Raquetas

Raquetas
Esperando que la nieve vuelva, ya queda menos.

La portalera del Valle

La portalera del Valle
Un recuerdo de otro tiempo

martes, 29 de septiembre de 2009

Costumbres. La Vendimia


                               Vendimiadores en la Mina

La vendimia en Cadalso siempre ha sido una época de fiesta y alegría, padres, hijos y abuelos se unen para recoger en la viña los preciados racimos de uva que posteriormente llevaran a la bodega. El día discurre con bromas y anécdotas y casi siempre recordando otras vendimias y otros vendimiadores, cada uno cogerá su lineo y poco a poco casi sin darte cuenta se van llenando las cestas, que mas tarde llenaran los capachos, los cuales se trasladan a la cooperativa hoy en tractores y furgonetas y en otros tiempos en carros de bueyes, mulas y en caballerías a cargas.

                               Amanecer en la Medialegua

Un día de vendimia es algo que nadie debería perderse, madrugar, llegar a la viña, ver el amanecer, comenzar a cortar la uva, pararse para el almuerzo y continuar el día entre risas y bromas es algo muy placentero que nos reconfortará.


                              La corva

Hoy como casi todo las cosas son más fáciles que antaño, el transporte ha facilitado mucho el acarreo y las jornadas son más cortas, también el tiempo parece que acompaña y apenas llueve en comparación con hace unos años cuando la lluvia no dejaba de caer durante toda la vendimia, pero en los últimos años al descender tanto la cantidad de uva recogida ya que las viñas son cada vez menos...... el ambiente de fiesta y alegría que se vivía en nuestros campos ha descendido mucho, ya no se ven tantas gentes afanándose en la tarea de la corta y cada año vamos viendo como la viña continua a la nuestra que estaba cuidada ahora está abandonada, bien porque su dueño ya no puede o porque no es negocio dado el bajo precio al que se paga el kilo de uva, si es que se paga.
 




                                 La Cooperativa


No quiero entrar en un camino sin retorno que todos conocemos y que año tras año se va acrecentando, hoy solo quiero reflejar en estas letras la fuerza y el poder de la vendimia en nuestro pueblo, un pueblo donde casi todo el mundo era trabajador del campo y desde luego vendimiador, un pueblo donde todavía hoy a pesar de todo es posible ver vendimiadores, los fines de semana más que a diario , pero este es un privilegio que solo algunos pueden darse aún a cuenta de trabajar y algunas veces perder dinero.

                              Removiendo los escobajos

                               Cargando en la Medialegua


Desde la Gaona y la Mina, hasta el Usero o el Aguadero pasando por la Vía, los Barrancos, Tórtolas, las Tejoneras o el Arenal todos los años aún queda alguien que sigue vendimiando con el mismo cariño y la misma ilusión que hace muchos años, son los últimos vestigios de un pueblo agrícola que inexorablemente tiende a desaparecer.

                               Uvas garnacha. El Coto

Hasta cuando no lo sabemos, pero el sueño, la magia, la alegría y los recuerdos de un tiempo pasado que en esto si fue mejor, sigue siendo la principal arma para que no se abandone y cada año protestando y a regañadientes al llegar la vendimia podamos ver vendimiadores cadalseños que siguen esta viaje tradición, una tradición que siempre unió a padres e hijos y a todas las familias que un día formaron este pueblo.

                              Ayer y hoy en la cooperativa

Dedicado a nuestros padres y abuelos que tanto trabajaron y lucharon por estas viñas.

Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

No hay comentarios: