altitud y desde aquí se puede ver gran parte de Gredos y Guadarrama, los valles del Alberche y Tiétar, las sierras de San Vicente y la Paramera y muchos lugares y pueblos que siempre nos han acompañado a los que hemos nacido en estas tierras.





La niebla juega con la cumbre y en algún momento la despeja tanto que el cielo se vuelve de un azul intenso que proporciona un bello color a la foto del grupo. También nos deja ver la Garganta de la Yedra y el Castañar de El Tiemblo que más abajo se mezcla con pinos y robles.


   Cumbre del Cerro Casillas ( 1770 m.a.s.n.m )


   La Garganta de la Yedra de El Tiemblo y el Cerro de Guisando al fondo.


Desde arriba ya se divisa el Pozo de la Nieve, un edificio de piedra y madera en el que conviven tanto el espacio del pozo como otro donde se encuentra un refugio con chimenea. Aquí se puede pernoctar, siempre está abierto, pero no tiene nada para facilitar la noche. Es necesario tener mucho cuidado con el fuego y no dejarlo nunca encendido al abandonar el refugio. En 2010 sufrió un incendio y desapareció toda la techumbre, teniendo que ser restaurada de nuevo.


   Pozo de la Nieve desde el Cerro Casillas.


   Con Salvón, casillano adoptivo y experto conocedor de la zona.


Desde la cumbre la bajada hasta el pozo es evidente ya que no dejamos de verlo en todo el descenso. Hoy los piornos ( erizones ) cubren todo y a veces es difícil encontrar el camino, pero sólo tenemos que dejarnos llevar para en pocos minutos encontrarnos en otro cortafuegos que de seguirlo nos llevaría a la Cima de la Encinilla, el Llano de Cuatro Manos y  La Parra, cumbres que cierran la parte oriental hasta acabar en El Tiemblo.





   Peña Muñana.


Ha sido en un momento de la bajada cuando la niebla ha desaparecido y he podido distinguir la silueta de la Peña Muñana de Cadalso. Hoy el día no es muy bueno para fotos pero no podía dejar de plasmar esta imagen de nuestra Peña en la lejanía con Cadalso a su pies, la hendidura del Valle del Tórtolas delante, las canteras a la izquierda y muy al fondo los blancos invernaderos de Villa del Prado que se pierden en la llanura toledana.






   El Cerro de Guisando, San Juan y la Almenara de Robledo.


   Entre erizones en flor.



Los caminos se pierden entre los erizones y cada uno desciende como puede hasta el cortafuegos. Una vez abajo se puede seguir este cortafuegos hasta un portacho entre el Pozo de la Nieve y la Encinilla, pero la mejor es desviarse a la izquierda para dirigirse directamente hasta el Pozo por altos piornos, también llamados erizones (Echinospartum barnadesii), y piedras que a veces nos hacen cambiar el rumbo de derecha a izquierda, pero sin complicaciones. 




Atravesando por las piedras y piornos ya divisamos las praderas donde se encuentra el Pozo. Al fondo podemos ver los cerros de la Encinilla con el cortafuegos que acabamos de abandonar y que sirve para coronar su cima, el Llano de Cuatro Manos y más al fondo Cabeza la Parra, cumbre de El Tiemblo




El entorno del Pozo de la Nieve, situado en la parte más oriental de Gredos y en plena reserva natural del Valle de Iruelas con el embalse del Burguillo como fondo, es un lugar de enorme tranquilidad y donde se puede encontrar el sosiego que no hay en otras montañas. Pasar una noche en el refugio o haciendo vivac es algo que os recomiendo y que no podréis olvidar. Las sombras de las montañas próximas, el ruido de la noche, el calor del refugio y el  amanecer es algo que te dejará una señal para siempre.
Multitud de arroyos de montaña descienden ladera abajo, un bosque con enorme diversidad puebla las laderas donde habitan una gran variedad de aves y mamíferos hacen que este lugar sea único.


   Chicharra de montaña ( Steropleurus stalii)   Esta es un macho, las hembras tiene al final del      abdomen un rabillo terminado en punta.



Desde el Pozo observamos la mole del Cerro de Casillas que en esta época  aparece cubierta de piornos y con esa niebla que va y viene y que se ha mantenido todo el día. Comemos algo y tras la visita y descenso al Pozo de la Nieve, algunos es la primera vez que lo visitan, decidimos regresar tomando la clásica senda que discurre por la cara norte del Cerro Casillas y que termina en el Puerto, lugar de partida para para acceder al Pozo.


   El grupo junto al Pozo de la Nieve y el refugio.

   El Pozo de la Nieve y la escalera utilizada para bajar y aplastar la nieve.




La senda se mantiene prácticamente a media ladera y  a una altura similar durante todo el recorrido, primero se atraviesan unas verdes praderas en las que sobrevive un viejo y enorme majuelo  que al estar junto a unos regatos de  agua se mantiene fresco durante todo  el verano y es el  lugar elegido por las vacas para descansar bajo su sombra.


   El viejo majuelo destaca como centenario y único árbol de la pradera.



Atrás vamos dejando al Pozo y casi sin darnos cuenta nos adentramos el la ladera norte desde podemos ver a nuestra derecha el embalse del Burguillo y enfrente cubierta por la niebla durante todo el día la cumbre de la Escusa.



