Raquetas

Raquetas
Esperando que la nieve vuelva, ya queda menos.

La portalera del Valle

La portalera del Valle
Un recuerdo de otro tiempo

martes, 26 de junio de 2012

El Cañón del Colca. Perú ( II )


                         Yanque un pueblo del Colca




Iglesia de la Inmaculada Concepción de Yanque.


Desde Chivay, 3651 m.s.n.m., capital de la provincia de Caylloma la carretera nos conduce al bello pueblo de Yanque, es este un pueblo pequeño pero lleno de luz que nos recibe con las manos abiertas por sus habitantes que saben de la llegada y preparan un pequeño mercado y una representación de los bailes locales.




Aquí me siento totalmente integrado en la vida y las costumbres de estos habitantes del Cañón del Colca, las señoras intentan venderte todo lo que pueden y en algún caso hasta el propio traje que llevan puesto. Llenos de colores y de cultura me llama poderosamente la atención un traje, el cual observo con atención y ante este interés su propietaria me incita a su compra. No, no, no quiero comprarlo, pero ella me dice, cuanto? No lo quiero….de verdad, y me lanza un… 1600 soles, eso son unos 500 euros.

No lo compro pero si otras pequeñas compras que parecen dejarla más tranquila, aunque me sigue ofreciéndome su traje. La verdad es que era precioso pero que haría luego con él, además 500 euros era demasiado dinero que no compensaba mi deseo ni mi interés por este precioso traje peruano.



Nevado Hualca-Hualca

Yanque se encuentra a la izquierda del río Colca, a unos 10 km de Chivay, camino del famoso mirador de Chaclla a donde nos dirigimos para ver al cóndor. Son la siete de la mañana y la plaza está llena de gente que ataviados con coloridos trajes típicos bailan y bailan girando alrededor de la fuente mientras se escucha música andina por unos altavoces.




Niños con llamas, alpacas y señoras con grandes rapaces intentan sacar unos soles dejándose fotografiar junto a los turistas. Hoy no somos muchos y esto hace que el acercamiento sea más fácil y que se entable una conversación con alguno de los niños que me explican como cada día a esta hora salen a la plaza a esperar a los viajeros que ansiosos de sensaciones se fotografían aquí y allá con ellos. “Hoy me ha tocado a mi y otros niños, nos vamos alternando para no perder la escuela, cuando terminamos nos vamos a la escuela, nos da tiempo porque la gente pasa temprano camino del mirados de Chaclla”….me dice un pequeño con el que me fotografío previo pago de unos soles.




En el nevado Ampato, situado en el distrito de Cabanaconde, provincia de Caylloma, departamento de Arequipa. A partir del año 1990 en que el volcán Sabancaya comienza a erupcionar, por efecto de las elevadas temperaturas, el hielo del casquete glacial del Ampato que se ubica en la misma cadena andina, inicia su deshielo poniéndose al descubierto algunos indicios de restos arqueológicos incas. En l993, se dan las condiciones propicias para emprender una expedición dirigida por el arqueólogo norteamericano Dr. Johan Reinhard, profesor Honorario de la Universidad Católica de Santa María., encontrando a una altitud aproximada de 6,310 m.s.n.m. abundante ichu, trozos de madera, restos textiles, sogas y cerámica inca.




Asimismo se descubrieron otros restos arqueológicos y la existencia de una plataforma artificial, cuyas estructuras rudimentarias, hicieron presumir que se trataba de un Santuario Inca. En esta oportunidad los expedicionarios, constataron que un bulto (fardo) rodaba hacia el cráter; fue entonces que el Dr. Reinhard para ubicar el lugar exacto de la caída, hizo rodar una piedra envuelta en plástico, logrando ubicar el fardo que contenía a la momia a una profundidad de 60 mts. más o menos.

Se trataba del descubrimiento de la momia congelada mejor conservada y de otras dos similares que atrajeron la atención del mundo entero, el interés de connotados científicos, historiadores, arqueólogos, antropólogos y periodistas.



Juanita, conocida como la Dama de Ampato, fue una niña inca de entre 12 y 14 años, escogida especialmente para ser sacrificada y ofrecida al volcán Sabancaya, con el propósito de que las erupciones de este volcán cesen, ya que estaban afectando seriamente los cultivos y la ganadería.

Las pruebas de Carbono 14 sitúan la muerte de Juanita en 1466, durante el reinado del inca Pachacutec. Esta hermosa niña murió de un golpe en la sien derecha con una macana de granito de cinco puntas. Fue sedada con chicha añeja y acomodada por dos sacerdotes para recibir el golpe mortal. Una de las puntas penetró 6 cmdel parietal derecho, produciéndole la muerte instantánea.


Juanita fue encontrada junto a varios objetos como cerámicos y aríbalos, además de tres muñecas rituales o illias, incrustadas en la pared de la tumba: una illia de oro representaba al sol, y habría sido entregada a Juanita por el propio inca en la plaza principal de la ciudad imperial del Cusco, en la celebración de Capaccocha. Una illia de plata que representaba a la luna y la tierra, y una illia de spondylus, que es la más importante de las tres porque representaba a la misma Juanita.




Ella estaba vestida con un traje de fibra de alpaca, y cubierta por una manta doblada de dos metros cuadrados; lucía dos tupus o prendedores de plata para ajustar su vestido, una ñañaza o pañuelo de alpaca ceremonial utilizado solo por la clase social alta; un wato o cuerda de lana de alpaca, atributo utilizado por la nobleza inca, entre otros aditamentos.

Actualmente, Juanita se encuentra protegida por un sistema de tres cámaras que la mantienen en perfecto estado de conservación en el Museo Santuarios Andinos de la Universidad Católica Santa María de Arequipa.


El mercado de Yanque es un mundo de folklore y color con los nevados al fondo camino de la cruz del cóndor.





Nevado Sabancaya

Y si el buen tiempo te acompaña como fue en esta ocasión la vista del Nevado Ampato  ( 6.315 m.) del Volcán Sabancaya ( 5.976 m.) y del Nevado Hualca-Hualca ( 6.025 m.) te envolverán en un sueño de bellas cumbres andina llenas de historias y de misterios como el acaecido en el Ampato, donde apareció la momia llamada Juanita.



La iglesia de Yanque está dedicada a la Inmaculada Concepción, es una bella muestra del barroco mestizo y su construcción se remonta a 1690. Una cruz procesional en plata del siglo XVI, así como algunos retablos neoclásicos policromados son sus atractivos.




Situada en la plaza principal es un hervidero de gentes a todas horas que entran para rezar a sus santos. Las puertas siempre están abiertas y aunque fuera la vida y el folklore continúa, dentro se puede encontrar esa tranquilidad e intimidad que siempre tienen las iglesias de Perú.

Nevado Ampato.



Pero el camino continúa y debemos dejar atrás Yanque para llegar al mirador de Chaclla o Cruz del Cóndor.



Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Unas fotografías y un reportaje perfecto e interesante lo de Juanita.

Inés

Anónimo dijo...

Grandes viajes y hermosos lugares los que nos describes amigo Zorro.

Cadalseño