Museo Etnológico de Cadalso CASA CORREDERA

Museo Etnológico de Cadalso CASA CORREDERA
Una visita al Museo Etnológico de Cadalso de los Vidrios que no te defraudará. Encontrarás aquellos antiguos objetos de otro tiempo, aperos de labranza y mucho más. No dejes de visitarlo porque en él verás reflejado otro tiempo y otras formas de vida de nuestros antepasados cadalseños. ( Pincha en la foto para entrar.)

Aniceto Mangas

Aniceto Mangas
Me llamo Aniceto Mangas y soy cadalseño por todo menos en una cosa, que no nací en Cadalso, lo hice en Cenicientos el 10 de junio de 1934, pero me eché de novia a Dorotea y en cuanto me casé me vine a vivir a Cadalso.

5º Aniversario Zorro Corredero

5º Aniversario Zorro Corredero
Pincha en la foto para ver más....

CADALSO DE LOS VIDRIOS

CADALSO DE LOS VIDRIOS
VISITA TURÍSTICA A CADALSO DE LOS VIDRIOS ( Pincha en la foto para conocernos )

martes, 22 de julio de 2014

Piedras o historia?


Piedras simplemente o parte de nuestra historia? A veces los humanos somos tan egoístas que por esa causa nos dejamos en el camino tantas cosas de las que luego nos arrepentimos.




La huella del pasado es fácil de observar, sólo hace falta dejarse llevar por unas simples piedras para sentir la importancia de un espacio, de un lugar, de un monumento que ante nosotros se antepone con toda su  mejestuosidad y nobleza, cualidad por la que a muchos nos inspira respeto y admiración.

Era una tarde calmada de invierno que pronto quedó sumida en la oscuridad, eran dos siluetas que se movían al amparo de esa protección que parece infringir la noche, tardaron un rato en entender qué hacían allí, más un sueño les movía a pesar del frío y de la imagen borrosa de sus ojos deseosos de salvar aquellas piedras. 




El lugar estaba como asediado por los desperdicios acumulados a su alrededor. No podían saber si aquello que estaban decididos a hacer era lo mejor, pero al final y tras algunas palabras con los municipales y previamente con la autoridad, decidieron seguir adelante. Las piedras fueron abandonando su hogar de estrellas para pasar a mejor sitio, las más voluminosas se fueron quedando huérfanas de sus pequeñas acompañantes y la noche una vez más volvió a brillar en el parque del palacio. Antes, otras siluetas ya habían recorrido el espacio que acumula lo que es de todos para convertirlo en algo propio, cosa que a veces no parece importarnos mucho y más si lo que desaparece nos en nuestros y si de todos. 




La majestuosa piedra de esta tierra guarda recuerdos imborrables, cada una de ellas es parte de nuestra historia, del pasado presente y futuro, de las conquistas y de los abandonos, de los personajes que lucharon y murieron sintiendo la vida y respirando el último aire de su Cadalso natal. Hoy somos nosotros los dueños del legado que nos han transmitido otros anteriores cadalseños, y por lo tanto debemos recuperar y proteger todo lo que a nuestro alrededor huele a historia, todos esos vestigios de un pasado floreciente que hoy son testigos de lo que aquí hubo y ocurrió, a veces representado en unas sencillas piedras cargadas de siglos.




Las piedras y las siluetas formaron una sola imagen en la noche, no había en ellas una sola señal de que estaban haciendo lo mejor, tampoco estaban muy convencidos, pero la abulia de las gentes y de los años les animaba a rescatar cada una de estas inertes piedras. Ninguno de ellos decía nada, la decisión estaba compartida, esta vez para bien de las piedras y del pueblo y no como tantas veces había sucedido y sucederá.
Dejemos que el pasado nos hable, valoremos lo que tenemos, sigamos luchando por lo que otros nos dejaron y olvidemosnos por un momento de lo que no tiene importancia, de lo superfluo, de eso que no nos lleva a ninguna parte y que tantas veces nos enfrenta. 




Hoy, las piedras que durante siglos durmieron bajo las estrellas descansan en el patio de la Oficina de Turismo, nadie sabe por cuánto tiempo, tampoco las dos siluetas pueden afirmar que estén todas, pero al menos una parte se ha salvado, aunque como casi todo en este pueblo que a veces parece seguir por una vereda perdida en el tiempo y en la historia, nunca sabremos si para siempre.




Esta historia se consumó el día 1 de diciembre de 2012, las siluetas todavía hoy saben que la operación no ha terminado y que al amparo de la noche, las inclemencias y las manos de lo ajeno, siguen estando muchas más piedras que por su volumen y peso no pudieron se rescatadas. 

Sólo hace falta tener un poco de sensibilidad y sentido común, mucho amor por Cadalso y bastante visión de futuro, para darse cuenta que todas estas piedras que desde hace años se encuentran tiradas en el parque de Palacio, deberían descansar en un museo del pueblo para placer de todos y para protección de nuestra historia que siempre estará escrita en ellas.  

Cuándo tendremos en Cadalso un museo del vidrio, un museo etnológico o un museo de nuestra historia?



Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

lunes, 21 de julio de 2014

La Corredera el sábado 19 de julio



Así estaba la Corredera el sábado cuando la lluvia veraniega comenzó a caer. Solitaria y tranquila, sin niños, sin apenas coches el lugar parecía estar anclado en otra estación. Menos mal que sólo fue el sábado y ya el domingo el tiempo volvió a ser normal para esta época, volviendo los coches, los niños, las terrazas y la vida.


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso


domingo, 20 de julio de 2014

Palacio de Don Álvaro de Luna en la portada de ABC




El domingo 19 de julio de 1953 al diario ABC publicó en su portada esta imagen del Palacio de Don Álvaro de Luna en Cadalso de los Vidrios. Hace exactamente 61 años de esto y por la imagen podemos ver que el palacio ha sufrido alguna modificación, como la torre y el tejado de la izquierda que ya no existen.

Zorro Corredero

viernes, 18 de julio de 2014

Cadalso hace 19 años. De Cadalso a Rozas, dos plantas menos

El País
sábado, 8 de abril de 1995


Dos plantas menos



Si alguien quiere ver cómo celebra la Comunidad el Día Forestal Mundial, que venga al suroeste de Madrid. Con motivo de las obras en la carretera local M-507 (términos municipales de Cadalso de los Vidrios y Rozas de Puerto Real) se están realizando unos impresionantes movimientos de tierras que crean desmontes y taludes de decenas de metros. Todo ello afecta gravemente a uno de los puntos de mayor calidad ecológica de toda la provincia: el castañar de Rozas de Puerto Real.La advertencia acerca del atentado ecológico que se estaba realizando con estas obras, dirigida al director de la Agencia del Medio Ambiente (AMA) y a los alcaldes de Cadalso y Rozas, espera contestación desde hace semanas. 


Fallopia dumetorum


Ya es tarde. La tala de decenas de castaños (algunos imponentes), pinos, fresnos, brezos, la pérdida de riqueza florística en un área tan rica como ésta no se puede defender con argumentos tan nimios como el ensanchamiento de una carretera local de escaso tráfico, que está creando desmontes casi verticales de hasta 12 metros que habrá que reparar con las primeras lluvias y taludes de hasta 50 metros que llegan prácticamente hasta la ribera del arroyo Tórtolas.La suavización de la curva del punto kilométrico 50 se ha llevado por delante el único enclave provincial en el que vivían dos plantas únicas en la flora madrileña (una de ellas endémica del centro peninsular): Lactuca livida y Fallopia dumetorum.

 Lactuca livida



Sabíamos de la sensibilidad de nuestras autoridades, siempre atentas a problemas tan acuciantes como el incremento de la velocidad en nuestras carreteras; entretanto, hemos perdido los madrileños, y todos, dos plantas únicas. ¡En fin! Ahora tendremos que viajar al norte o a los Montes de Toledo para verlas. ¡Eso es calidad de vida! Tomamos nota para las próximas elecciones.-



jueves, 17 de julio de 2014

La Peña de Cadalso y la nieve, magia de verano.




Ante la ola de calor  que durante estos  días nos acompaña, nada mejor para refrescarnos que unas imágenes de  nieve en la Peña Muñana de Cadalso. A pesar  de la nieve, estas  primeras  hojas de los gamones luchan por brotar en los  últimos días de  invierno, más tarde con la  llegada  de la  primavera sus largas varas, terminadas en bellas flores blancas, pondrán su parte de color a la inmensa primavera. 




El camino de ascenso es estrecho, las escasas pisadas denotan el paso de algún caminante transitando camino de la cumbre. Estamos en la cara norte y la nieve caída hace días se mantiene gracias a la baja temperatura y a la orientación. No muchas veces tenemos la oportunidad de ver como la nieve se mantiene en esta montaña simbólica para Cadalso y los cadalseños, pero a menudo podemos disfrutar de la Peña Muñana nevada, haciendo que este tradicional paseo se convierta en algo mágico.




Al atardecer cuando los rayos de sol ya sucumbieron en el ocaso, la pedrera que desciende de la Monja y el Fraile, auténticas agujas de la Muñana, resaltan en el horizonte medio anaranjado por la todavía luz solar. Las incipientes luces de Cadalso nos indican que pronto se hará de noche y que debemos bajar. Pero quién es capaz de renunciar a una invernal puesta de sol sentado en la cumbre de la muñana? Yo en esta ocasión no renuncié, y os puedo asegurar que fue maravilloso sentir la soledad, ver como el día se apagaba mientras Cadalso desaparecía en la oscuridad y se integraba a través de sus luces en la noche. El descenso mirando a Cadalso tuvo sus complicaciones, pero al llegar a los pinos de las Eras fue tal la satisfacción que me inundó, que prometí volver a subir a la Peña Muñana con nieve y esperar la noche sentado en su cumbre. 


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

miércoles, 16 de julio de 2014

Bodega de los Chocolateros. La bodega más antigua de Cadalso


La antigua bodega de los Chocolateros




Nada nos hace sospechar ante este empedrado jardín de lo que la historia y el pasado vitivinícola de Cadalso nos tiene reservado nada más pasar esa entrada que nuestros ojos localizan al fondo. Adentrarse es volver a un tiempo donde lo sencillo era lo diario, donde los hombres trabajaban sin apenas aliento y donde la vida diaria transcurría con el pensamiento puesto sólo en lo cotidiano, en el trabajo del campo y la obtención del preciado líquido que en estas bodegas producían las cuidadas uvas de aquellas cepas cadalseñas que un día poblaron gran parte de nuestro término.





Pasar de fuera adentro es sentir la historia de Cadalso, la realidad de un tiempo diferente al nuestro y la sensación de que estamos ante una auténtica obra de arte que se ha conservado a través de los siglos intacta, sin esas horribles restauraciones a la que nos tienen acostumbrados y que ha hecho que muchos de nuestros edificios emblemáticos parezcan modernos o simplemente hayan desaparecido.




De parecido a las famosas Cuevas del Pilar, éstas se encuentran en pleno centro de Cadalso y son junto a las anteriormente citadas las más antiguas de Cadalso. Es evidente que aunque siempre se ha dicho que las Cuevas del Pilar son de época musulmana, cosa que nunca ha sido probada y que con toda seguridad es errónea, parece que por los arcos de herradura que en alguna de ellas existe se podría pensar en una arquitectura mudéjar de los siglos XIV y XV. Así pues y dada las características de esta bodega situada en la calle Real, se podría afirmar que son posteriores, tal vez de los siglos XVI o XVII, pero como en todo y para estar seguro habría que hacer un estudio de su arquitectura y de los elementos empleados para su construcción.




La bodega de los Chocolateros es una oquedad, probablemente aprovechando una cueva natural, que se adentra unos metros bajo un talud que desciende desde la antigua plaza de Armas de los Moros, hoy Dr Fleming, hacia la calle Real. Se compone de una sola estancia longitudinal con semicírculos a los lados en forma de ábsides, lugar donde reposan las antiguas tinajas de barro cocido.




La estancia alberga  nueve tinajas de  medianas  dimensiones, cuatro  a cada lado   y una más  al fondo. Los ábsides de ladrillo mudéjar, aunque bastante remozados por posteriores mejoras, están soportados por columnas de piedra que reposan sobre un suelo de tierra. A la entrada de la cueva bodega se encuentra un pozo con brocal de rica agua que todavía se sigue utilizando, más para riego que para uso humano. La entrada carece de puerta y se desconoce si en algún momento la tuvo, aunque es muy probable que como las del Pilar nunca la hubieran tenido, con el fin de airear la bodega en los procesos de fermentación. No existe ventana alguna ni chimenea al exterior. 




La bodega dejó de utilizarse a mediados de los años cincuenta del siglo XX, seguramente que como tantas otras por la inauguración en 1956 de la bodega cooperativa de Cadalso. Pero a pesar de los años, los recuerdos de Mila, su propietaria, siguen estando presentes y recuerda como traían la uva en caballerías y carros, la metían por la Plazoleta y la pisaban diariamente para ir pasando los mostos y la casca a las tinajas. Esta labor se hacía a mano, cubo a cubo desde el pocillo, oquedad excavada en el suelo para recoger el vino en los lagares. En la actualidad no existe el pocillo, lo que quiere decir que debió ser tapado hace años, cuando ya no era necesario.




En una de las paredes se puede leer una vieja inscripción que dice; Aº 1852, parece que sea el año de alguna rehabilitación de la bodega pues con toda seguridad el lugar es mucho más antiguo.
Una visita a la bodega desprende una aureola de misterio, de secreto compartido con las personas que por aquí han pasado. Los recuerdos de la bodega está esparcidos en la oscuridad de cada rincón, de las tinajas, de los espacios más recónditos que alberga, aquellos de los que provienen las añoranzas, que todavía hoy a pesar de los siglos, susurra el silencio de sus muros.

Las bodegas de Cadalso contiene muchos secretos que se fueron acumulando durante largas vendimias otoñales, en aquellas tardes del pisado de la uva en el lagar, de los objetos diseminados en el desorden que el tiempo ha conseguido abandonar. 

La soledad de la bodega se percibe como una humedad latente, como una atmósfera que vaga por las viejas paredes supurando los olores del pasado y donde el silencio de los siglos sólo se ve entrecortado por las palabras que provienen de fuera."Venga Pedrito, sal que voy a cerrar el corral", y es que me cuesta tanto abandonar este lugar que pasaría horas enteras respirando y oliendo este pasado cadalseños de recuerdos e historias.



Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

lunes, 14 de julio de 2014

Cadalso, viernes 11 de julio de 2014





Una tarde apacible y refrescante, un cielo limpio, y un atardecer de los que dejan huella. Así fue la tarde del viernes en Cadalso, pero lo mejor estaba por llegar y cuando la noche cuajó en la densidad del paisaje cadalseño, todo se detuvo y sin notarlo apareció la luna, llena y luminosa, para con su luz participar también en la inmensa noche de verano del viernes 11 de julio. 

Toda una grandiosa escena que desde el ventanal nos volvía a sorprender una vez más, dejando que nuestra mirada y nuestros sentimientos se llenaran de lo nuestro, de lo cercano, de lo de todos.  


Zorro Corredero
Fotos: Archivo fotográfico Pedro Alfonso

viernes, 11 de julio de 2014

Ruta de los Pantanos. Madrid-Pelayos-San Martín-Cadalso


Un recorrido en moto por los pueblos de la Ruta de los pantanos.

Escuela de cantería. Cadalso hace 21 años.

El País
jueves, 21 de octubre de 1993

El municipio minero de Cadalso acoge la primera escuela de cantería


   Signo de cruzada grabado por canteros cadalseños. Siglo XV

Cadalso de los Vidrios (2.000 habitantes) acoge desde esta semana la única aula de cantería existente en la Comunidad de Madrid. Hasta la fecha, sólo se podía acceder a este oficio aprendiendo al lado de un maestro. cantero, a pie de mina. La principal riqueza de Cadalso son las minas de granito. Esta universidad de la piedra tiene 30 plazas.
El aula de la escuela de cantería se ha instalado en un antiguo matadero municipal habilitado para la ocasión. En ella se impartirán 630 horas lectivas para un máximo de 30 alumnos.Las minas de granito son la principal fuente de riqueza de Cadalso de los Vidrios. En ese sector trabajan 130 personas de la localidad, que extraen unos 14.000 metros cúbicos de piedra al año. En Cadalso, las explotaciones ocupan una extensión de casi 200.000 metros cuadrados. Un metro cúbico de granito alcanza un valor de mercado que ronda las 50.000 pesetas.
Para mejorar la rentabilidad de las explotaciones, el Ayuntamiento ya ha concedido el permiso para la instalación de una fábrica de tratamiento de la piedra. "Con ella queremos aumentar el valor de los productos extraídos en el pueblo", afirma el alcalde, Antonio Sibert. Hasta ahora, la piedra era enviada a otras regiones para ser tallada.

Granito madrileño
Los granitos blanco cadalso y blanco cristal son empleados en multitud de edificios de todo el mundo. Según el director general de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid, José Antonio González, "la demanda es tan importante que el 75% de la producción tiene que ser exportada". Con el granito madrileño se han levantado importantes edificaciones en Europa y Asia. Construcciones del paseo de la Castellana, el Ayuntamiento de Tokio o la plaza de la Vendóme, en París, son ejemplos de la demanda existente de la piedra madrileña.

miércoles, 9 de julio de 2014

Gran Paradiso. Aclimatación para el Mont Blanc


       Vidal, un cadalseño en los Alpes. Gran Paradiso 4061 m.


   Entrada al glaciar del Gran Paradiso 


Hola seguidores del Zorro Corredero, voy a relatar mi subida al Mont Blanc en agosto del 2012 y dejaré algunas fotos para que las veáis.

Antes de hacer esta cumbre es conveniente hacer un 4000 más fácil y pasar una noche a más de 3000m para que el organismo se adapte a la altitud, pues sino puedes quedar agotado al intentar subir los 4810m del Mont Blanc.


   Glaciar del Gran Paradiso

   Primeras rampas del glaciar.


   Grieta en el glaciar

   Rampas finales ya amaneciendo


Nosotros subimos el Gran Paradiso, en Alpes italianos de 4061m. Después pasas un día o dos a baja altitud, para generar glóbulos rojos y afrontar con cierta garantía de éxito la otra ascensión que es más exigente.


   Un paso delicado antes de la cumbre


   Panorámica desde la antecima del Gran Paradiso

   Gran Paradiso 4061 m. Alpes


Antes de la subida al Montblanc , aclimatamos subiendo dos días antes al Gran Paradiso 4061 m, el 7º en altitud en alpes y cercano al Montblanc, se encuentra en Italia en el valle de Aosta y se sube de madrugada desde el refugio Vittorio Enmanuelle a 2735m.


   En la cumbre

Próxima entrada: Ascensión al Mont Blanc

Vidal Álcazar

Programa Cadalso. Concierto Académico de violín y violonchelo





lunes, 7 de julio de 2014

Peña Muñana, clásico paseo cadalseño




Organizado por la AACSCV, el sábado realizamos una subida a la mágica y entrañable Peña Muñana, símbolo de Cadalso y montaña querida y admirada.

La partida fue desde la Corredera y el grupo como se puede apreciar numeroso. Cadalseños y escaloneros nos juntamos como ya viene siendo costumbre, para en esta ocasión realizar la subida a la Peña Muñana. 


   En la Corredera antes de partir.

   Desde la Castellana, Cadalso arropado por su sierra de Lancharrasa y las Cabezas rozeñas.

Nada más pasar la zona del arroyo de la Castellana el paisaje nos regala una hermosa vista de Cadalso a los pies de Lancharrasa y las Cabezas de Rozas. Hasta aquí el grupo permanece unido, caminando en agradable charla.






Llegando a la Eras, la Peña Muñana se muestra altiva y sin matices por el sol que nos da de frente. Es este un lugar relajante y de apreciado silencio, solamente sobra ese camino que alguien ha habilitado para coches y que llega a ninguna parte. 

 
   Cerca de las Eras la Muñana nos regala este contraluz.


  




Las grandiosas vistas del roquedo de la Muñana y el agradable camino entre pinos que nos conduce a su cima, hacen de este lugar un excelente espacio por el que pasear y vivir la naturaleza.




   Javier y Chico, dos curtidos muñaneros junto a Canto Muñano.


En algún sitio he leído que la Peña Muñana de Cadalso es Entorno Natural Protegido, pero sólo hay que dar un paseo para darse cuenta de que el entorno no está en absoluto protegido lo más mínimo. Canteras que se acercan peligrosamente o que ya están dentro, basura, talas, caminos para coches, escaleras, casetas, y mucho más pone en peligro este precioso y emblemático lugar de Cadalso. Ya sé que lo que voy a decir entrará, como casi todo, en saco roto, pero se debería realizar un perímetro de la Peña y dictar unas normas de protección para que así pudiéramos conservar la Peña Muñana en el mejor estado natural para nosotros y para los que un día lo hereden. Que tontería, verdad?

Pero si somos capaces, que lo seremos, de dejarnos arrebatar un lugar tan espectacular como la Peña, donde la vegetación, el roquedo, la fauna, las grandiosas y únicas vistas que desde aquí se tienen, la facilidad de acceso y la cercania a nuestras casas, hacen que sea un paraíso, casi un parque natural al servicio de cadalseños y visitantes, nuestros hijos y nietos no nos lo perdonarán jamás.

Cuidemos lo que tenemos para no arrepentirnos el día de mañana.


   Lancharrasa y la peña de Cenicientos. 


   Cadalso y al fondo las Cabezas de Rozas



En el pequeño collado existente antes de la Monja y el Fraile, el paisaje se hace más agreste y la subida algo más dura, pero son tan bellas las vistas que el paseo es agradable y cautivador en todos los sentidos.


   Las agujas de la Monja y el Fraile.

   En plena subida con el Cerro de guisando y la cuerda de El Alto de fondo. 

   Los picos de la Monja y el Fraile con el cerro Casillas de fondo. Una de las vistas más bonita      de nuestra Peña Muñana.



Durante la subida se atraviesan zonas de pinos que se encuentran en un estado lamentable de mantenimiento, con el peligro que esto supone por los incendios. Se comenta que podían limpiar la zona para así evitar las llamas destructoras que todo lo arrasan. La verdad es que si algún día, Dios quiera que no, esto sale ardiendo, aquí no queda nada. Es tal la espesura que hay en la misma zona de la sala y el sillón del rey, que dado la agreste del lugar sería muy difícil apagarlo. Así que como siempre se dice y nunca se hace, ahí va la frase; los fuegos se apagan en invierno limpiando y saneando el monte.


   El abandonado Venero asoma entre la frondosa vegetación arbórea. 

   Cadalso desde la Peña Muñana 

    La Monja y el Fraile 



En la cumbre posan los ascensionistas para los fotógrafos, y tras un descanso en amena conversación decidimos regresar a Cadalso, no sin antes visitar el sillón del rey y las ruinas de la sala de los moros, lugar conocido con este nombre por haber sido la Peña Muñana un asentamiento morisco.




Una última mirada a Cadalso desde las alturas, alguno con gafas de sol a pesar de ser perro, todos tenemos cornea, y para abajo.


    "Chico" con gafas para no dañarse la cornea con el sol muñanero.


Agradecer a todos vuestra presencia, a los de Escalona un poco más por la distancia, a los menos jóvenes por su esfuerzo, a los fotógrafos por su entrega, a Javier por las birras, aunque sigue faltando el aperitivo, je je, y por poner su furgoneta a disposición de la Asociación y como no a Chico que nos defiende en todo momento de las alimañas, pobres alimañas.

Nos vemos en las Lagunas del Parque Nacional del Guadarrama el próximo 19 de julio.

Un abrazo a todos.

Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso