Raquetas

Raquetas
Esperando que la nieve vuelva, ya queda menos.

Majalcobo

Majalcobo
Pincha en la foto para ver la Ruta de las Cascadas de Majalcobo ( Casillas )

jueves, 7 de junio de 2012

LOS LATIDOS DE LAS CASAS

Hace unos días recibí este escrito de Miguel Moreno para que lo publicara en el Zorro Corredero si me parecía bien. No hace falta leer cualquier cosa de las que Miguel escribe para saber que están escritas con el corazón y la sabiduría cadalseña que solo él tiene en estas lides. Aquí está tu precioso escrito que he acompañado de algunas fotos de esas casas tan nuestras y de nuestra historia, así como de parte de los personajes que habitan desde hace años las casas que conforman nuestro pueblo. Gracias Miguel por donarnos en cada uno de tus escritos tu excelente expresión lingüística que siempre nos llega a lo más profundo de nuestro apego por Cadalso, gracias por ser ese personaje cercano a todos, gracias por tu emotividad hacia todo lo cadalseño y gracias por ser desde siempre amigo de todos y compañero de tantas cosas.

Un abrazo.
Pedro Zorro Corredero

Casa de la Inquisición en la calle de la Iglesia
Casa de Santa Teresa en la calle del Coso
Casa Cristiana en la calle Real

Las casas que se quedan solas y abandonadas a su suerte en Cadalso, sufren tormentas de sentimientos olvidados, sienten en su alma el vacío de la tristeza que yace por sus rincones obscuros, lloran la ternura desahuciada, echan de menos la compañía de los afectos y añoran y guardan, ya para siempre, los fieles amores que un día fueron compartidos.

     Por eso, una casa cadalseña antes de serlo era el olvido, un aire sin aliento, la fragancia de la nada, los jazmines sin perfume, la luciérnaga sin luz. Una casa antes de serlo era la realidad que sucederá, un proyecto de vida, un futuro sin pasado, un amor por llegar, una caricia desconocida, la nostalgia de no haber sido...


Plazolilla de Abajo.

     El comenzar a ser casa cadalseña, es como acomodarse un alma material a otra humana, para que vaya, poco a poco, casi sin darnos cuenta, tomando pulso y cuerpo a ese anhelo de lo que queremos que llegue a ser. Y, según va siendo, van decorándose con emociones sus infinitos espacios, sus innumerables rincones, sus incontables huecos y recovecos que componen la casa que ya empieza a ser. Y, más tarde, cuando ya es, es la esencia de la existencia, es una hucha con ahorros de alegrías y penas, de amores mezclados con algún que otro dolor. Es, entonces, cuando el calor de lo vivido rompe el frío de lo desconocido, cuando los corazones lanzan confiados latidos por las noches silenciosas: los de las casas son crujidos que rebotan contra paredes y muebles, los de las personas son quejidos que aspiran a ser amparados en la soledad de la casa que ya es querida.


Plaza de la Corredera.


     Con el paso de los años tomará altura, pero no la que se ve, sino la otra, la que sentimos oyendo un adagio asomados a una ventana, la que nos hace percibir la ternura que es la auténtica pasión humana, la que nos lleva volando sobre todo lo que fuimos y ahora creemos ser, la que nos hace elevarnos por encima de los hogares, planear sobre los tejados y descender en picado atravesando las nubes para luego, sosegados ya, flotar sobre la tierra cadalseña absorbiendo esos aromas humanos que ascienden de las casas como por encanto para incrustarse en el infinito. Los sentimientos siempre se alzan por ensalmo y después bajan sigilosos para introducirse por las rendijas de puertas y ventanas buscando a los humanos a ritmo de corazón. ¡¡¡Voy a abrir!!!  Es la vida que llama a la puerta de nuestra casa cadalseña ...


Las Sillas

(Con este escritito quiero homenajear a Pedro Alfonso, que nos transmite como nadie esos sentimientos y latidos viejos que cobijan nuestros paisajes y nuestras casas en Cadalso de los Vidrios. Él hace que recobren una vida nueva llena de ternura. Pedro nos enseña a mirarlo todo para asombrarnos. Gracias por tantas cosas bellas cadalseñas que nos descubres.)

   Miguel MORENO GONZÁLEZ

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡¡¡que bonito el relato de las casas de nuestro pueblo!!!yo no sabia que tubieran tanta historia estas casas,por ejemplo:la casa de la inquisición,creo que es la casa del ""Tio Miguel el cano"" en la calle de la Iglesia.La casa de la corredera,¡¡que es mi calle!!no la reconozco...ya me diras que casa es.Mi enhorabuena a Miguel,por todo lo que escribe,como siempre ,no tiene desperdicio,un saludo a todos,JUANY desde ALICANTE

Anónimo dijo...

Que triste,solo y desamparado se vería Cadalso sin Miguel y Pedro. Dicen que algunos amores matan, este..................este da la vida eterna. Cadalso no sería el mismo sin vosotros.

Un abrazo desde mi mas sincera admiración.

Luis Alberto

Anónimo dijo...

Gran relato e idóneas fotos que reflejan la vida de Cadalso.

Gracias Miguel y Pedro por darnos estos momentos.

Javi