El Molinillo

El Molinillo
Ver desde dentro el problema y el abandono sería lo mejor que podría pasar para que la sensibilidad de todos se uniera y por una vez el sentido común sirviera para recuperar esta joya de nuestro pasado y nuestra cultura.

Vidrios de Cadalso

Vidrios de Cadalso
La producción de los hornos de Cadalso tiene éxito en origen por la simplicidad de la decoración y de las formas. Muchas de éstas son tradicionales, y fueron anteriormente usadas por la orfebrería. Más tarde durante los siglos XVI al XVII se ven influidas por las venecianas.......

lunes, 19 de junio de 2017

Recuerdos de Villa del Prado. Año 1960


Dos imágenes para que disfrute mi buen amigo "pradeño" Juan de los Bosques, persona de gran sensibilidad que ama Villa del Prado y todo su entorno, excelente organista y buena persona.

Un abrazo.



Zorro Corredero

7 comentarios:

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

LA BIBLIOTECA DE VILLA DEL PRADO

Su origen fue de bestias matadero
Sancho dijo: probo es e ilustre oficio
señor don Quijote, en vuestro ejercicio
de andante y paladín aventurero.

"Razonas bien mi rústico escudero
mis armas velaré, en este edificio
por amor que me impone el sacrificio,
que a mi dama hago a fuer de caballero.

Sus cuadrúpedos Rucio y Rocinante
se fueron a Sevilla a por Cervantes
que andaba tras Rincón y tras Cortado.

Don Miguel cabalgó en jamelgo andante,
su obra recopiló,libros brillantes
y biblioteca halló en Villa del Prado.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

EL FAISÁN DE NOCHEBUENA

Van con las caballerías
por la finca del Rincón,
y les surge la ocasión
propicia en mañanas frías.

Avistado Villa el Prado
con el Alberche dormido,
al faisán ven aterido
y le imaginan asado.

La ocasión la pintan calva
para el hogar de los pobres:
"Hoy no habrá peces salobres
en sus mesas",dice el alba.

Bien guardado va en la alforja
el faisán si hacer ruido,
con el cuello retorcido
la sartén le dará forja.

Van los cuñados contentos
con sus cargas de arriería,
vida dura y alegría
camino de Cenicientos.

Es día de Noche Buena
y él faisán se muestra orondo,
desplumado será a fondo
habiendo opípara cena.

La Caprichosa remontan
y a Cadalso le bordean,
ya sus piernas les renquean
y sobre las mulas montan.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

EL TREN DE ALMOROX

Trenecín de vía estrecha,
con tu lento galopar
permitías contemplar
crecimientos de cosecha.
Queda lejana la fecha
en que de un salto bajé
y de emparrado tomé
uvas en Villa del Prado,
y en botijo agua tomado
y en carrera te alcancé.

Saturnino Caraballo Díaz
ElPoeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

ADOLFO LUCAS REGUILÓN
Romance
"El mensaje de la patria eterna
que dice a todos sus hijos, paz, piedad y perdón".
Don Manuel Azaña

Nacido en Villa del Prado,
bello pueblo de Madrid
al que el río Alberche baña
a su paso al discurrir.

Hijo de humilde familia
como a los más nos ocurre
supo luchar en la vida
como en el pobre es costumbre.

Sabía atar al borrico
y cavar desterronando,
y a la reguera y al surco
llevar el agua del vado.

Dotado de inteligencia,
la que el dinero no presta,
trabajando ya en Toledo
sintió que le faltaba algo.

Dependiente en una tienda
como chico de recados,
supo que sus apetencias
tenían otro calado.

Y robándole al descanso
horas de calma y de sueño,
con afán se dio a los libros
estudiando con denuedo.

Con su clara inteligencia
agudizada y despierta,
se despertó una mañana
con título en la maleta.

De pronto se vio maestro
por su esfuerzo conseguido
cuando a la fe y la constancia
le sumamos el talento.

Maestro en Navamorcuende,
gentil pueblo toledano,
cuando un alba de esperanza
la República apuntaba.

Vivas a la Libertad
pidiendo pan y justicia,
y el reparto de la tierra
para aquel que la cultiva.

Siendo entonces lo frecuente
que hubiera unas fuerzas vivas,
en los casinos de pueblo
él se integró en la partida.

Médico y el boticario,
y el alcalde y juez de paz,
de Guardia Civil sargento
y un maestro y disputar.

Días y meses convulsos
ya se empezó a perfilar,
y España convulsionada
en combustión arde ya.

Ánimos exacerbados
y en el ruedo dos Españas,
a tiros y a bastonazos
como ya Goya pintara.

Y él en la tertulia adujo
mostrando su militancia,
ser comunista confeso
y defensor de su causa.

Y al surgir el estallido
del ejército insurgente,
él logró frenar el golpe
fatal en Navamorcuende.

Y ya como miliciano
participó en los combates
del Cerro de Garabitas,
siendo herido y trasladado.

Y al formarse por entonces
su Ejército Popular,
fue encuadrado formalmente
dentro del comisariado.

Y a lo largo de la guerra
ocupó diversos cargos
de importancia y de relieve,
pero siempre dando el callo.

Y al término de la misma
con miles se vio atrapado
en el puerto de Alicante,
a la espera de los barcos.

Barcos que nunca llegaron
y en riadas prisioneros,
dejados a la intemperie
hasta ser clasificados.

Y al igual que tantos otros
en juicios masificados,
sin defensa y sin amparo
la muerte era el resultado.

Tiempo pasó en una cárcel
y cuando fue liberado,
vivió un acoso constante
en un clima irrespirable.

Y tras meditarlo mucho
tuvo que dejar familia,
y solo y en abandono
con decisión se echó al monte.

Por tierras de Piedralaves,
estribaciones de Gredos,
oculto entre la espesura
vivía como un conejo.

Lo mismo que muchos otros
se mantenía a la espera,
de que sucesos de Europa
marcara acontecimientos.

Después fue allegando gente
del bando de perdedores,
que se iban configurando
en guerrilleros armados.

Estableció sus contactos
entre las gentes del llano,
cabreros de la montaña
y con pastores captados.

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

Y Poco a poco los grupos
se fueron consolidando,
y se establecieron bases
en puntos ya prefijados.

Editaban sus periódicos
sus pasquines y folletos
llamando a la población
a unirse a los guerrilleros.

Y una guerra soterrada
se desarrolló en silencio
entre maquis de la sierra
y fuerzas del Movimiento.

Y Reguilón con su grupo,
igual que un pez en el agua
se movían por la sierra
y como gatos a gatas.

Y una base estableció
aledaña a Cenicientos,
justo a los pies de su Peña
que es monumento del pueblo.

Y en chozos de los pastores
tenía avituallamiento,
y también en otros casos,
protección y ocultamientos.

Cuenta que en cierta ocasión
sorprendido fue de pronto,
por la súbita llegada
de un hombre desconocido.

Pero el pastor más veloz
y antes que le descubriera,
encima puso el jergón
y lo usó como banqueta.

Y con el visitante ido
por el pastor se enteró,
que era el jefe falangista
y un mandamás en el pueblo.

Ya entonces rebautizado
Severo Eubel de la Paz,
prosiguió su actividad
incansable por los cerros.

Hostigaba al enemigo
volando vías de trenes,
y a los tendidos eléctricos
los dejaba sin corriente.

Y un día a media mañana
tomó Alameda del Valle,
y enarboló la bandera
de la República errante.

Mas de un modo paulatino
aquello se fue acabando,
y entre muertos y apresados
se estaba quedando solo.

Y al ser liberada Francia
por el Ejército Aliado,
con la ayuda inestimable
de maquis republicanos;

esperanzas renacieron
y los puños levantaron,
cuando la invasión de Arán
parecía abrirse paso.

Pero cortado el avance
y hacia Francia retornados,
acabó toda esperanza
y el sueño irrealizado.

La guerrilla sin futuro
y en acoso permanente,
se fue sola disolviendo
buscando donde meterse.

Iban hacia la frontera
o al centro de las ciudades,
y hacer del anonimato
la forma de evaporarse.

Y Reguilón en Galicia
pasó desapercibido,
ejerciendo de maestro
en varios años seguidos.

Más lo inevitable vino
y al cabo fue descubierto,
y pasó lo de aquel tiempo
juicio sumario y castigo.

Con la Pepa de por medio
que al final fue conmutada
por largos años de cárcel
de incivil guerra cainita.

Y aquí termina el romance
de un Reguilón guerrillero,
maquis épico y de gesta
del pueblo de los pradeños.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho







Saturnino Caraballo Díaz dijo...

DON MANUEL AZAÑA
"La libertad
no hace felices
a los hombres
los hace sencillamente
hombres"

Lúcido y hombre de Estado,
republicano y patriota,
el peso de la derrota
acabó el sueño dorado.
Prontamente fue apartado
y la España de su entraña
se desangra cual montaña
con la sangre de un torrente
que anega a ríos de gente
sobre el corazón de Azaña.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Anónimo dijo...

Muchas gracias Pedro Alfonso. Lo comparto. Dos fotografías entrañables de las escuelas por donde pasaba el tren y de la calle de la sangre.

Juan de los Bosques