Raquetas

Raquetas
Esperando que la nieve vuelva, ya queda menos.

Majalcobo

Majalcobo
Pincha en la foto para ver la Ruta de las Cascadas de Majalcobo ( Casillas )

martes, 29 de junio de 2010

Mi camino de Santiago

    Mariano, un peregrino cadalseño____2010



La historia de mi Camino de Santiago comienza en 1983, este año estuve muy enfermo y no sabía de qué, me hicieron pruebas y más pruebas y no daban con ello, me vieron en el hospital de Móstoles y luego en el Clínico, y al final después de yo que sé cuántas pruebas, resultó que lo que tenía era una depresión. No tenía dolores pero cada día estaba peor y al final me estaba volviendo loco, tan loco que decía que tenía bichos en la cabeza.

    Galo, Mariano y Nico en Santa Tecla____1993
 

Un vez que me dicen que es depresión, me ponen un tratamiento y estando con este tratamiento y todavía muy mal, un amigo mío desde hace 40 años que vive en Chapinería vino a verme y me invitó a un viaje a Santiago de Compostela, yo aunque estaba muy mal acepté, y en el mes de mayo nos fuimos mi mujer Juli y yo con mi amigo de Chapinería, que se llama Galo y su mujer Rosario. Nos fuimos en autobús hasta Santiago, allí pasamos una semana visitando la ciudad y los alrededores, los primeros días yo seguía con mi depresión, pero a los tres días de estar en Santiago yo noté que me empezaba a poner mejor y tenía más ganas de todo y un día estando en la catedral, después de dar el abrazo al apóstol Santiago, mi amigo Galo me dijo que como me había “mejorao” allí, íbamos a hacer el Camino de Santiago como promesa, yo no sabía qué era eso, lo había oído pero no tenía ni idea de que iba pero en ese momento le dije que sí, que lo haríamos cuando estuviera un poco mejor, esto era en mayo de 1993.
Al regreso de Santiago empecé a mejorar y en un poco tiempo me puse bien del todo, pero el tiempo pasó y no cumplimos nuestra promesa.
Un día de 2004, Galo me llamó para decirme que se había jubilado y que era el momento de cumplir nuestra promesa al apóstol, habían pasado 11 años y decidimos que era el momento de cumplir, y así lo hicimos.

    Puente de Hospital de Órbigo__2004



Comenzamos desde la misma catedral de León, el día 7 de junio de 2004 y llegamos a Santiago el 18, hicimos 12 jornadas. El camino lo hice bien, no me cansé mucho y los pies que son los que más sufren cuando terminé los tenía bien, pero bien, sin ampollas y sin nada, pero mi amigo Galo los tenía muy mal, en carne viva, así pasó todo el camino menos los dos primeros días.

   Credencial de Mariano con los sellos que acredita su paso____2004


 

"Un día dormimos en Castrillo de Polvazares donde  a la entrada del pueblo hay una cruz con un Cristo, cuando terminamos de comer le dije a Galo…vamos a dar una vuelta y vemos el Cristo, y me dijo…que Cristo? Fíjate como iría que ni le vio, tenía los pies “destrozaos”.

                       Galo y Mariano en Santiago____2004


Durante todo el camino disfrute mucho y me gusto todo, recuerdo un día que estábamos en el hotel los Templarios de Ponferrada y me llamó mi mujer para decirme que a mi hermano Emilio le había dado un infarto, aquella tarde estuvimos a punto de volvernos pero al final continuamos. Para mí la etapa más dura fue la primera, desde León hasta Hospital de Órbigo, la hicimos en un día y se hace en dos jornadas, no era difícil por el terreno, pero si por lo larga que fue, teníamos que terminar en Villar de Mazarife pero como íbamos bien continuamos 15 km más hasta Hospital de Órbigo. También fue muy dura la de O Cebreiro, salimos desde Villafranca del Bierzo y terminas en lo alto de O Cebreiro, pero continuamos un poco más hasta el lugar donde íbamos a dormir.., las etapas de León son más duras que las de Lugo y Coruña, aquí todo es subida y bajada con montañas.
Salíamos al amanecer, muchos días de noche y solíamos llegar sobre las dos o las tres de la tarde, comíamos en el lugar donde nos quedábamos a dormir y ya hasta otro día.
El día que salimos de León coincidimos con dos chicas americanas y fuimos todo el camino viéndonos, ellas habían salido desde Roncesvalles y el día que llegamos a Santiago nada más entrar nos las encontramos y se abrazaron a nosotros llorando, aquello era una cosa entre alegría y llanto de emoción, eran duras, andaban bien y tenían buenos músculos.


                       Compostela recibida por Mariano____2004



En Santiago recogimos nuestra Compostela y luego oímos misa, y recuerdo que el cura durante la celebración dijo….”se nota el que ha hecho el camino andando y el que lo ha hecho en coche, las caras lo dicen todo”
Y esta es la historia de mi camino que empezó con una promesa en Santiago y termino allí mismo pero 11 años después, en estos días mi amigo Galo y yo nos hicimos más que amigos, que ya lo éramos, en esos días nos hicimos como hermanos para siempre.
En el camino yo sentí algo que no había sentido nunca, lloramos de rabia y también de alegría y es algo que nunca me arrepentiré de haber hecho, yo en Santiago sentía algo dentro de mí que jamás había sentido y aunque yo no soy muy religioso, si creo que tiene que haber algo y cuando terminamos el camino sentí que ese algo estaba allí con Galo y conmigo.
Ahora estamos pendientes de llegar hasta Finisterre, pero Galo no anda muy bien y llevamos unos años esperando, pero yo no me muero sin hacerlo, eso si Dios quiere.


El equipo de Mariano descansa en su casa del Piquillo esperando el momento de partir a Santiago junto a su hermano de Camino Galo y cumplir su promesa y deseo de llegar hasta Finisterre.







Mariano Becerro López
Cadalso 29 de mayo de 2010


Fotos: Mariano Becerro
Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo no sabía que Mariano había hecho el camino de Santiago, pero si recuerdo cuando estuvo malo.

Enhorabuena por todo y a Finisterre.

Yturralde dijo...

Mariano gracias por haber puesto lo del
Camino de Santiago, yo tuve la experiencia cuando estaba trabajando, y es donde se encuentra a uno mismo.

Ángel Sánchez (Canillo)