San Antón 2010

San Antón 2010
Recordando la fiesta de las sanantoneras de 2010

Pinturas iglesia

Pinturas iglesia
En el año 1947 se realizan las pinturas del Altar Mayor, pinturas que los de cierta edad hemos conocido, el pintor se llamaba Félix y cuentan....

miércoles, 11 de mayo de 2011

La Peluquera existe de nuevo


"Siempre que te pregunten si puedes hacer un trabajo, contesta que sí y ponte enseguida a aprender cómo se hace."

Franklin D. Rooselvelt (1882-1945), estadista estadounidense.



Hemos quedado como siempre a las 11 en la Plazoleta de ayer hoy Plaza del Hogar, y después de una sencilla y corta conversación con Gera pero no por ello menos amena nos dirigimos hacia la fuente de la Peluquera que como todos sabéis se encuentra en pleno Valle del Tórtolas.


Para llegar hasta allí hemos elegido el camino que partiendo del pequeño pantano se dirige pegado al arroyo de Tórtolas hasta cruzarse con el que viene de la carretera y que se toma unos cientos de metros más debajo de los Cuatro Caminos.


Cuando llegamos a la fuente nos llevamos una gran sorpresa, no se ve ni fuente ni nada que se le parezca al estar totalmente cubierta de maleza, pero sabemos que está ahí y al acercarnos lo más que llegamos a ver es una piedra, el resto está tapado por la hierba y las zarzas.


Comenzamos a limpiar la hierba con las hoces y las zarzas con las tijeras de podar y gracias a la frescura de la vegetación conseguimos abrir un paso a la derecha de la fuente y podemos observar que tiene agua y en abundancia.

Hasta aquí hemos limpiado la mitad en su parte derecha pero esto ya si se parece a una fuente y que fuente que a pesar de haberla visto tantas veces cada vez me impresiona más, no solo por su antigüedad, dicen que es de la época de los árabes o tal vez de los romanos, sino por el valor sentimental que esta fuente tiene para todos los cadalseños que durante cientos de años y de siglos han venido bebiendo de sus aguas después de un duro día de trabajo o en su peregrinar por estas tierras que un día fueron camino obligado de paso entre las altas tierras de Ávila y la monumental Toledo.



Y casi sin darnos cuenta la Peluquera va tomando una imagen muy distinta a la que nos encontramos al llegar, una vez limpia de zarzas  y demás maleza cavamos todo alrededor pero respetando una mata de juncos y un sauce que ha crecido junto a ella y que podamos para que en un futuro no muy lejano dada la humedad de la zona pueda dar sombra a los cada vez menos caminantes que se detienen para saciar su sed en esta fuente.

Y este es el aspecto que tiene una vez limpiado todo el entorno e incluso el interior de esas babas que se crían en el agua y que en este caso dificultaban su drenaje.
Después de terminar plantamos unos brotes de vinca maior tomadas de allí mismo, para ver si hay suerte y prenden para que le den un aspecto algo más frondoso.


Luego unas naranjas acompañadas de buenos tragos de agua de la fuente de la Peluquera nos relajan y nos ayudan al descanso en el silencio del valle, solo interrumpido por un tractor que irremediablemente se va acercando hasta nosotros y que al llegar a nuestra altura para y extrañado y tal vez sediento desciende y se dirige a nosotros con esa intriga por saber que hacemos ahí, luego la sorpresa se transforma en satisfacción y

Ricardo nos da la enhorabuena y nos dice una frase que es suficiente para sabernos recompensados por lo que hemos hecho; “ Hoy en día hay muy poca gente que haga esto sin más” y después de beber agua y mirar alrededor algo extrañado vuelve a su tractor, lo arranca y se pierde camino arriba.


Y al rato nosotros también partimos con la satisfacción de haber hecho algo porque si sin más y porque esta fuente como tantas otras de nuestro pueblo lo necesitaba y porque con estas acciones sabemos que la fuente siempre estará ahí.
Ayer fueron otras personas las que la limpiaron, hoy somos nosotros y yo se que el día de mañana y siempre, habrá personas comprometidas con Cadalso y su entorno que desinteresadamente estarán dispuestas a realizar esta labor solo por amor a Cadalso y a su historia, y solo por los de ayer y por los de un futuro mañana, habrá merecido la pena haber pasado estas horas limpiando esta famosa fuente


Unas fotos del entorno de la fuente es lo último antes de abandonar el lugar que ahora parece mucho más bello con la Peluquera en primer plano y el primaveral Valle del Tórtolas de fondo o la fuente entre las verdes hojas de este viejo nogal al que tiene de vecino desde hace muchos años.



Una vez más quiero dar las gracias a Luisi y Jesús por estar ahí cuando son necesarios y siempre, y al resto del equipo que por un motivo u otro hoy no han podido estar con nosotros y desde luego a todos los que ahora estáis dedicando vuestro tiempo en leer esto y en apoyar con vuestros mensajes esta labor.



Cuantas cosas podemos hacer en unas horas y luego disfrutarlas durante años.



Zorro Corredero

Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi más sincera enhorabuena.

Aunque no estuve intentare poner mi granito de arena para que esta labor que estais haciendo o no quede en el anonimato.

Un saludo
roberto

Pedro Alfonso dijo...

Gracias Roberto.

Un abrazo.
Pedro Zorro Corredero

Anónimo dijo...

Que bonita es la fuente limpia Gracias Zorro

Anónimo dijo...

Zorro gracias por tu tarea

Anónimo dijo...

Gracias por el trabajo realizado y que disfrutamos todos.A final de Julio y agosto estare por mi pueblo y visitare la Peluquera, el pilar y todos los lugares que me son tan queridos.Pili de canarias

Anónimo dijo...

Zorrete, me has emocionado, primero por como lo has relatado, segundo y lo más importante, el sacar de la caja de caudales una joya como es La Peluquera. La recuerdo de niño volviendo del campo la maravilla que era disfrutar de su agua.
Tony Montón

Anónimo dijo...

Mis mas sincera enhorabuena a todos los participes de esta gran labor.

Un saludo

Laura RJ

Anónimo dijo...

Buen trabajo Gracias por mejorar la imagen de Cadalso

Anónimo dijo...

A ver si toman ejemplo las autoridades de turno y ya que ellos no se preocupan por el cuidado y conservación de las antigüedades del pueblo, por lo menos que os lo recompensen con alguna dedicatoria,......,etc. EMILIO desde Alboraya (Valencia)