San Antón 2010

San Antón 2010
Recordando la fiesta de las sanantoneras de 2010

Pinturas iglesia

Pinturas iglesia
En el año 1947 se realizan las pinturas del Altar Mayor, pinturas que los de cierta edad hemos conocido, el pintor se llamaba Félix y cuentan....

viernes, 7 de julio de 2017

El camino de la Antanilla, regreso a casa.



El campo, nuestro campo...




Del campo manaba un olor que te hacía soñar, era como si al alzar la vista sintieras su proximidad, daba igual el lugar, los hombres, el momento, todo desprendía cercanía y bonanza en aquellas tardes de regresos y final de jornada. Nadie era indiferente, las mujeres esperaban al ocaso para ver a sus hombres cansados pero ilusionados, ellos notaban la proximidad del hogar caliente y familiar, los muchachos sólo nos dejábamos llevar por los juegos, las risas y a veces las vergüenzas, no teníamos el convencimiento de la dureza del trabajo, el frío y la soledad de ellos, era lo que siempre habíamos visto y vivido. Cuando tomaron conciencia, los años habían transformado las formas y los hombres, ya nada era igual, pocos percibían aquella inquietud por los hielos o la lluvia que se llevaban el trabajo de meses en una sola noche de helada o tarde de tormenta, ciertamente ya nada era igual.
Hoy cuando los muchachos de los 60 nos sentimos perdidos entre los silencios amenazantes del campo, cuando ya no existen las alegrías reconfortables de aquellas tardes de regresos y esperas, cuando los finales felices de los cuentos no llegan, porque nunca comienzan, el destino nos permite volver a ser niños de Cadalso, a escuchar la respiración agitada de alguna caballería, a notar los dedos apretados al ramal y a sentir la mirada y los pasos de alguno de los últimos hombres del campo. 
Hoy es probable que muchos ya no sientan esta inquietud, que mis palabras ya no se comprendan, más los muchachos de los 60, si lo entenderán, y aunque sólo sea por unos instantes, los que tarden en leer estas letras mientras su mirada se pierde en la imagen, volverán a caminar por la senda perdida de otro tiempo, por la aventura del pasado, y de nuevo se sentirán niños. 

A  Pedro Villa "Bigardo" y sus caballerías, que me han inspirado para poder pensar y escribir esto que estáis leyendo ahora mismo. Muchas gracias. 


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

7 comentarios:

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

LA FUENTE DE LA ANTANILLA

La fuente de la Antanilla
al fondo de una calleja,
tenía un grifo de teja,
y una sombra de olivilla.
Raíces de una cepilla
por la pared asomaban,
y las coruchas cantaban
al llenar de agua el botijo
de un líquido tan prolijo
que nervios desatacaban.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

ANTIGUA ESTAMPA DE CENICIENTOS

Ved a Domingo montado
a lomos de su borrico,
dichoso se siente y rico
de vuelta con su ganado.
La mula por un costado
a sus plantas viene el perro,
la oliva nos tapa al cerro
y él se encamina a su casa,
donde al calor de la brasa
cena aguarda en dulce encierro.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

LA SIEMBRA DEL BARBECHO

La mano vuela y lanza la semilla
que cae blanda en fértil ya el barbecho,
y la tierra núbil sirve de lecho
hasta tornarse seca y amarilla.

Ya sobre la tierra espejea y brilla
cercada por los pájaros de acecho,
que picando anulan el aprovecho
del grano reservado hacia la trilla.

Uncida y en collera va la yunta
que abre besana de una a otra punta
con la reja motora del arado.

En un campo brumoso del otoño
donde la mies invernal ya es retoño
del trigo que ha nacido en el cercado.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Anónimo dijo...

Un oficio a extinguir

Antonia Frontelo Morales

Anónimo dijo...

Hace unos meses le hice una foto y dije es uno de los últimos cadalseños del campo con todo el equipo completo borrico,mula y perros y bigardo a sus queceres,que recuerdos cuando estando aún en la cama esperando que la tia María,mi Madre nos decia vamos a la escuela nos habían despertado los ruidos de los cascos de las caballerías que se apresuraban a aprovechar la mañana para volver pronto a casa a refrescarse,por todo ello mi mas sincero homenaje a tantos cadalseños del campo,os tengo en memoria cada día

Jose Maria Moreno Gonzalez

Anónimo dijo...

Muy buena la foto y muy bueno el comentarios.

Mariano

Angela CM dijo...

¡Que imagen!,como ésta ya se ven pocas