   Senda del Pozo con la cumbre de la Escusa al fondo.


   Valle de Iruelas y embalse del Burguillo.


   Llegando al Puerto.


Cerca del puerto los pinos ( plantados hace años) nos hacen sombra, aunque hoy no la necesitamos, y nos auguran la proximidad del puerto





Una vez reunidos todos en el puerto, nos hacemos la última foto de grupo y tras un breve descanso partimos para la Eras en un descenso rápido en el que no falta aprovecharse y trochar por algún atajo. Trochar es una vocablo muy utilizado por los habitantes del macizo central de Gredos.




El grupo se disgrega y cada uno baja como quiere o como puede, dejando atrás el puerto de nuevo aparecen los pinos que pronto darán paso a los castaños. Toda la zona de las Eras de Casillas está cubierta por un extraordinario y bien conservado bosque de castaños que a veces se mezcla con pinos y robles, creando una peculiar estampa de colores en todas las estaciones, más evidente en otoño.


   Los castaños se mezclan con pinos y robles.




   Flor del escaramujo o tapaculos.   


La llegada a la Eras es bien recibida por todos, se acabó andar y ahora toca disfrutar del descanso, del paisaje y de las bromas ante los acontecimientos ocurridos durante la travesía. Dar las gracias a Javier que está en todo, y podemos llevarnos a la boca una fresca cerveza que reposaba en una de esas neveritas que cargadas de hielo consiguen enfriar todo lo que se les mete. Gracias por el detalle.
Y así sin más regresamos a Casillas para tomar de nuevo la carretera que nos llevará a las Rozas de Puerto Real y a Cadalso. Antes ya habían partido los integrantes del grupo de Escalona.




     Integrantes del grupo. Ismael está aparte porque no cabía en el collage


Y para terminar, agradecer a todos vuestra compañía en este día de montaña, en especial a los de Escalona porque para venir han tenido que madrugar un poco más, a la familia casillana de Salva, Ana, Isaías e Ismael, que desde siempre han sido para mi y para estos parajes una parte muy importante. Gracias también a Javier, incansable organizador, dispuesto para todo y para todos. Y como no gracias a todo el grupo en general, un poco más para José María, Celia y Canillo, esto por la edad, con perdón.

Hasta la próxima. Nos vemos en las Lagunas del Parque Nacional del Guadarrama


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

10 comentarios:

Manuel Gonzalez Fernandez dijo...

Como siempre un gran reportaje precioso nuestros bosques mi más sincera Enhorabuena de Manolo el Nacho un saludo

Pedro Alfonso dijo...



Muchas gracias manolo. La próxima os tenéis que apuntar.


Un saludo
Pedro

tony monton dijo...

Se nota tu espíritu montañero y es que lo bordas, aun más, cuando tocas la naturaleza.
Un abrazo y ya hablaremos que ando muy liado.

Pedro Alfonso dijo...


Pues gracias por saber reconocer mi bordado, y sin bastidor...

La semana que viene hablamos.

cepapinares dijo...

Magnífico Pedro, tú si que estás en todo, en esa forma de contar las cosas cuando hablas, y en la forma que escribes, y sobretodo, en esa manera de hacer fotos que tanto envidio. Gracias por llevarnos hasta allí y por enseñarnos tanto.
Un saludo. Javier.

Anónimo dijo...

Richard Pickers dijo:

Magnífico reportaje. Yo he disfrutado haciendo la marcha, y reviviéndolo contigo. Enhorabuena por la organización y por la buena gente.
Gracias Pedro. Buen camino!!!

Pedro Alfonso dijo...



Gracias a vosotros Javier y Richard porque también sois parte importante de la Asociación y sin el trabajo que realizáis y las ideas que siempre aportáis nada sería como es.

Un abrazo
Pedro

Anónimo dijo...

Una pena no haber podido acompañaros,la proxima sera.Un saludo para todos.Paquitopirata.

Pedro Alfonso dijo...


Paco, déjate de leches y apúntate a la próxima salida. Bueno, mejor será que aremos el tempranal...o no?

Un abrazo.
Pedro

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

LAS DOS GITANILLAS EN LA
PLAZUELA DE CENICIENTOS

Llegaron dos gitanillas
diciendo ser lañadoras,
caritas sucias reidoras
de la sierra de Casillas.

"¡Sacad, coruchas, pucheros
y cacharros de metales,
que con manos celestiales
soldamos vuestros calderos!".

Gráciles cual las gacelas
su habilidad pregonaban,
zapateando cantaban
tocando las castañuelas.

Rebosaba la Plazuela
absorta en expectación,
dio la fuente el diapasón
y abrió de agua su cancela.

Las bandadas de gorriones,
posadas en los alambres,
y de flores sus estambres
aplaudían sus canciones.

Primacía de muchachos
puestos en primera fila,
con curiosidad que enfila
la pana de los bombachos.

Dieron la buenaventura,
riquezas pronosticaron,
y alegría nos dejaron
y deseos de aventura.

Y yo guardo en mis retinas
de aquellas dos gitanillas,
el cobre de sus mejillas
del viento de las colinas.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho