Raquetas

Raquetas
Esperando que la nieve vuelva, ya queda menos.

Majalcobo

Majalcobo
Pincha en la foto para ver la Ruta de las Cascadas de Majalcobo ( Casillas )

martes, 3 de junio de 2014

Sacristía herreriana de la iglesia de Nuestra Sra. de la Asunción de Cadalso de los Vidrios


   Sacristía herreriana de la iglesia de Cadalso de los Vidrios 


La sacristía, de planta rectangular, se cubre mediante una bóveda construida en piedra de cantería, austeramente decorada y con ciertas reminiscencias escurialenses.

Formalmente se configura como una bóveda de cañón cuyo plano de arranque se sitúa sobre la pequeña cornisa volada. La bóveda de cañón es aquella cuyo intradós, o superficie interior, responde a una geometría cilíndrica. Este intradós está decorado mediante nervaduras (que se aprecian como elementos en relieve) y que son de dos tipos: nervaduras rectas que recorren el intradós en sentido longitudinal (paralelo al eje de la bóveda) y nervaduras semicirculares que recorren el intradós en sentido transversal (ortogonalmente al eje de la bóveda). Entre las nervaduras aparecen casetones cuadrados, que quedan sensiblemente rehundidos respecto de las nervaduras.



   Vista de los casetones


La traza y labra de una bóveda de cañón es relativamente sencilla. La traza, o trazado de la bóveda, es el proceso mediante el cual el maestro cantero dibujaba, a tamaño real, sobre un paramento liso, la montea o líneas y curvas necesarias para obtener las plantillas y poder definir formalmente las herramientas con las que posteriormente labrar las dovelas que materializarán la bóveda. En este caso, la montea de la bóveda tendría que incluir un trazado de la sección y la planta de la bóveda. La sección permitiría definir la forma del arco semicircular que define el intradós cilíndrico de la bóveda, y la posición y anchura de los nervios rectos longitudinales. La planta facilitaría el diseño, posición y anchura de los nervios circulares, e incluso posibilitaría, en caso de dibujarse en el mismo suelo de la sacristía, el control de la construcción de la bóveda.




La labra de las dovelas no sería, en este caso, una labor excesivamente complicada. La bóveda esta despiezada (dividida) en una serie de hiladas longitudinales, que siguen el sentido de los nervios rectos. De hecho, cada nervio recto es una hilada, y cada fila de casetones otra hilada, de manera que, parece, la bóveda queda ejecutada mediante un total de 19 hiladas: 10 nervios rectos más 9 filas de casetones. Luego cada hilada se divide en piezas menores, denominadas dovelas. Las hiladas de los nervios rectos quedan divididas mediante dovelas cuya longitud es variable, probablemente porque el maestro cantero aprovechaba al máximo la piedra disponible.




Sin embargo, las hiladas de los casetones están compuestas por dovelas que respetan la decoración, de manera que cada tramo de nervio circular (entre dos nervios longitudinales) es una dovela, y cada casetón es otra dovela. Todas las dovelas son piezas con intradós cilíndrico. Podrían labrarse con cierta facilidad, a partir de las referencias obtenidas de la montea; tan sólo sería necesario cierto cuidado en la labra del intradós que, a la postre, es el que definirá la decoración en nervios y casetones de la bóveda.


Vista exterior de la sacristía.


Mi agradecimiento a Pau Natividad Vivó, arquitecto, investigador en formación de la Universidad Politécnica de Cartagena ( UPCT ) por su colaboración en este post sobre la sacristía herreriana de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Cadalso de los Vidrios.


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

8 comentarios:

tony monton dijo...

Muy buen post, muy bien documentado y unas fotos excelentes. Me ha encantado el cómo está tratado. Pena del paño este con esa "cantada" del llaguedao de la piedra.
Un saludo

Anónimo dijo...

Como curiosidad creo que encima de la sacristia hay otra sala similar.

Un saludo

Anónimo dijo...


Muy interesante esta entrada del a sacristía de la iglesia de Cadalso.


Mariano

Anónimo dijo...



Muchas gracias Pedro por este interesante reportaje sobre la sacristía de nuestra iglesia de Cadalso.

Inés

Anónimo dijo...

Muchas veces entre allí acompañando al recordado padre José Ramón Carrasco párroco recordado en Cadalso

Elisaúl González Barrios

Anónimo dijo...

Buenisimo reportoje de nuestra sacristia,gracias Pedro

Eulalia Alvarez Navarro

Anónimo dijo...

Precioso! !

Marta Orgaz Romero

Anónimo dijo...

Que bonita la Iglesia de noestro pueblo Cadalseños !!

Carmen Frontelo Morales