San Antón

Abedular de Canencia

sábado, 11 de marzo de 2017

Toros en la Corredera de Cadalso



COLARSE EN LOS TOROS DE LA CORREDERA



Gran afición por los toros,
y admiración por toreros,
abridnos los coladeros
a coruchillos sin lloros.
Y sin cobres, platas ni oros
para pagar una entrada,
en la tarde afarolada
de la plaza de madera
crisol de la Corredera,
siempre una mano prestada.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

4 comentarios:

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

DOMINGO ORTEGA EN CENICIENTOS

De carros era aquel coso
existente en Almorox,
y el torero de Borox
estuvo en todo animoso.
Y un alcalde presuroso
del cercano Cenicientos
vio en él buenos argumentos
para contratar a Ortega,
que fue el alfa y el omega
del toreo de portentos.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corcucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

MANUEL GRANERO Y VALLS

En la sangre llevó el arte
mamado desde la cuna,
cual si la diosa fortuna
le nombrara su estandarte.

La gloria quiso ayudarte
prometiéndote la luna,
mas arenas de una en una
vieron la muerte llevarte.

Y como un héroe griego,
muerto en plena juventud,
Madrid te brindó ataúd

y Pocapena en los cuernos
te llevó a ruedos eternos,
dejándote inerte y ciego.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

MANUEL BENÍTEZ PÉREZ
El Cordobés

Huracán, ventarrón, viento salvaje
del guerrear frenético del toro,
desborde pasional, clamor sonoro
de un mar incontenible su oleaje.

Un duro y espinoso aprendizaje
sin música, sin palmas y sin coro
sobre ruedos que tienen como aforo
desolación nocturna del paisaje.

Por unos y por otros discutido,
negado o aclamado, mas sin duda
marcó época sin trampa ni engañifa,

y al toro encandiló y fue seducido,
con sus saltos de rana forma ruda
de a un torero hacer quinto califa.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho






Saturnino Caraballo Díaz dijo...

RAFAEL MOLINA
Lagartijo

"Dedicado al Gremio de los Joyeros Cordobeses".

Nos cuentan los tratadistas que tuvo el pergueño,
la figura ideal en proporción y prestancia,
que anunciaba a un torero en la larga distancia
desde su comienzo en el ruedo en busca de un sueño.

Torero florido de filigrana y de ensueño,
su media lagartijera fue una circunstancia,
aunque recibiera elogios cual rosa de Francia,
siendo acogida con aplauso general risueño.

Por Aberramán, primer Califa de Occidente,
a Lagartijo "primer califa" le llamaron
del toreo, y ser de la ciudad de la Mezquita,

donde joyero y torero es moneda frecuente
y en Córdoba ciudad, en que su cuerpo enterraron,
el arte y la poesía por doquier palpita.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corcucho