San Antón 2010

San Antón 2010
Recordando la fiesta de las sanantoneras de 2010

Pinturas iglesia

Pinturas iglesia
En el año 1947 se realizan las pinturas del Altar Mayor, pinturas que los de cierta edad hemos conocido, el pintor se llamaba Félix y cuentan....

lunes, 26 de mayo de 2014

Real Fábrica de Cristales de la Granja

 
                    Los soplones visitan la Real Fábrica de Cristales de la Granja ( Segovia )



El sábado 17 de mayo un grupo de soplones tuvimos la oportunidad de visitar la Fabrica de Cristales de la Granja y de convivir por un día bajo el recuerdo y la historia de la fabricación del vidrio. El viaje fue organizado por el Ayuntamiento de Cadalso de los Vidrios y juntó nada menos que 72 personas, las cuales disfrutamos del entorno y las vistas de la Granja de San Ildefonso, su real fábrica de cristales, sus fuentes, su exquisita gastronomía y una sorpresa llamada Sotosalbos de la que algunos pudimos disfrutar gracias a la invitación de Tony Montón. 

La Real Fábrica de Cristales de la Granja se construye con la llegada de los Borbones a España. El rey Felipe V manda construir en 1727 un horno de pequeñas dimensiones para la fabricación de vidrios con el fin de abastecer al palacio de la Granja de ventanas y espejos. La fábrica se funda en 1728 y trabajaba el estilo barroco de Bohemia, Alemania y Francia.

Al cerrarse la fabrica de Nuevo Baztán por dificultades para abastecerla de combustible, el oficial Bueneventura Sit se traslada a la Granja y comienza la producción.

En 1746 llega un maestro vidriero procedente de Francia llamado Dionisio Sibert, impulsando la fabricación de cristal labrado, utilizando plomo en su composición. Los descendientes de Dionisio trabajarían en las fábricas de Cadalso años más tarde, siendo en la actualidad un apellido común en Cadalso.


   Detalle exterior.

   Exposición de máquinas utilizadas para la fabricación del vidrio. 




                         Horno y cúpula 

   Cúpula central.


En 1836 se hace cargo de la fábrica la Hacienda Real, convirtiéndose en Fábrica Real pero dependiendo siempre del tesoro público de la nación al no poder autofinanciarse.


El lugar elegido fue decisivo por la gran abundancia de pinos y robles que poblaban los pinares de Valsaín, ya que su suministro garantizaba el combustible para los hornos. De hecho la corona impuso en 1761 la venta forzosa de pinares y robledales en la ciudad y tierra de Segovia. Tanto las arenas como las arcillas refractarias, materia prima para la fabricación se obtenían de las localidades próximas de La lastrilla y Brieva.



   Molinos, tolvas, prensas, moldes, laminadoras, se exponen como recuerdo de un pasado floreciente.

   Elementos para la fabricación del vidrio.



La fábrica alcanzó el mayor esplendor con los reinados de Carlos III y Carlos IV. El edificio que hoy conocemos se construyó entre 1772 y 1772 en el lugar de San Ildefonso, siendo destinado a la fabricación de cristales planos y disponiendo en esa época del privilegio real que le otorgaba el monopolio de la venta de vidrios en Madrid y los reales sitios.


Durante la guerra de la Independencia la fábrica deja de producir, siendo de nuevo Fernando VII en 1815 el que comienza con la producción de vidrio. A la muerte del rey y al dejar de recibir ayuda de la corona se vuelve a parar la fabricación y se alquila por trozos a los vecinos.






   

No se volverá a fabricar vidrios hasta el año de 1911 cuando se establece la Cooperativa Obrera Esperanza que arrienda los edificios y vuelve a poner en marcha la fabricación de vidrio plano. Así continuaría hasta que en 1963 se dejo de fabricar, quedando el edificio sin uso y totalmente abandonado.
Casi 20 años tuvieron que pasar para que en 1982 se iniciara la restauración y recuperación de la imagen del edificio por parte de la constituida Fundación Centro Nacional del Vidrio, instalando el Museo Tecnológico del Vidrio, la Escuela del Vidrio y el centro de Investigación y Documentación Histórica del Vidrio.



                           Estatua de Felipe V en la Fábrica de Cristales de la Granja






El Museo se aloja en la antigua Real Fábrica de Cristales de La Granja, un enorme rectángulo que aloja en su interior un conjunto de edificaciones que suman en total cerca de 25.000 m² de superficie construida.

El Museo del Vidrio ofrece en más de 16.000m² diversas exposiciones que permiten contemplar piezas, lámparas, moldes y numeroso instrumental y maquinaria empleados en la industria vidriera, componiendo una gran muestra atractiva y didáctica de los fabricados del vidrio y de sus aspectos científicos y técnicos. No se expone ningún vidrio fabricado en los hornos de Cadalso.


   Los cadalseños y cadalseñas atienden con enorme interés las explicaciones de la historia de la    fábrica y sus vidrios.


   Vidrios expuestos en el museo de gran parecido a los fabricados en los hornos de Cadalso   




El edificio actual, uno de los mejores ejemplos de la arquitectura industrial europea del siglo XVIII, fue encargado por Carlos III a José Díaz Gamones, Maestro Aparejador real, después de haber sufrido el anterior un incendio en 1770, que había destruido una parte importante de las instalaciones (principalmente en madera) de la fábrica de vidrio plano.
El conjunto, al contrario que el anterior, en extramuros para evitar nuevos incendios, fue construido con mampostería de granito para los muros y ladrillo para las bóvedas, forma una gran edificación rectangular  con un gran patio central. Es un edificio neoclásico, que forma un conjunto unitario donde se mezclaban las distintas actividades de la fabricación del vidrio, y las viviendas de los artesanos.

La edificación principal, destinada en principio a la fabricación de vidrios planos, consta de nave central cubierta con bóveda de cañón y dos brazos a modo de crucero que cubre sus centros con cúpula sobre pechinas y bóvedas esquifadas en sus extremos. A ambos lados de la nave se sitúan las arcas de recocido separadas por gruesos muros a modo de contrafuertes. Por detrás discurre el pasillo de atizaderos, cubierto por bóveda de cañón, con respiraderos para la salida del humo. 


                  


   Fabricación de una botella de vidrio soplado realizada en uno de los hornos que actualmente     funcionan a mas de 1500 grados.


Toda una experiencia de la que pudimos disfrutar y que nos reveló secretos de la historia de la fábrica y del vidrio que en ella se fabricó. Los cadalseños y cadalseñas deberíamos estar muy concienciados de todo lo que rodea el mundo del vidrio por nuestro pasado, y porque la historia de Cadalso se escribirá siempre con el fondo de unos maestros vidrieros soplando la caña.

Al caer la tarde visitamos las fuentes de la Granja, algunas en pleno funcionamiento, que nos sorprendieron y animaron a pesar del calor. 

La vuelta fue algo pesada, pero gracias al Atleti y su empate con el Barcelona, que a la postre le daría el título de liga, el regreso llegó a estar muy animado, aunque algo nervioso hasta el final del partido. Después estalló la alegría.


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

4 comentarios:

Anónimo dijo...


Pedazo de reportaje.


Cadalseñito

tony monton dijo...

Que me ha gustado y mucho y las fotos más, aunque no sean tuyas. ;-)

Pedro Alfonso dijo...


Todas mías como siempre. Cuando quieras te las dejo. Te gustan ehhh?

tony monton dijo...

¡lo que has mejorado!
Pues a lo mejor te pillo alguna que ya sabes que solo uso el teléfono para las fotos.
Dos besos.
Pdta.: Espero más.