Flores de Cadalso

Flores de Cadalso
Quieres conocer las flores silvestres de Cadalso?

Pinturas iglesia

Pinturas iglesia
En el año 1947 se realizan las pinturas del Altar Mayor, pinturas que los de cierta edad hemos conocido, el pintor se llamaba Félix y cuentan....

martes, 11 de mayo de 2010

Rincones de Cadalso. Ascensión a Lancharrasa


A la cumbre de Lancharrasa un día de primavera.


Las Rozas y su dehesa.

Subir a Lancharrasa o simplemente a la Sierra, nombre que utilizamos coloquialmente cuando nos referimos a ella, es algo que no se debería perder nadie.

El nombre de Lancharrasa viene dado por una enorme piedra casi vertical que antecede a la cima y que se puede observar desde Cadalso a simple vista.

La lancha que da nombre a la sierra.


                            Entrepinos y el Cerro Guisando con Lancharrasa en primer término.

La ascensión se puede realizar desde muchos puntos distintos, pero el abandono de la zona y la espesa vegetación acumulada en los últimos años, sobre todo zarzas, hace que no sea posible desde lugares donde hace unos pocos años era muy fácil y asequible.



San Martín, la Almenara y otras cumbres del Guadarrama desde Fuente Techá.

La mejor forma es tomar el camino que lleva a los conocidos prados de Parache y que pasa por algunos huertos y viñas que aún conservan laboriosos cadalseños, este camino es conocido por todos por el camino de la Sierra, luego frente a la pared del “prao de los pinos” se toma un estrecho camino, sólo apto para todo terrenos, que sale a la izquierda, no intentar subir con coche por lo abrupto y a veces encharcado que suele estar este camino y el peligro de quedarse atascado, una vez llegados a una casa de madera que veremos a nuestra derecha tomaremos una pequeña senda que nos llevará en fuerte subida hasta un pozo rodeado de piedras, este pozo lo mando construir Paco “Jarana” y lo hizo Miguel “El Piejo” hace unos 18 años.


La Peña de Cenicientos desde la cumbre de Lancharrasa.

Desde aquí y siempre subiendo llegaremos en poco tiempo a la famosa fuente que hace años se canalizó para beber agua en el pueblo, la cual llegaba hasta la misma Plaza, donde uno de los cuatro caños que existían en la fuente se surtía de agua de la Sierra. Esta cañería desapareció a mediados de los cuarenta y en muchos lugares fue destruida por los propios cadalseños para regar sus huertos, tan abundantes en toda la Sierra en aquella época, la fuente referida no es otra que Fuente Techá, aunque debo advertir que para llegar a ella hay que atravesar una pared que mando construir Parache, pero que en los últimos tiempos al ser vendida la finca de la Sierra a otros propietarios, estos la han vallado con alambre y la cosa esta complicada.
Después de saciar nuestra sed en una de las fuentes más histórica y recordada por nuestros mayores, donde aún hoy las corujas crecen por doquier dada la limpieza de sus aguas, nos tomamos un descanso.


Corujas en Fuente Techá.

Las Rozas a la vera del cerro de Casillas.

Continuamos subiendo hasta coronar la cumbre de piedra con vértice geodésico que indica que estamos a 1206 metros de altitud, cumbre más alta de Cadalso y lugar donde la vista disfrutará observando multitud de cimas y pueblos de Madrid, Ávila y Toledo. Ahora sólo queda descender, pero antes no podemos dejar de asomarnos desde la piedra que le da nombre y ver Cadalso con una Peña disminuida de tamaño por la superior altitud a que nos encontramos.

Cumbre de Lancharrasa.

Vista de Cadalso desde la cumbre de Lancharrasa. Amplia y busca tu casa....la encuentras?


Peña Muñana con Cadalso a sus pies.


La Sierra de Lancharrasa con Cadalso y la Muñana.

Al bajar debemos volver a cruzar la valla y nos adentraremos en nuestro pequeño pero no menos precioso castañar, lugar del que otro día hablaré para quién lo quiera visitar, además de la covacha del tío “Lolilla”, lugar de belleza sin igual, pero bueno, esto será otro día.

Descendiendo con Cadalso y el valle de Tórtolas al fondo.

Una vez fuera del castañar volveremos a tomar la misma senda que a la subida y que nos llevará al camino, junto a la ya citada casa de madera, para regresar por el mismo sitio.

El frondoso castañar de Lancharrasa.

En total con paradas, fotos y bocadillo, nos llevara unas cuatro horas sin prisas. Ni que decir tiene que durante toda la ascensión iremos viendo robles, encinas y castaños centenarios, además de una gran variedad de flora, y todo ello acompañado por el trinar de numerosas especies de pájaros y si tenemos suerte podremos ver algunos buitres negros y leonados, y ya más difícil algún águila real o imperial.

Flores en el roquedo.

Esta ascensión se realizó el pasado sábado 8 de abril y para ello contamos con el asesoramiento y la experiencia en este bello paraje de nuestro amigo Huete al que desde aquí quiero agradecer su ayuda.

Enlace. Rincones de Cadalso. Lancharrasa
Enlace el Mundo de Lancharrasa

 Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

4 comentarios:

cadahalseño dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
cadahalseño dijo...

Ya hablaremos de la ruta a la covacha del tío "Lolilla", que me tienes ofrecida. Lo que echo de menos en tus últimos reportajes montañeros, es la cosa del "tripeo" ¿Estás a régimen?

Pedro Alfonso dijo...

No, a régimen no, pero el camino ma ha dejado sin tres kilos y eso a pesar del pulpo, las empanadas y el tetilla.

Hablamos
Zorro.

Anónimo dijo...

un ruta preciosa Pedrito,yo subi por el camino del embalse de Cenicientos hasta el monasterio de piedra y entre en la finca de Parache caminando por toda la cuerda de la sierra.Fascinante,y ademas con encinas.Paquitopirata.chema