Monton de trigo

Hayedo de Montejo

martes, 3 de mayo de 2011

La cruz de mayo


En primavera nuestros campos se llenan de hermosas flores que otorgan al paisaje colores llenos de vida. Cualquier lugar sería digno de ser plasmado en el lienzo de un pintor  por su belleza y colorido. Espacios tan nuestros como la Peña Muñana adquieren por estas fechas una singular belleza llena de color, brillo y vida gracias a la explosión de la primavera.


Entre la multitud de flores y arbustos que florecen, se encuentran dos que aunque de familia diferente suelen ser grandes vecinos y se adaptan a los mismos suelos, estoy hablando de la retama y el cantueso.



La retama amarilla o común cuyo nombre científico es Retama sphaerocarpa es un arbusto que puede llegar a alcanzar hasta 3 metros y que pertenece a la familia de las Fabaceae.


El cantueso cuyo nombre científico es Lavandula stoechas pertenece a la familia de las labiadas, es un arbusto de hasta 1 metro de altura con ramas de color verde rojizo y flores moradas muy aromáticas.



Pues bien, con estas dos flores se hacen en Cadalso desde hace muchísimos años una cruz que se cuelga del balcón y que recibe el nombre de “Cruz de mayo”. Normalmente el día exacto para la colocación de la Cruz es el 3 de mayo y aunque hoy en día esta costumbre está poco extendida entre los habitantes de Cadalso, hubo un tiempo en que muchos balcones eran engalanados con estas cruces que no solo adornaban sino que tenían un sentido religioso y protector.

Yo como cada año ya he colocado la mía y espero que vosotros también lo hagáis para de esta forma embellecer vuestros balcones y así recuperar una de las tradiciones más antiguas y emblemáticas de Cadalso.


Esta fiesta se celebra en casi todas las regiones de España y tiene sus orígenes en los tiempos de las conquista, época en la que la devoción y el culto a la Santa Cruz era generalizado en nuestro país, siendo el símbolo elegido por los misioneros católicos que evangelizaron las Américas. Con el paso del tiempo esta devoción fue creciendo y durante un mes se adornaban las cruces, que eran colocadas en sitios estratégicos, con flores y se peregrinaba hasta las cruces cantando letanías.

Luego la fiesta paso a celebrarse solo un día del mes de mayo y se comenzaron a adornar las casas con la cruz.


Esta es la historia que parece más real sobre la procedencia de la Cruz de mayo y que como podéis ver viene de la época de los conquistadores, conservándose hasta nuestros días en muchos lugares de España y en nuestro pueblo.
Si de verdad quieres que esta tradición no desaparezca de Cadalso solo tienes que hacer una cruz y colgarla del balcón o la ventana de casa y así estarás ayudando a la conservación de esta bella y antigua costumbre cadalseña.
Durante años yo he seguido haciendo y colgando mi cruz de mayo en solitario, pero desde hace algunos años son ya varios los balcones cadalseños que aparecen por estas fechas adornados con la cruz, espero que este año sean muchos más.

Zorro Corredero.

Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

3 comentarios:

Jose Antonio dijo...

Hermosa tradición, me alegro que te sigan y no se pierda
Un abrazo

Anónimo dijo...

La verdad es que yo nunca la pongo pero deberiamos de ponrela muchos más.

Mariano

Anónimo dijo...

Zorro yo tambien la he puesto como cada año.

Concha.