San Antón 2010

San Antón 2010
Recordando la fiesta de las sanantoneras de 2010

Vidrios de Cadalso

Vidrios de Cadalso
La producción de los hornos de Cadalso tiene éxito en origen por la simplicidad de la decoración y de las formas. Muchas de éstas son tradicionales, y fueron anteriormente usadas por la orfebrería. Más tarde durante los siglos XVI al XVII se ven influidas por las venecianas.......

miércoles, 2 de diciembre de 2009

La Huerta de la Paloma.Rincones de Cadalso


La Paloma, huertos con historia

  Huerta de La Paloma..


La huerta de La Paloma es un rincón de Cadalso llamado así debido al conjunto de huertos que tiene, vamos, que no es una huerta en sí, sino un conjunto de huertas con sus respectivas norias, y que se localiza en la carretera de Cenicientos una vez pasada la gasolinera tomando el primer camino que sale a la izquierda, camino que no es otro que el que nos llevaba a la desgraciadamente desaparecida ermita mozárabe y a su cementerio, llamado camposanto viejo, y desde hace años zona de excavaciones arqueológicas.

Las caballerías de Salus..

Preparando el huerto..

Pues bien, una vez que tomamos este camino, pasaremos por unas portaleras junto a las ruinas del camposanto viejo, y unos pocos metros más abajo está la casa y la huerta La Paloma.

La casa de la huerta la Paloma en verano..


   y en invierno..

El lugar es tranquilo y acogedor,y aquí todavía se siguen cultivando los huertos como hace cientos de años, huertos que ya cultivaban los árabes que poblaron nuestro pueblo entonces llamado Cadahalso, ellos fueron los que realizaron las norias y pozos que aún hoy existen para el regadío de la zona y para obtener el agua, bien tan apreciado por ellos así como las olivas que abundan en la zona.

Noria..

Olivas..

Visitando la zona, no  es difícil imaginarse  a los cadahalseños de la época  dirigirse por el estrecho camino a la mezquita a rezar y a sus cercanos huertos, que no distan más de unos cientos de metros de las Cuevas del Pilar, lugar del  que ya hablamos en otra ocasión, tan ligado  a los árabes  y a esta época.


    Valerio con su cosecha..


   Victoria "La Colasina" en la casa de su familia..



En este rincón de Cadalso, siempre podréis encontraros con algún paisano afanado en sus faenas del huerto, y que como buen cadalseño no tardará en entablar conversación sobre la zona, los árabes y lo que haga falta. Es también un lugar para pasear y para disfrutar en cualquier época del año, eso si, respetad los huertos y sus frutos, disfrutar del ambiente y del paisaje, y echad un trago de una de sus norias que merece la pena.

Membrillos..


Mandarinas


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

10 comentarios:

Anónimo dijo...

K bien están tus fotos y relato, el primer olivar es de parte de mi padre y seguido para abajo la huerta la paloma de mi suegro. Cuantas veces he ido por allí.

Chelo Villarin Recio

Anónimo dijo...

madre mía lo que e ido de chica y lo que a mi madre la gustaba ahora lo siembra mi Alberto

Dolores Saez Canoyra

Anónimo dijo...

La paloma nosotras mi hermana y yo tenemos huerta allí mi cuñado siembra las dos, no como verdura buena hasta que llego a Cadalso

Carmen Frontelo Morales

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

EL HUERTO DE CLEMENTE

Existe hondonada
en Navalcarnero,
con suave bajada
y arroyo palmero.

Es tierra migada
de cereal y huerto,
viñedo y arada
de Clemente el puerto.

Tiene allí su oasis
y está en su elemento,
su esqueleto y chasis
y le da un sustento.

Se yergue una casa
que la irguió su esfuerzo,
donde paz se amasa
y susurra el cierzo.

Frutales e hileras
de cepas decoran,
y aguas en regueras
la vista enamoran.

Almendros y olivos
prestan su belleza,
del huerto cautivos
por su fortaleza.

Escarban gallinas
moviendo la tierra,
buscando las minas
de lombriz que encierra.

Surcos de pistachos
creciendo verdean,
como unos muchachos
que siempre alardean.

Olor del tomillo
y olor del jazmín,
almena y castillo
del dueño es jardín.

Los días, las horas
a Clemente allí,
hacen sus demoras
flor del alhelí.

Prende su simiente,
le impregna su calma,
y allí de Clemente
viven cuerpo y alma.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho



Javier Santayana Gómez dijo...

Muy interesante reportaje

Anónimo dijo...

La colasina no cambia jajajajaja

Pilar Calvo Villarín

Anónimo dijo...

Valerio, compañero de aula y pellas... 😂

JGabriel Storch de Gracia

Anónimo dijo...

No como verdura buena hasta que boy a cadalso de nuestra huerta de la paloma

Carmen Frontelo Morales

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

EL HUERTO DE MANUEL

Sobre el huerto de Manuel
la armonía es aromática;
lo ha convertido en vergel
donde elaborando miel
vive una higuera emblemática.

Manuel es quien más madruga
y su sombra protectora
la proyecta en la lechuga
que pone en fuga a la oruga
de la que es su agresora.

Manuel tiene en su vivero
unas plantas trepadoras
que parecen el tablero
de las damas del damero
con que consuela sus horas.

De Manuel son los pimientos
de un rojo color subido,
hijos de sus fundamentos
regados con riegos lentos
como a hijo muy querido.

Los tomates de Manuel
nuestra mirada solazan
los tiene sobre anaquel
de una torre de Babel
donde las plantas se abrazan.

Y de Manuel los pepinos
se abren paso en la terraza
cavando senda y caminos
en un embrión de destinos
sobre su huerto de raza.

Manuel sentado en su silla
separa ajos de cebollas,
y anda libre en su Bastilla
de estos huertos de Castilla
fluviales de nuestras ollas.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho
































Saturnino Caraballo Díaz dijo...

LOS SURCOS DEL TOMATE

Son los surcos del tomate
cuando lo aroma el verdín
babilónico jardín
que tengo en un acirate.
Y he formado un arriate
que dulcifica mis ojos,
del que huyendo los abrojos
ven a plantas que amamantan,
acunan, besan y cantan
a sus tomates tan rojos.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho