Monton de trigo

Hayedo de Montejo

viernes, 24 de junio de 2016

Hoyocasero, Ávila. Un pueblo en el Valle del Alberche


Hoyocasero, un pueblo del alto Alberche.


    Hoyocasero con las cumbres del Macizo Oriental de Gredos como fondo.

Hoyocasero es un pequeño pueblo del alto valle del Alberche, sus caserío conserva todavía formas y construcciones del pasado que se mezclan con esas modernas construcciones que en las últimas décadas del siglo XX tanto proliferaron por toda la zona, afeando muchos de estos pueblos, no obstante todavía conserva la gracia y las viejas construcciones que hacen de su visita toda una experiencia agradable.
Situado en pleno valle del alto Alberche y a una altitud de 1348 mts. Hoyocasero es un pueblo de montaña donde las temperaturas son agradables en los meses de calor y frías en invierno con frecuentes nevadas. La escasa población, no llega a los 300 habitantes, aunque en el pasado llego a superar los 1000, siempre han vivido de la ganadería, hoy casi desaparecida como en todo el Valle. 
En los últimos años han surgido nuevas formas de vida gracias al turismo, así hoy se pueden encontrar varias casas de turismo rural donde pernoctar y saborear la gastronomía local. No dejéis de visitar la fábrica de cerveza Gredos, una industria local que funciona desde hace algunos años en el pueblo y por supuesto de tomaros unas cuantas cervezas, elaboradas de forma natural con agua de la zona, son realmente buenas.
Para ver tenemos su iglesia, la plaza del Ayuntamiento, sus calles de piedra y esos resquicios del pasado que a unos gustan y a otros no tanto, pero en general pasear por sus calles es todo un placer para los sentidos. Cerca existen otros pueblos y lugares dignos de visitar, pero yo aconsejo pasar un fin de semana en Hoyocasero, sin moverse y disfrutando del silencio, el paisaje y por supuesto de la gran joya del pueblo que no es otra que el famoso Pinar de Hoyocasero, lugar mágico donde el pinar silvestre y el robledal se mezclan para configurar uno de los lugares más impresionantes de España, botánicamente hablando. Desde el mismo pueblo se puede salir andando y realizar una marcha circular, que nos internará en el pinar, donde podremos observar singulares lugares, el puente medieval sobre el río Alberche, aquí llamado La Puente, y lo mejor de todo una enorme variedad de flores que lo inundan todo, eso sí, para verlo debemos elegir la primavera algo avanzada, aunque esto depende la climatología del año.

    Pinar de Hoyocasero.


En un próximo post nos internaremos en el pinar, observaremos flores y paisajes y llegaremos hasta La Puente en el río Alberche.

    Cumbres del Cabezo de Mijares nevado en primavera.

    Potro de herrar.


    Iglesia de San Juan Bautista.


La cigüeña posada en un casa, el nido de la iglesia está vacío, dónde habrá anidado?

    Plaza del Ayuntamiento.

 
    Casa típica.

    Pila de granito, piedra abundante en la zona..

    Puerta y ventanas de piedra, el principal elemento de costrucción en el pasado.   



    Elementos del pasado.

Paredes de piedra, portones de madera, y porches que daban al corral, son formas típicas de costrucción de la zona en el pasado, hoy casi desaparecidas.

    Violetas en una calle de Hoyocasero.

                            Torre de la iglesia de San Juan Bautista.

                             Escalera de acceso a la vivienda.
 
    Las cumbres del Macizo Central de Gredos con una impresionante nevada primaveral desde Hoyocasero.

    Y para terminar nada mejor que probar la cerveza Gredos, eleborada de forma artesanal en el mismo  pueblo de Hoyocasero.


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

5 comentarios:

Anónimo dijo...


Eres un artista¡

Mariano.

Pedro Alfonso dijo...

No creo, pero si tú lo dices.....

Un saludo


Anónimo dijo...

Ufff si es antiguo pero todo hecho amano eran artistas precioso!!

Carmen Frontelo Morales

Anónimo dijo...

Bonito pueblo nos has enseñado para kien no lo conocemos, fotos y bien narrado, gracias Pedro

Chelo Villarin Recio

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

VACA DE CENICIENTOS
Y MUJER DE PIEDRALAVES,
NO ME LA ALABES

Tiene sentido el refrán
o es un mero disparate,
idea de un botarate
poetastro ganapán.
Más bien ladrido es de un can
sin ideas y sin claves
e ignorando que las aves
coruchas vacas guardaban,
y de coruchos llevaban
nata a las de Piedralaves.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho