Flores de Cadalso

Flores de Cadalso
Quieres conocer las flores silvestres de Cadalso?

Pinturas iglesia

Pinturas iglesia
En el año 1947 se realizan las pinturas del Altar Mayor, pinturas que los de cierta edad hemos conocido, el pintor se llamaba Félix y cuentan....

jueves, 12 de mayo de 2016

Atardece en la Sierra Oeste, observo y pienso.


    
  Atardece en la Sierra Oeste



Así se veía hace unos días el atardecer por la Sierra Oeste desde Madrid. El sol se iba poniendo a la derecha de la tembleña cumbre de Cabeza la Parra, a la derecha las sombras de la Almenara y mucho más allá las lejanas cumbres de las sierras de la Paramera y del Zapatero.




A la izquierda del Cerro Casillas asoman las cumbres del Macizo Central de Gredos, las Cabezas de Las Rozas y la Sierra cadalseña de Lancharrasa, cuya cuerda se prolonga hasta la Peña de Cenicientos. Todo un espectáculo que a pesar de la distancia, te acerca a lo nuestro, a la Sierra Oeste.


Y mientras observo el atardecer, las gentes que allí viven siguen con su actividad cotidiana, yo no lo puedo ver, pero si me lo imagino, y me gusta pensar en ellos.  
 


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso reportaje

Mari Feli Pérez Fermosel

Anónimo dijo...

Precioso atardecer

Mari Carmen Carretero Santillán

Anónimo dijo...

Preciosas imágenes

Pilar Calvo Villarín

Anónimo dijo...


Muy buenas Pedro.

Mariano

Anónimo dijo...

Estremecedoras imágenes .

Manuel Olarte Olarte

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

LAS FLORES DE LA RETAMA

Las flores de la retama
son adorno en la Ladera,
bajo la Peña Buvera
junto al tomillo y la grama.
Y nuestro pinar se enrama,
y en Cenicientos se entraña,
su Peña que a nadie extraña,
y al ponerse en ella el sol
vemos como el arrebol
es la bandera de España.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho
Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

CASILLAS

Original balcón en la montaña
la sombrean copudos castañares,
y adornan sus laderas los pinares
y una luna noctámbula la baña.

Pueblecito entrañable que se entraña
haciendo sus rincones singulares,
y el astro sol con sus rayos solares
a erizo eriza y surge la castaña.

Sus calles son estrechas silenciosas,
sus gentes son serenas y apacibles,
en verano conversan sobre sillas;

y sentadas dialogan amistosas,
y las brisas cabalgan ostensibles
en corceles alados en Casillas.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho