El Molinillo

El Molinillo
Ver desde dentro el problema y el abandono sería lo mejor que podría pasar para que la sensibilidad de todos se uniera y por una vez el sentido común sirviera para recuperar esta joya de nuestro pasado y nuestra cultura.

Vidrios de Cadalso

Vidrios de Cadalso
La producción de los hornos de Cadalso tiene éxito en origen por la simplicidad de la decoración y de las formas. Muchas de éstas son tradicionales, y fueron anteriormente usadas por la orfebrería. Más tarde durante los siglos XVI al XVII se ven influidas por las venecianas.......

jueves, 20 de marzo de 2014

Museo Etnológico de Cadalso de los Vidrios Madrid. Casa Corredera (1ª Parte )



En este recorrido virtual por el Museo Etnológico de Cadalso de los Vidrios Casa Corredera, encontrarás muchos de esos objetos que seguramente hayan formado parte de tu pasado y de tus recuerdos. Con este primer post, comienza unas serie dedicada a la etnología cadalseña, disfruta con cada imagen y recuerda que recuperar alguno de estos objetos es recuperar parte de tu pasado y de tus familiares más cercanos en el tiempo.

Que lo disfrutes.

Un abrazo.
Zorro Corredero





A veces es difícil reunir recuerdos del pasado en un tiempo en el que la transformación de muchas actividades se ha ido produciendo a pasos agigantados en los últimos cincuenta años. En apenas esos años todo ha cambiado y hoy los objetos y herramientas usadas han dado paso a sofisticados artilugios que facilitan el trabajo y el quehacer diario, motivo que ha generado el abandono de todos los objetos que fueron vitales para la vida y el trabajo diario en otros tiempos.






Pero a pesar de su desuso, todavía hoy es posible encontrar alguno de estas piezas abandonadas en nuestras desvanes, así pues es muy importante recuperarlas y aunque ya no sirvan para su antiguo cometido, si pueden valer como adorno y recuerdo de otros tiempos y de las personas que los usaron. 






Desde utensilios de cocina, aperos del campo o útiles de cantero, todo está en nuestros recuerdos y seguramente en nuestros desvanes cadalseños. Solo tienes que recuperarlos y preguntar a los más mayores de la casa para que te den una explicación completa y explícita de su nombre y su utilidad, más tarde cuando luzcan limpios en algún rincón de tu casa, no sólo servirán para embellecer, también te traerán grandes y buenos recuerdos de tu familia y de su pasado.






Y hasta es posible que con el paso del tiempo te aficiones a estos utensilios y ya no puedas parar de buscar y recuperar, es algo casi inevitable, pero que seguramente te aportara un placer cargado de nostalgia del pasado, de historias familiares, del duro trabajo de abuelos y padres y de la forma de ser de todo un pueblo, porque con toda seguridad las piezas y objetos de cada época van formando nuestro carácter y nuestras costumbres. 





Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Tienes un verdadero tesoro.

Zorro dijo...



Muchas gracias. Estás invitado a verlo cuando quieras.

Pedro Zorro Corredero

Anónimo dijo...

Ramiro Canoira Saez dijo:

Echo de menos la pitusa

Anónimo dijo...

Pilar Lopez Navarro dijo:

pedro, este verano me gustaria visitarlo

Anónimo dijo...

José Luis Conde López Hermoso dijo:

trabajo de recopilación de objetos del pasado, para evitar q se pierdan en el olvido, no sólo los objetos en sí, sino también sus nombres, montones de palabras, por la falta de uso.

Anónimo dijo...

Miguel Castrejon Garcia dijo:

Precioso,ire a visitarlo

Pedro Alfonso dijo...



Gracias por todo y siempre a vuestra disposición para visitar el museo cuando lo deseéis.

Un saludo.
Pedro Zorro Corredero

Anónimo dijo...

Es realmente digno de ver.

Mercedes

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

EL MUSEO ETNOLÓGICO DE CADALSO DE LOS VIDRIOS

Picos, palas y azadones
sin ser del Gran Capitán,
cestas, sogas y hasta arcones
garrafas y garrafones
tiene Pedro en su desván.

Alcuzas para el aceite
y las tablas de lavar,
en invierno sin deleite
cuando el cierzo era el afeite
en las charcas al frotar.

Los botijos y porrones
era su deambular,
entre cinchas y serones
colleras y en ocasiones
el dormir en el pajar.

Las trebédes y morillos
y pucheros del hogar,
conviven con covanillos
oyendo el gri-gri de grillos
del alba al alborear.

Las hoces y las tijeras
y navajas de injertar,
se ennovian con vertederas
y desposan con manceras
que brillaban al arar.

Ataharres y tarimas
y las piedras de amolar,
cuando el segador las cimas
del centeno eran las simas
del permanente sudar.

Colgadas están las trillas
de la siembra secular,
cuando el sembrador semillas
las transformaba en gavillas
y en hacinas al trillar.

Cuchillos del matarife
de la matanza ancestral,
descansan en el esquife
que ya no es mar de arrecife.
de aquel tiempo patriarcal.

Los calderos y barreños
reposan junto al destral,
y el podón se sume en sueños
con los aperos pequeños
de hornacina en un altar.

Todo esto en su museo
todo esto y un más y más,
Pedro tiene y su deseo,
que incluyáis en un paseo
que no olvidaréis jamás.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho