Cadalso

Cadalso
Para tu próxima visita a Cadalso de los Vidrios. Pincha sobre el estanque y entérate de lo que Cadalso te afrece.

Pozo

domingo, 31 de diciembre de 2017

NOCHEVIEJA EN COLORES, por Miguel Moreno



                   NOCHEVIEJA EN COLORES



           
No sé si las fotos en color, como por otra parte pasa con las de blanco y negro, acaban quedándose sepias con el tiempo, como si siempre se hubieran hecho en las tardes amarillas del otoño. Ésta fue tomada en la nochevieja de... ¿qué año? Conserva los colores nítidos, sería que la realidad comenzaba a tener color para mi familia a partir de aquella nochevieja estrellada con las bardas de las tapias escarchadas, la niebla ocultando Cadalso y la lumbre de la cercana chimenea calentando nuestras espaldas e ilusiones. Estamos en casa de mi tía Vale en El Piquillo y nos la hizo Emiliano después de las uvas y de espaldas a la puerta, con todas las luces encendidas y apoyando la cámara sobre un trípode, aparato este que nos parecía no estar al alcance de cualquiera. Cuando salió de las entrañas de la cámara una especie de rayo blanco luminoso, Emiliano nos dijo que ya está, que valía, que ya podíamos volver a nuestros lugares para terminar de apurar la humilde copa de sidra con la que recibíamos el Año Nuevo. Algo nos conmovió por dentro y supimos entonces que aquella Nochevieja sería inmortal para todos nosotros. Que con cada futura nochevieja que llegara cargada de melancolía volvería a repetirse aquel Fin de Año en nuestros corazones y pensamientos.

         Nuestras enigmáticas miradas están plagadas de profundidad, parecen presagiar que nos introducirían en un tiempo eterno y que, aunque pasaran muchos años sobre nuestras existencias o sobre nuestros olvidos o sobre nuestra definitiva desaparición, ya siempre nos quedaríamos allí. La vida de los libros y las fotos se congela siempre en tiempo presente. Pero para detener el tiempo los humanos, antes tienen que grabarlo en la mente. Por eso a la vez que se imprimía en la película esta emotiva imagen navideña, también se iba grabando lentamente y a carne viva en nuestras mentes. Sin dificultad se adivina en nuestros ojos que antes de ese fugaz y misterioso instante no sabíamos lo que fuimos y después no fuimos lo que quisimos. Es hermosa esta foto, no hay nada feo en aquello que recuerda lo bello de nuestras vidas y que va a identificarse con lo mejor de nosotros para permanecer inmóvil en nuestras memorias.


         Mi padre está con la cabeza ligeramente inclinada a la derecha y con un jersey marrón que heredó años después mi hermano Jose al que sostiene entre sus piernas. Se quedó vivo eternamente en la foto, que es otra manera de seguir viviendo. Mi madre mira al objetivo con expresión de satisfacción, como si observara paisajes deslumbrantes que nunca antes contempló. El hermano chico, José Luis, es el que más ganó en el lance, se detuvo en la etapa más dichosa del hombre: la infancia. Su felicidad vuela libre más allá de los límites humanos. A mi hermano Justo se le ve contento, como si lo esperara todo de aquella noche y de esta vida. Parece que a mi hermano Nati le pilló la instantánea con la vista abandonada al recuerdo de vivencias gratas que le enriquecen interiormente. Y yo, yo espero con esperanza ese futuro que me recibiría de inmediato nada más abrir la puerta. Y así, sin más, nos quedamos los seis en la eternidad.

Siempre he tenido la misteriosa sensación que la Nochevieja convierte el tiempo en magia que atenaza el corazón. La Nochevieja de esta foto es el único lugar del planeta dónde permanecemos a salvo del paso del tiempo y de la pena que ello nos ocasiona.
                                              

Miguel MORENO GONZÁLEZ



El Zorro Corredero os desea un Feliz Año 2018



Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso


viernes, 29 de diciembre de 2017

Guadarrama y la nieve



Guadarrama y la Nieve




La nieve parece que está llegando a nuestra sierra, la de Guadarrama me refiero, a la de Cadalso todavía no, así que si sigue cayendo, porque hasta ahora es poco, es posible que inauguremos el 2018 con una salidita con raquetas, nieve polvo y algo de frío. Qué más se puede pedir? De momento mucha más nieve, y por pedir, un poquito de cielo azul.


