valdemartin

Ayllon

lunes, 19 de febrero de 2018

Sierra de la Paramera, mucha nieve y pocas luces.

           
Sierra de la Paramera



   


 El plan era sencillo, como otras muchas veces, llegar hasta Villarejo, subir el Portezuelo, Piedralcanal y la Peña Cabrera, luego descender por la Aguja del Cuchillo y de nuevo hasta el pueblo de Villarejo. Así de fácil, pero la cosa se complicó, primero las fotos del pueblo, tiempo perdido para la subida, luego la cantidad de nieve, y lo peor, la poca visibilidad y las raquetas en el coche. Un día maravilloso pero sin cima. Seguiré contando.

Zorro Corredero

domingo, 18 de febrero de 2018

DESDE CASILLAS SE OTEA. Poema de Saturnino Caraballo






DESDE CASILLAS SE OTEA

Desde Casillas se otea
al bello Santa María,
balcón de mañana fría
del paisaje que blanquea.
Y el lector que al Zorro lea,
verá un blanco monacal
viendo a la nieve invernal,
sobre los campos nevados
y en primavera los prados
en su verdor natural.

Saturnino Caraballo
Poeta Corucho

sábado, 17 de febrero de 2018

Casillas, vivir el momento.


Cuando la nieve embellece lugares de Casillas



Ya hace días que pasó la euforia de la nieve en nuestro cercano y apreciado pueblo de Casillas, ya las imágenes han quedado guardadas para siempre en nuestras retinas y hasta para muchos en el corazón, así que ahora es el momento de sacar algunas, y todavía quedan más, para deleite y buenos recuerdos de este invierno tan prodigo en nieves.
Los lugares son muy cotidianos, por lo que no es necesario indicar cuales son. A mi me encanta la de la piscina. Y a ti?











Zorro Corredero
Fotos: J.Lucas Moreno

viernes, 16 de febrero de 2018

El Barraco, mirador del Macizo Oriental de Gredos


El Barraco, excelente mirador



    El Barraco

Una vez que cruzas el puente de la Gaznata en la desembocadura del río del mismo nombre en le Pantano del Burguillo, comienzas a ganar altura, y ante tus ojos aparecen las cumbres de la conocida como Sierra del Valle donde se hunde el río Alberche, también las parameras se extienden a tu derecha, tierras altas entre el Pto. de la Paramera y el de Navalmoral, más allá aparecen unas sierras poco conocidas pero de gran belleza alpina, me refiero a la Sierra de la Paramera y la del Zapatero, ambas con altitudes superiores a los 2000 metros. Y tras unas curvas llegamos a El Barraco, un pueblo serrano que se eleva a 1008 metros de altitud y cuyos primeros asentamientos se establecieron durante la cultura de los Verracos, representativo de los vettones en el siglo VI a C. Y aunque ya no hay verracos de esta época, si podemos ver uno, de reciente obra, situado junto al edificio del Ayuntamiento. El pueblo posee varios monumentos dignos de visitar, como la iglesia de la Asunción, la ermita de la Soledad, el Ayuntamiento, la plaza porticada, aunque con poco lucimiento al estar siempre llena de coches, calles con casas bajas donde predomina la piedra y hasta hace no muchos años decenas de tiendas de venta de pieles. Pero si lo que queremos es disfrutar del paisaje, sólo tenemos que desviarnos a la izquierda del pueblo según entramos y tomar una pista de tierra que asciende hasta un repetidor, desde aquí tenemos una gran vista del pueblo con el Pto. de la Paramera y sus molinos de fondo y ante nosotros toda la cuerda por su cara norte del Macizo Oriental de Gredos, que se extiende desde el Cerro Guisando hasta el Pto. del Pico, con cimas tan emblemáticas como el Cabezo de Mijares con 2.190 m. y el Torozo con 2022 m., así como una buena vista del comienzo de las Sierras de la Paramera y Zapatero, y por supuesto del valle del Alberche. Lástima que en esta ocasión el cielo no acompañara.
Así pues, la próxima vez que paséis por El Barrco no lo hagáis de largo, parar un poco, disfrutar de sus extraordinarias vistas y no dejéis de pasearos por el pueblo para ver sus monumentos más representativos. Y si tenéis tiempo entrad en la Barraqueña, pastelerí de toda la vida situada en la Plaza, donde tiene de todo y muy rico.

    Ermita de la Soledad  

    Construcción típica de El Barraco 


    Casa Consistorial Siglo XVI

    Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Siglo XVI 




    Verraco junto al Ayuntamiento 

            Ayuntamiento De El Barraco 



    Cabeza La Parra, Cerro Casillas y La Escusa

    Puerto de Mijares 

    Puerto de la Paramera 

    Sierra del Valle 

    Cerro Casillas 

    Cerro La Escusa 




Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

jueves, 15 de febrero de 2018

En memoria de Marce, una cadalseña que partió hacia Cadalso de Arriba arropada por las Ánimas Benditas.


A Marce, que partió hacia Cadalso de Arriba con el sonido de las Ánimas y la imagen de su bandera


El lunes de Carnaval fue un día apacible, las calles de Cadalso se llenaron de sonidos de gaitas y tambores, de sentimientos, abrazos y besos, de todo lo que una persona, al menos como yo, sólo necesita para ser feliz, para sentirse querido y notar que este pueblo todavía sigue siendo mi pueblo y el de muchas personas a las que siempre he apreciado y sigo apreciando. Digo esto, porque a medida que recorría el pueblo con los capitanes y soldados, que a la voz de "Ánimas" solicitaban un donativo, yo me entretenía en hacer fotos, pero también iba recogiendo el cariño de tantas personas cadalseñas que al verme se alegraban, mejor dicho, nos alegrábamos de vernos, y por ese instinto de amor por las Ánimas, les pedía que besaran la imagen de la Virgen del Carmen que lleva impresa la bandera, un acto éste que he visto desde hace muchas décadas en las mujeres de Cadalso.
Pues bien, una de esas mujeres fue Marce, los soldados pasaban de largo y al ver que estaba en la cocina, sentada como tantas veces la había visto, entré y la saludé con un beso, ella contesto con unas tenues palabras, casi entrecortadas; estoy bien Pedrito, y tu tía, dale un beso. Pero antes de marchar tras la comitiva de Ánimas, solicité que entraran y le acercaran  la bandera a Marce para que pudiera besar a la Virgen del Carmen, cosa que hizo y momento que yo dejé plasmado para siempre en unas fotografías. El recorrido terminó y yo regresé a casa, le di el beso a mi tía Bienve, como Marce me había pedido y al anochecer regresé a Madrid. Más la vida, que a veces nos sorprende, lo volvió a hacer, y el martes por la mañana recibí la triste noticia, Marce había fallecido, no lo podía creer, pero era cierto, su vida acababa aquí y comenzaba en Cadalso de Arriba, es ese lugar donde tantos cadalseños y cadalseñas viven para siempre, algunos como Vidal, hoy alegre porque su esposa se ha reunido con él.



Marce siempre fue una mujer sencilla, que vivió abrazada a Cadalso y sus costumbres, adaptada a las maneras que el pueblo siempre fue imponiendo, el hombre al campo y la mujer en casa, como tantos matrimonios que nacieron y vivieron por y para la familia, siempre anticipados al bienestar de sus hijos. Hoy, cuando ya sabemos que Marce ha partido para Cadalso de Arriba, acomodamos nuestros recuerdos al sigilo de los momentos vividos junto a ella, esos que contribuyen a afianzar la realidad de nuestra vida y que a partir de este triste momento se convierten en el refugio que nuestra mente va descubriendo con la presencia de la persona recordada, y es que hay momentos que incrementan tanto nuestra convivencia que ni el silencio de su voz, ni la partida de su alma, nos hacen perder el abrazo y el respiro de su anterior presencia.
Parece que la muerte lo detiene todo, tal vez sea así por estar llenas de tristeza y desolación, más no debemos pensar en la derrota, y si en la esperanza, porque como siempre digo, y no os asustéis, todo es tan cercano, todo tan cadalseño, que apenas hay diferencia entre arriba y abajo, si acaso unos pocos años.
Marce, descansa en paz, ahora ya estás junto al Cristo del Humilladero y a la Virgen del Carmen, los puedes ver y besar, los sientes y nosotros aquí abajo te echaremos de menos, te tendremos envidia, pero de momento nos conformaremos, que no es poco, con la bandera de Ánimas y su Virgen del Carmen, la misma que tu besaste antes de tu partida, la misma que te dio fuerzas para emprender el camino hacia el cielo de nuestro siempre amado Cadalso de Arriba. 



Hasta siempre.
Un beso mío y otro de tu amiga Bienve que no tuve tiempo de darte.


Marce Carrillo Moreno

   11.03.1930
+ 13.02.2018

Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso


domingo, 11 de febrero de 2018

Carnaval de Ánimas de Cadalso de los Vidrios


Carnaval de Ánimas Benditas de Cadalso de los Vidrios ( Madrid )


Estamos en pleno Carnaval de Ánimas, el sonido de las gaitas ( dulzainas ) y tambores se mezclan con el calor de todo un pueblo que ha sabido conservar esta antigua tradición que se viene manteniendo sistemáticamente año tras año desde hace más de 5 siglos. Todo una lección de etnología que se va trasmitiendo de padres a hijos para así poder mantener viva la llama de la Hermandad de las Ánimas Benditas. Ven y conoce nuestro Carnaval, disfruta con sus típicos sonidos castellanos, acompaña al cuadro hasta el cajón de Ánimas instalado en la plaza más representativa de Cadalso, la Corredera, mira y observa como se revolotea la bandera al son de la música, y si te atreves, no es difícil, lánzate y hazlo tú mismo, porque esta es una manera de integrarte en el Carnaval de Ánimas, de vivirlo desde dentro de ti mismo, verás que engancha. Todavía estas a tiempo, hoy domingo, mañana y pasado son días para disfrutar y visitar Cadalso de los Vidrios, un pueblo entre Guadarrama y Gredos y a tan solo 74 km. de Madrid. Y no olvides la cámara, te gustará plasmar cada momento y disfrutarás con cada escena, por algo es el Carnaval más antiguo de la Comunidad de Madrid y por supuesto el único que se celebra de esta manera. Y tampoco te pierdas el desfile de Comparsas donde los cadalseños hacen gala de su enorme imaginación para realizar sus carrozas y disfraces, todo ello en un ambiente de alegría y amistad.

Gracias por leer, y a Cadalso......    




Carnaval____1925














     Carnaval_____1950

    Carnaval____2016

    Carnaval___ 2016

Para saber más del Carnaval de Ánimas de Cadalso


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso


sábado, 10 de febrero de 2018

El Zorro Corredero de Cadalso de los Vidrios alcanza los 2.000.000 de visitas


2.000.000


Otra vez quiero agradecer a todos los que os pasáis por el Zorro Corredero y con ello hacéis que este blog sea cada día más conocido y leído. En estos momento el ZC acaba de superar los 2.000.000 de visitas, todo un récord para este humilde y sincero blog que lo único que persigue es dar a conocer Cadalso y su entorno, así como las aficiones y gustos del que escribe, administrador y creador del blog Zorro Corredero de Cadalso de los Vidrios.

Muchas gracias

Pedro Alfonso "Zorro Corredero"



Blancura sobre las ERAS, un poema a Casillas de Saturnino Caraballo






BLANCURA SOBRE LAS ERAS

Blancura sobre las eras
huérfanas y ya sin grano,
fueron la trilla en verano
y yerba de las praderas.
Allí jornadas enteras
fueron estancias de trillas
¡oh, solar de maravillas!,
al cuál le cubre la nieve
y el manto blanco le lleve
prosperidad a Casillas.


Saturnino Caraballo
El poeta corucho

viernes, 9 de febrero de 2018

Pto. de Cotos - Guarramillas - Valdemartín con raquetas, un placer invernal


Pto. de Cotos, Guarramillas yValdemartín por la Loma del Noruego


    Itinerario de la travesía con raquetas.


Con la llegada de las nieves, y este año parece que si han llegado, nada mejor que usar las raquetas y lanzarse a la montaña para pasar un gran día. La travesía que os recomiendo se puede hacer sin ninguna dificultad, solamente existe un lugar por el que hay que tomar alguna precaución, me refiero a la bajada por la cara norte del Cerro de Valdemartín para coger la loma de las Cerradillas, esta bajada puede ser "algo" complicada si la nieve está helada, cosa por otra parte muy común en la Sierra de Guadarrama.
El itinerario comienza en el mismo Pto. de Cotos ( 1.840 m. ), cruzamos la carretera de Valdesquí y ya estamos en la loma del Noruego, seguimos por un camino bastante ancho que en invierno con nieve se imagina, y tras unos zig-zas nos lleva hasta un depósito, decir que lo mejor es "trochar" por donde nos plazca y disfrutar del pinar nevado que ante nosotros se extiende. Ya desde el comienzo tenemos buenas vistas a nuestra derecha de las cumbres más occidentales del Guadarrama, Siete Picos, Montón de Trigo y las cumbres de la Mujer Muerta. A partír del depósito, se deja a la derecha, viene un bajada sin apenas pinos y llena de piornos, pero que con nieve ni se ven y si la nieve está algo dura es excelente para caminar con las raquetas, le sigue una zona llana y a continuación la subida a la cumbre conocida como Peña del Águila ( 2.003 m. ). A nuestra izquierda hace tiempo que ya vemos los remontes de la Estación de Valdesquí, y en todo momento no dejamos de observar los dos valles que se abren a cada lado, a la derecha el Pto. de Navacerrada y los pinares de Valsaín
 y a nuestra izquierda el Valle del Lozoya y las cumbres del los Montes Carpetanos, con el Pto de Navafría el Nevero al fondo y abajo los pueblos y el embalse de Pinilla.
Dese aquí ya vemos el edificio de la Bola del Mundo y tras un corto descenso comenzamos la fuerte subida hasta las Guarramillas ( 2.257 m. ) girando un poco a la derecha. Desde esta última cumbre volvemos a descender siguiendo el itinerario de la famosa Cuerda Larga, que nos llevará primero al Collado de las Guarramillas y tras un corta subida al Cerro de valdemartín ( 2.272 m. ).
Valdemartín es un buen lugar para hacer un descanso, comer y beber, que nos lo hemos ganado después  de casi siete kilómetros de subida, y así reponer fuerzas para el descenso. Las vistas desde aquí son de practicamnete todas las cumbres de Mayor altura, destacando las cercanas Cabezas de Hierro y a nuestra izquierda según subimos el macizo de Peñalara con el Pto. de Cotos, nuestro punto de partida, a sus pies.
Desde Valdemartín se comienza la bajada hacia la Loma de las Cerradillas, una bajada sin dificultad y en la que se disfruta de lo lindo, siempre que la nieve esté polvo, pero que puede presentar algún riesgo si la nieve esta muy dura, cosa que ocurre muy a menudo por estar orientada al norte. Una vez en la Loma de las Cerradillas sólo tenemos que continuar hasta llegar de nuevo a los pinos, siempre  con vistas a las caras norte de las Cabezas de Hierro y Valdematín, cumbres que forman el espectacular Circo de las Cerradillas, y a nuestra izquierda las cumbres del Macizo de Peñalara.
Esta bajada a veces está falta de nieve en la loma debido al viento, por lo que podemos desviarnos primero a la izquierda y ya casi al final a la derecha para coger nieve, tanto por un lado como por otro las vista son gratificantes hasta llegar al pinar, donde tras un fuerte bajada, a veces complicada por la acumulación de nieve, llegaremos al camino que va desde Cotos al refugio Pingarrón y las Cerradillas. 
Al llegar al camino, cosa que cada vez lo hacemos por lugar diferente, la nieve borra el sendero de bajada, aunque existen algunos hitos, y nunca sabes por donde vas a salir, lo tomamos a la izquierda y tras cruzar el puente de madera del Angostura, más abajo llamado río Lozoya, llegamos al Pingarrón y de nuevo a la carretera de Cotos a Valdesquí, por la cual como siempre tendremos andar los 800 m. que nos separan del parking de Cotos. Al final habremos andado unos 15 km, y el tiempo empleado, pues depende, tampoco es lo importante. lo que merece la perna es disfrutar y pillar buenas sensaciones.
Hoy hace bueno, la temperatura es agradable y tanto el parking como Marcelino están llenos, menos mal que Jose siempre está al quite y nos acopla con un par de cervezas, sin alcohol, en una de las hoy apreciadas mesas. Nada hay mejor que sentir la cerveza fresca descender por la garganta mientras recordamos la jornada y Jose nos bromea con alguno de sus piropos, que gozada sentir todo esto. 



    Montón de Trigo, Pinareja y Peña Oso

    Peñalara desde la Loma del Noruego

    Cabezas de Hierro

    Subiendo la Loma del Noruego


    Valdemartín desde la Loma del Noruego

    Por la Loma del Noruego, al fondo la de las Cerradillas y Cabezas


    El Valle del Lozoya con el embalse de Pinilla y la Sierra de Ayllón

    El Puerto de Navacerrada  con el fondo del Berrueco y la Escusa, cumbres del macizo Oriental de Gredos.

    Por la Loma del Noruego


    Llegando a Las Guarramillas

    Loma del Noruego y Valle del Lozoya

 
    Estación de Valdesquí


    Valdesquí y el Cerro de Valdemartín 

 
    Edificio de la Bola del Mundo 

    La Maliciosa 

    Ya estamos arriba, siguiendo la famosa Cuerda Larga 

    Cara norte de Valdemartín 

    Subiendo al Cerro de Valdemartín 

    Las Guarramillas desde Valdemartín

    Cumbres de la Sierra Oeste 

    Las cumbres occidentales del Guadarrama y los pinares de Valsaín. 

    Cabezas de Hierro  

    Valle del Lozoya con los Montes Carpetanos de fondo. 

    Descendiendo de Valdemartín 

    Cerro de Valdemartín 

   Cabezas y las Cerradillas.

    Loma de las Cerradillas 



    Cerro de Valdemartín desde la Loma de las Cerradillas 

    Cabezas desde la Loma de las Cerradillas 


     Con la norte de Cabezas de fondo. 

    Loma de las Cerradillas 

Descendiendo por la Loma de las Cerradillas, al fondo la Cabeza de Hierro Menor por su cara norte.

    Macizo del Peñalara, abajo el refugio del Pingarrón 

    Luces al atardecer sobre Valdemartín 

    Preciosas las Cabezas 

    El Pingarrón 

    Entrando en el pinar, una última mirada a las Cabezas de Hierro

    De nuevo en el camino 

    Fuera raquetas, alivio para las piernas. 


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso