San Antón

Abedular de Canencia

jueves, 19 de noviembre de 2015

Circuito Mágico del Agua. Parque de la Reserva. Lima Perú


  Circuito Mágico del Agua de Lima

A Jesús y Silvia Hilda que se emocionan con todo Perú




 

Lima al atardecer del mes de noviembre nos sorprende con un sol espléndido, es final de primavera y ya se nota el calor. La gran Plaza de San Martín en el centro histórico de Lima es uno de esos lugares donde sentarse y dejar pasar el tiempo te llena de paz y sosiego mientras observas el devenir de gentes y el monumento al libertador del Perú Don José de San Martín.
No muy lejos de aquí se encuentra el llamado Circuito Mágico del Agua en el parque de la Reserva,  un lugar que nadie debe perderse en su visita a Lima. No recuerdo cuánto no costó ingresar, así dicen allí a entrar, pero no fue mucho, creo que no llega a 4 soles, al cambio 1 euro.

 

 El Circuito Mágico del Agua es un conjunto de 13 fuentes ornamentales donde podemos disfrutar de escenas llenas de color, música, luz, agua y afectos laser en perfecta conjunción y armonía. Todo esto le hace ser el complejo de fuentes más grande del mundo instalado en un parque público.

Digno de presenciar es el show con luces laser y música típica del país que cada noche se representa en la fuente principal.




















 







Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso


5 comentarios:

Anónimo dijo...


Bonitas fuentes.

Asociación Amigos Camino de Santiago en Cadalso de los Vidrios dijo...

Alucinante. Me imagino el embrujo que el agua en movimiento y el cambio de luces debe provocar en el espectador. Las fotos extraordinarias, como siempre, Pedro.
Un abrazo. Javier.

Pedro Alfonso dijo...


Muchas gracias por animar con vuestros mensajes. Si, realmente son extraordinarios los cambios de forma,color y sonido que van adquiriendo las fuentes durannte el espectáculo.

Un abrazo
Pedro ZC

Jesús dijo...

Gracias Pedro por la dedicatoria, el Parque es extraordinario yo lo he visitado dos veces.

Miguel Moreno González dijo...

Las miradas de Jesús y Silvia son la magia que reflejan esas fuentes llenas de luz y belleza.