San Antón 2010

San Antón 2010
Recordando la fiesta de las sanantoneras de 2010

Pinturas iglesia

Pinturas iglesia
En el año 1947 se realizan las pinturas del Altar Mayor, pinturas que los de cierta edad hemos conocido, el pintor se llamaba Félix y cuentan....

viernes, 8 de junio de 2012

Conejo al ajillo en casa de Daniel




La puerta separa la vida del interior del bullicio de la calle, dentro las cosas van pasando día a día, año a año. Es un día cualquiera, las calles de Cadalso viven los momentos y situaciones que a diario suceden sin apenas interés, pero dentro esta vez está ocurriendo algo sencillo que te llena el corazón de amistad.


Daniel es ese personaje, casero, intimo y lleno de anécdotas que casi no necesita que le animen para empezar a contar entre risas y siempre con un toque picante o muy picante,... yo soy así… dice, y no voy a cambiar ahora con los años.



Esta vez el momento nos acoge para degustar un conejo, al menos eso dice Daniel, porque este parece más un galgo que un conejo, enorme, tan enorme que después de comer y bien, sobra la mitad…será conejo? Todos entre risas dudamos, pero comemos y al final nos sabe a gloria con sus ajitos y su buena condimentación, lo demás parece que es indiferente.

 

Tajada a tajada regada con ese vinazo de garnacha que Daniel elabora en su bodega, los segundo van pasando no sin buena charla sobre la vida y la situación de Cadalso y los cadalseños. Algunas situaciones vividas en el pasado con este o aquel y siempre con la alegría y desenfado que acompañan este tipo de reuniones, el tiempo va pasando y el conejo y el vino actuando hasta llegar a ese puntito de relajación y dejadez verbal que incita a seguir hablando casi sin darte cuenta.


Melón y tarta helada de turrón son los postres para pasar al café y a una de las especialidades que mejor sabe hacer Daniel, me refiero al aguardiente, que unos lo toman seco pero que yo lo prefiero algo dulce.

Que gran momento y que grandes amigos los que uno puede encontrar en situaciones como esta. Amigos que se conforman con poco pero que te entregan tanto a cambio que hace que te sientas inmerso en un sueño de sensaciones donde el afecto deja huella.


No son necesarios grandes manjares ni excelentes restaurantes para vivir la vida y esa gran sensación que se produce en los sentidos a través de la mente por todo lo que te rodea.

Aquí están Daniel, Benito, Víctor y Celito para entregarme estos espacios de tiempo tan llenos de amistad, confianza y afecto desinteresado que tantas veces son necesarios para saber quién eres y dónde estás.


Gracias a todos por estos segundos de amistad que me habéis proporcionado.

Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

2 comentarios:

Angela CM dijo...

Que aproveche. ¡Que rico! ¿no pudisteís terminarlo?, o era grande como dices o comeís muy poquito. La tarta está diciendo ¡cómeme! ;-). Será porque a mí me gusta bastante lo dulce. Lo importante que pasaraís un rato agradable.

Anónimo dijo...

Como te lo montas Zorro.

Javi