San Antón 2010

San Antón 2010
Recordando la fiesta de las sanantoneras de 2010

Pinturas iglesia

Pinturas iglesia
En el año 1947 se realizan las pinturas del Altar Mayor, pinturas que los de cierta edad hemos conocido, el pintor se llamaba Félix y cuentan....

viernes, 15 de noviembre de 2013

Paulino, en el desván de mi corazón


En el desván de mi corazón.


Un día cualquiera, en un paseo cualquiera, descubro el rostro casi anónimo de alguien que hacía tiempo que no veía, no tardo ni unos segundos en darme cuenta de que se trata de Paulino, el hijo de Teodoro y Aurora, mi vecino de siempre, mi amigo perdido en estos últimos años.

Pauli es como un fantasma que cuenta historias de  aquellos otros fantasmas de ayer, todo la va saliendo con dificultad pero ilusión a la vez, una ilusión que no puede esconder el amor que siente por Cadalso, por los cadalseños y por todo esto que tanto nos une y nos hace sentirnos orgullosos.
Es en esa piedra que junto a su casa albergó en otros tiempos momentos de charla e inquietudes, donde ocurre el encuentro tras unos largos años de ausencia, una mirada, un saludo y el reconocimiento al instante de Pauli, “Perico, cuánto tiempo”- sí hace tiempo que cesaron nuestras charlas, que mi vista perdió su imagen y las largas ausencias casi borraron mis recuerdos, más hoy de nuevo todo brota como si el tiempo no hubiera pasado y la vida se encontrara paralizada en aquellos años de la amistad.





En ese desván que todos llevamos en nuestros corazones, donde guardamos recuerdos casi a diario que reposan ahí para siempre, hace tiempo que reservé un lugar muy grande para Pauli. Los recuerdos siempre están ahí esperando ser usados, a veces pasan años, otros desgraciadamente nunca llegan a ser utilizados, pero en muchas más ocasiones vuelven a brotar en los instantes más inesperados y salen de su escondrijo para recordar y volver a vivir situaciones de otro tiempo.


No puedo recordar cuanto tiempo pasé junto a él, tampoco era algo que me importara, pero si recuerdo todos los momentos que volvieron a nacer después de tanto tiempo del desván de mi corazón, volviendo a  unirnos como en esa otra época de nuestro pasado.




Buenas sensaciones y gratos recuerdos los que tuve la suerte de compartir con Pauli. Evocaciones para los vecinos, la navidad, los juegos, las anécdotas  y esas pandas de muchachos y muchachas, de alborotos y regaños, de tabernas y borrachos perdidos por esos caminos soñados del ayer, de nuestra propia existencia, la de Pauli y la mía.

Han tenido que pasar unos años para que Pauli volviera a escuchar y oler Cadalso, para regresar a sus sentimientos arraigados en su gente, en su pueblo, en su equipo, sencillamente para volver a vivir. Ahora es nuestro turno, es nuestro momento, es volver a querer y a recordar.

Un fuerte abrazo Pauli.


































 Un gran momento...sin duda
 Uge baquera

Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Maravilloso relato Pedro .Un ser entrañable Pauli . Un Cadalseño de pro .Amigo de todos,Posiblemente no fue uno mas si no diferente alguien especial .Un abrazo.Tiri.

Anónimo dijo...

Es como si volviera del recuerdo un pedazo de pan que tu has sabido recuperar. Gracias
Miguel M.G.

Pedro Alfonso dijo...

Muchas gracias por vuestros sensibles y afectivos mensajes hacia la persona de Pauli.


Anónimo dijo...

Una gran persona es Pauli y siempre junto a su pueblo. Le recuerdo estos ultimos años con la Peña Muñana.

Pedro Alfonso dijo...

Debido a la gran cantidad de visitas recibidas para interesarse por Pauli, cerca de 5000 en un solo día, he de decir que efectivamente lleva en su casa de Cadalso más de dos años. En el enlace “Pauli, en el desván de mi corazón” que adjunto podéis ver un post que le dediqué un 15 de noviembre de 2013. El anterior es del 13 de abril de 2010, y entonces si estaba fuera de Cadalso.

http://zorrocorredero.blogspot.com.es/2010/04/pauli.html

Nada en la vida se agradece más que la amistad, por esto me gustaría que entre todos le hiciéramos un homenaje, y un día de estos fuéramos a su casa para entregarle una placa o algo parecido en la que simplemente se pudiera leer: “A PAULI, CADALSEÑO DE CORAZÓN. TU PUEBLO AGRADECIDO”

Anónimo dijo...

Estaria bien algún reconocimiento pero nada comparado con dedicarle un poquito de tiempo, un poquito de compañía para que se sienta querido.

Sonia Concejal

Anónimo dijo...

Le vi hace como un mes en Cadalso "sentadito" en un bordillo tomando el sol. Cuenta conmigo para el homenaje.

José Luis Villatoro

Anónimo dijo...


Un gran momento...sin duda

Uge Baquera