    Puerto de Cotos ahora mismo, niebla, poca nieve y 4º, menudo panorama.

Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

jueves, 28 de diciembre de 2017

Cadalso de los Vidrios tendrá un nuevo cuartel de la Guardia Civil




Cadalso de los Vidrios tendrá un nuevo cuartel de la Guardia Civil

El Ministerio del Interior se hará cargo de la construcción





MADRIDActualizado:

El Ayuntamiento de Cadalso de los Vidrios, localidad de 3.000 habitantes, ha anunciado que en los próximos días comenzará a redactar el proyecto y a dirigir las obras de la primera fase de construcción de un nuevo cuartel de la Guardia Civil en la localidad, mientras que el Ministerio del Interior se hará cargo de la construcción del mismo. Así se ha aprobado en el Pleno de Cadalso con fecha 26/diciembre/2017, en el que se dio luz verde a poner en marcha la construcción de este espacio, después de que el Consistorio firmara un convenio con la secretaría de estado de Seguridad del Ministerio del Interior por el que se encargará de levantar el edificio.
Por su parte, Cadalso invertirá 300.000 euros en esta nueva sede. De acuerdo con los términos del convenio, el Ministerio del Interior, se compromete a facilitar al Ayuntamiento, a través de los servicios técnicos de la Dirección General de la Guardia Civil, las indicaciones e instrucciones necesarias para el diseño y proyecto de las obras. Asimismo, el Ministerio iniciará «a la mayor brevedad posible», y una vez supervisado el proyecto, el expediente para la contratación de las obras del proyecto redactado, según han detallado en un comunicado.
La alcaldesa de Cadalso, ha subrayado que la firma de este convenio es un paso «muy importante» para comenzar «cuanto antes» la construcción del nuevo cuartel, un asunto que es «prioritario» para la localidad «desde hace muchos años». la regidora ha celebrado que «por fin» se haya «desbloqueado» el proyecto, que va a avanzar «de forma decidida y segura».


El edificio que albergó el cuartel de la Guardia Civil de Cadalso de los Vidrios se encuentra desde el año 1992 abandonado, por lo que en los últimos años ha sido apuntalada su fachada, único resto que permanece en pie de este bello edificio neomudéjar de principios del siglo XX. Hoy en día el inmueble de titularidad municipal presenta ruina total, y aunque ha habido varios intentos de rehabilitarlo para otras necesidades del pueblo, nunca se llegó a buen puerto y todo quedó en meras promesas. A fecha de hoy se desconoce si el nuevo Cuartel ira ubicado en este solar de propiedad municipal o si por el contrario se elegirá una nueva localización.

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Navidad en Copenhague con el Zorro Corredero



Cualquier época es buena para viajar a Dinamarca, pero si puedes y te apetece, te recomiendo visitar Copenhague en Navidad. Desde mediados de noviembre la ciudad comienza a engalanarse con sus mercadillos navideños, los cuales son unos de los principales atractivos turísticos  en estas fechas.
Copenhague es una ciudad hermosa que se llena de adornos. Aquí desde las tiendas, las calles, los parques, y no digamos los iluminados mercadillos se llenan de guirnaldas y luces que al anochecer llenas de colorido la ciudad, cosa que se agradece porque el frío suele ser intenso. Como casi toda centro Europa, los mercadillos son aquí un aliciente para los muchos visitantes que encuentran en estos mercadillos navideños, tan bien decorados, un lugar para comprar, beber y comer mientras paseas por la ciudad.
Seguro que en una de las paradas que realices para descansar y tomar algo, las salchichas están de fábula, no puedes irte sin probar un glogg, vino caliente con especias que se vende en todos los puestos de los mercadillos de Copenhague en Navidad, a mi me gusta más la cerveza pero dado las bajas temperaturas en esta época donde por la noche no se superan los 0º, pues la verdad es que no entra mal.
También es típico el risengrod, que no es otra cosa que nuestro arroz con leche, espolvoreado con con un poquito de canela, limón o vainilla y un poco de mantequilla en el centro. 

Otro de los atractivos de la ciudad, seguramente el mayor de ellos en Navidad, es  El Tívoli, el parque más famoso de Copenhague. Es un parque de atracciones que está cerrado en invierno, pero que abre sus puertas desde mediados de noviembre hasta primeros de enero para que disfruten tanto niños como mayores de este parque que se llena de luces y adornos en sus jardines, restaurantes, tiendas y atracciones, y donde no falta un gran mercadillo navideño en su interior para poder tomar una cerveza, vino o un chocolate caliente, muchos menos espeso que el nuestro, incluso diría que bastante aguado, pero está caliente al menos. Y no te pierdas el espectáculo de luces que cada noche se produce en el lago, todo un atractivo que concentra tanto público, que le convierte en el parque de temporada más visitado del mundo.

Pues eso, que si quieres conocer Copenhague lo hagas en Navidad, te aseguro que no te arrepentirás, y los niños menos, eso sí, no olvides abrigarlos a ellos y tú mismo.



    Hotel D'Anglaterre


    Siiii, churros españoles en Copenhague


    Papá Noel recibe a los niños 


    Una calle de Copenhague adornada en Navidad

    Hotel D'Angleterre en Copenhague decorado para Navidad 



    La bicicleta es uno de los medios de transporte más utilizado  

    Christmas Market 


    Entrada Parque Tívoli



    El Parque Tívoli en Navidad



 
    El Tívoli es mágico en Navidad.










Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

martes, 26 de diciembre de 2017

lunes, 25 de diciembre de 2017

Aquellas Navidades de Cadalso, por Miguel Moreno


Aquellas Navidades

     Las Navidades de mi infancia comenzaban de verdad la mañana maravillosa del "Día del Gallito" cadalseño y luego se precipitaban ya irremisiblemente a la Nochebuena con la mañana alegre del día de la Lotería, los niños de San Ildefonso cantando números por la radio desde muy temprano, la esperanza y la emoción en todos. Y terminaban -las Navidades y un poco de uno mismo- cuando te acostabas, acompañado del juguete que más te había gustado, la noche de Reyes. En medio, belenes con verde musgo que habíamos arrancado cuidadosamente de las piedras del valle y que nuestra madre -papa estaba trabajando- nos ayudaba a colocar con gran satisfacción en el nacimiento: pastorcillos, lavanderas, el hombre que hacía las gachas, los soldados de Herodes, el castillo, el río con papel de plata o con espejos, el pueblecito colgado de la montaña y todo ello iluminado con unas lucecitas que le daban como un aspecto de milagrosa aparición nocturna. En fin, qué os voy a contar...


                         Nati y Justo un día del Gallito

     Las Navidades, ahora de mayor, siempre te pillan a traición. De niño, no. Los niños de entonces, los chicos de la era de las katiuskas, soñábamos con la Navidad durante mucho tiempo, casi desde que se acababa el verano. Sabíamos que en Navidad todo marchaba mejor. Los maestros estaban de buen humor y eran generosos dejándonos un par de días inolvidables, de esos de no hacer nada, hasta que nos daban las notas. Aquellos días nos leían cuentos, historias y la leyenda esa de Bécquer: "Maese Pérez el organista"; hacíamos concursos de villancicos, de habilidades ventrílocuas, -Teodoro "Gallina" imitaba de  locura a los animales-, y al final Don Enrique, Don Manolo o Don Eugenio nos contaban fascinantes tradiciones del pueblo. Los padres también estaban más contentos y nos dejaban más tiempo para jugar en la calle. Y en el pueblo había mucha más alegría en las personas, a pesar del frío. Un frío que era, sin paliativos, el mayor espectáculo de entonces, "…y ya sabes cuando salgas a la calle no olvides ponerte la bufanda". Nunca soporté bien las bufandas, pero a todas horas estaban con aquella cantinela. Nosotros los niños, "que si me da el aguinaldo": una perra chica, gorda, dos reales con agujerito en el centro; hasta daban aguinaldo a la tía Felipa, la pobre de los jueves, a la que nunca dejaban que te acercases porque tosía de mala manera, por lo visto tenía algo del pecho. Sin embargo, recuerdo que las cestas de Navidad sólo las veíamos en los tebeos, en los extras de Navidad de "Pulgarcito" y "Tío Vivo".


     La magia de la cena de Nochebuena o la emoción del fin de año, cuando la radio decía que ya estaba a punto de caer la bola en el reloj de Gobernación, esa magia, digo, en el fondo te dejaba como vacío, triste, con una extraña sensación de nostalgia. Un minuto, qué un minuto, unos segundos y ya estabas en otro año. Parecía increíble. Todos se abrazaban y se besaban, y te besaban y te abrazaban a ti, y se empeñaban en que bailaras el pasodoble "Suspiros de España" que sonaba en el Marconi rojo después de las campanadas de medianoche (años antes era mi abuelo el que con el almirez simulaba las campanadas del reloj); pero a uno le daba todo vergüenza, sentías un pudor indefinible. Año Nuevo. Todo por pasar. El corazón te latía con fuerza. Y salías disparado para arrancar la primera hoja del calendario colgado en la pared de la cocina de "Las Casetas". Ya era 1.965. Es curioso, pero ese día de Año Nuevo, cuando ya era de noche, te producía la sensación de pensar en el año anterior como si hubiera existido hacía mucho tiempo, como si no hubiese sido real, como si lo hubiéramos soñado.


    La antigua casa de Peroles en las Sillas

     Lo más bonito de las Navidades era pensar en ellas. La Navidad, es obvio, tiene algo especial. Nunca he podido descubrir su misterio, saber donde se encuentra su magia. Creo que es algo que va más allá de la unidad familiar, de los buenos deseos en todos los corazones, de los regalos, del "Madre en la puerta hay un niño" o de las vacaciones. La magia, el hechizo de la Navidad sé que es mucho más profundo. Yo siempre sentía -y siento- como un temblor desconocido en mi línea de flotación. La Navidad es como una quinta estación que nunca aparece -ni aparecerá- en los calendarios, pero que todos llevamos por dentro. A lo mejor, resulta que la Navidad es sencillamente nuestra infancia.

     Según vamos siendo más mayores, esa quinta estación cada vez nos coge más desprevenidos. De pronto, aparece un anuncio en la tele y te deja perplejo. Suele ser el de un champán que te desnuda en silencio por dentro mientras lo paladeas… Todo ha durado veinte segundos. Pero ya es Navidad en Dolby Digital, en Internet, en el teléfono  móvil…  Veinte  segundos  y  tus paisajes -externos e internos- han cambiado de repente. Y te das cuenta de que nadie nunca va a poder explicarte el significado de esa tristeza, de esa soledad que te atrapa. No es porque en cada casa falta alguien, que falta. No. Es que el que falta de verdad eres tú. No sé de dónde. Pero faltas.


    Nochevieja feliz.

     Esas noches de Nochebuena, Nochevieja y Reyes yo quería acostarme tarde, no acostarme, descubrir a los Magos y la magia de la Navidad que seguro tenían que aparecer de noche y tras la Peña Muñana, y ver amanecer conmovedoramente a través de mi ventana mientras oía: "Los peces en el río; ande, ande, la marimorena; los campanilleros; la Nochebuena se viene, la Nochebuena se va…" Se escuchaban zambombas, panderetas, rascaban con un cubierto la botella de anís El Mono, de la que algunos se ponían "moraos". Y seguía haciendo mucho frío. Todos llevaban gorras y bufandas. Y eso era todo. Estaba helando. En casa hacía calor, todas las luces estaban encendidas. Esas noches no importaba nada. Y luego mi padre me acostaba. Con mucho cariño me arropaba, me traía los tebeos que contaban historietas de Navidad y casi nunca me daba un beso. "Papa", -así llamaba yo a mi padre, sin acento, que me sonaba cursi con él-. "¿Qué?", me preguntó con sus ojos llenos de melancolía y sus labios como queriendo albergar una discreta sonrisa. "¿Siempre es así la Navidad?". "No siempre es así, ya lo comprobarás tú mismo dentro de unos años". Vaya si lo comprobé, por eso todas las Navidades me pasa lo mismo. Y no falla ninguna. Si acaso voy fallando yo…

(Inspirado en las películas de Garci, en las que siempre aparecen junto a sus Navidades, las mías.)

                                 

                                           Miguel MORENO GONZALEZ



domingo, 24 de diciembre de 2017

sábado, 23 de diciembre de 2017

Feliz Navidad a todos de parte del Zorro Corredero





Un año más el Zorro Corredero se acerca a todos vosotros para desearos una Feliz Navidad, que todos disfrutéis de estos mágicos días con la familia, que los recuerdos sean también una parte de celebración y buenos sentimientos, que la amistad se mantenga entre todos y durante todo el año, que nuestros pensamientos se extiendan hacia Cadalso de Arriba y los que allí habitan, y que lo que hoy deseamos para nosotros se haga extensible para todos no sólo para estas fiestas, ni para todo el año, sino para toda la vida.

Feliz Navidad 
Zorro Corredero

jueves, 21 de diciembre de 2017

Sintiendo Cadalso, sintiendo a su gente.




No importa quiénes sean, dónde te los encuentres, de qué hables con ellos, o qué piensen, son sencillamente de Cadalso y eso es suficiente para comprender y entregarte al momento, al sentimiento y a la participación de una conversación sobre....no sé, cualquier cosa, y es que cuando uno se siente cercano y a gusto nada importa, sólo hay que dejarse llevar y revivir pasiones y sentimientos que todos llevamos dentro. Nos conocemos desde siempre, aquí no hay imágenes ni historias confusas, tampoco secretos, sólo destinos compartidos que se alargan indefinidamente en los días y las noches de Cadalso, en los muchos años y en las existencias de los que viven la cercanía de nuestra propia vida. 

A vosotros que formáis parte de todo y de todos.

Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

miércoles, 20 de diciembre de 2017

Al Hayedo de Montejo y Pedro Alfonso, por Saturnino Caraballo


El Hayedo de Montejo y Pedro Alfonso. 





El Hayedo de Montejo
es de España maravilla
es el otoño que brilla
y de Madrid un espejo.
Pedro Alfonso hace un bosquejo
del hayedo intemporal
que siempre es subliminal,
observarle con gran calma
para gran solaz del alma
y de un paseo ideal.




Amigo Pedro, está escrito sobre la marcha y a golpe de inspiración.
Saturnino Caraballo Díaz

lunes, 18 de diciembre de 2017

Hermandad del Santísimo Cristo del Humilladero Cadalso de los Vidrios




HERMANDAD SANTISIMO CRISTO DEL HUMILLADERO
CADALSO DE LOS VIDRIOS




Historia
La existencia de ésta Hermandad se remonta posiblemente a varios cientos de años, pero con seguridad lo único que existe como documento fidedigno, es el Acto de Constitución de la Nueva Hermandad del Santísimo Cristo del Humilladero del año 1938, siendo Párroco Don Ladislao López, como Presidente; Don Francisco García, Tesorero; Don Mariano Martín, Secretario y Don Miguel Gómez, limosnero, que fue la Junta Directiva.
Existe una fotografía muy antigua, quizá de los años 1920, en la que se contempla el interior del Templo con la imagen del Santísimo Cristo del Humilladero y Estandarte en el altar Mayor, lo que demuestra que antes del documento citado del año 1938 , ya debía existir la HERMANDAD DEL SANTÍSIMO CRISTO DEL HUMILLADERO.
En su constitución esta Hermandad estaba formada por 71 hermanos. Además de la Junta directiva, existían Hermanos mayores, que en aquella fecha eran: Edmundo Sacristán, Leandro Fornis, Mariano Martín, Teodoro Calvo, Rafael Reig, Zacarías Moreno, Antonio Álvarez, Asunción Martín, Juliana Blasco, Elisa Castrejón, Antonia Zurdo, Verónica García y Juana Fornis.
La imagen actual del Santísimo Cristo del Humilladero fue donada por Edmundo Sacristán y las andas por Mariano Martín.
El primer apunte contable fue: Ingresos 1000,95 pesetas. Gastos 745,20 pesetas. Saldo 255,75 pesetas.
Los estatutos se aprobaron el día 6 de diciembre de 1938, y han tenido vigencia hasta el 17 de agosto de 1995. Los actuales fueron aprobados por el obispo de Getafe Excmo. Sr Don Joaquín María López de Andújar y Cánovas del Castillo con fecha 11 de Febrero de 2010, Año sacerdotal y Año jubilar Compostelano, en la Fiesta de Nuestra Señora de Lourdes.
La Hermandad, según sus Estatutos, tiene un fin religioso, benéfico y social. La Junta de Gobierno actual la componen: Don Carlos Ruiz Sáiz, Párroco, consiliario de la Hermandad; Don Pablo-Eugenio Muro Sivert, Presidente. Don Mariano Vicente Cordero, Vicepresidente. Don Antonio López Gómez, Secretario. Don Antonio Díaz Muro, Tesorero. Vocales: Don Antonio Lozano López, Doña Raimunda Santurde Moreno, Doña Julia Alvarez Lizana, Don Luis Cordero Alvarez, Doña Basilia Martín Martín, Don Paulino Villarín Anta, Doña Andrea Abad Arroyo, Don José Montes González, Don Luis González Castrejón, Don Mariano Vicente Moreno y Doña Pilar Vicente Moreno. La Hermandad cuenta en estos momentos con 750 Hermanos.

Los miembros componentes de la Junta de Gobierno son considerados como HERMANOS MAYORES.

Los gastos que tiene la Hermandad son sufragados por las cuotas anuales de sus hermanos, subasta de los brazos el día de la fiesta, colecta en la misa de la fiesta, donativos y ventas de objetos religiosos.
Desde su fundación año 1938, hasta el año 1995 sus presidentes siempre fueron los Párrocos, en total 13 Presidentes Sacerdotes.
Desde el año 1995 hasta el día de la fecha, solo hubo un Presidente no sacerdote.

HIMNO AL SANTÍSIMO CRISTO DEL HUMILLADERO









Gloria al Cristo del Humilladero

hoy te aclama tu invicta legión.

Salve, Augusto Patrón de Cadalso,

Salve, salve, sin par Redentor.


Hoy, que te alzas, Señor, en tu trono

circundado de regio esplendor,

entusiastas tus hijos queridos

cantan himnos de gloria en tu honor.

Entusiastas tus hijos queridos
cantan himnos de gloria en tu honor.



Fuente: Diócesis de Getafe
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

viernes, 15 de diciembre de 2017

La Sierra de Guadarrama hoy sin nieve y sin sol.


Sin nieve abajo y arriba, sin agua y sin ilusión, así esta la Sierra de Guadarrama a mediados de diciembre, triste panorama.


Menudo panorama tenemos con la lluvia, con la nieve y con el agua que vamos a necesitar. Hoy con la ilusión de estrenar la temporada de nieve llegamos al Puerto de Navacerrada, nada de nieve, algo de niebla abajo y totalmente sin visibilidad arriba en las cumbres, frío poco Oº, total, aquí nada podemos hacer. Bajamos a las Dehesas en el Valle de la Fuenfría, más despejado, algún grado más y como las cumbres seguían con niebla, paseíto por los pinares, algo de Calzada Romana, un poco del Camino de Segovia, una parada en el Albergue de Peñalara, penoso y en ruina total. El bocata nos lo intentamos comer en las mesas de Majavilán, al lado del parking donde hemos dejado el coche, pero hace frío sentado en la mesa, y encima la fuente esta seca, maldito año de nulas lluvias, como esto siga así no sé lo que va a pasar. 









    Parking y fuente de Majavilán


Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso