Monton de trigo

Cadalso Cristo

viernes, 18 de noviembre de 2016

Conociendo Cadalso. Del Molinillo a la Tumba del Rey Moro



De Cadalso al Molinillo y la Tumba del Rey Moro



Dos de los lugares más conocidos y citados en Cadalso son el Molinillo y la Tumba del Rey Moro, seguir este itinerario es muy fácil y a la vez placentero. Saliendo de Cadalso tomamos el camino de la Antanilla, junto a la variante, una vez en este camino y apenas andados unos doscientos metros dejamos a nuestra izquierda el camino de la Viña de la Taza y un poco más abajo el de las Pascualas, para llegar a la intersección con el camino del Molinillo que viene de la carretera del Pilar. Una vez en este último seguimos a la izquierda y en poco minutos llegamos hasta las ruinas del antiguo molino de servía para moler cereales, y que siempre se ha conocido como el Molinillo.
 
Una vez visitado y observado con detenimiento esta obra cadalseña de unos doscientos años, descenderemos por el antiguo camino de la Aliseda, siempre con el arroyo del Molinillo a nuestra derecha, hasta que cruzamos un puente sobre este arroyo y salimos al amplio camino de la Aliseda, ampliado por aquí para los coches. Una vez aquí giramos a la derecha para llegar a la carretera del Pilar, la cual tomaremos en dirección a Cadalso para un poco antes de la Fte. del Pilar coger otro camino, también ampliado para los coches que nos llevara hasta la Tumba antropomórfica del Rey Moro.
Desde la tumba se coge el camino de Lancha de los Huertos que nos llevará otra vez hasta la carretera del Pilar, a la cual saldremos más arriba de la fuente.
Decir que la Tumba está en una finca privada, por lo que tendremos que pedir permiso para su visita.



                         Camino de la Antanilla.

   Cerca de las Pascualas

   El Molinillo, construido con parte de la piedra de la Plaza de Armas de la muralla de Cadalso. Por arriba discurría el caz que llevaba el agua hasta el salto.

    Detalle del salto de agua.

   Cubículo de las piedras

    Lugar donde estaban las piedras de moler. Hace años fueron llevadas al parque del Estanque de Palacio. Al fondo se ve la entrada del agua que movía las piedras.


    Camino viejo de la Aliseda


   El Milinillo y su entorno desde al camino de la Aliseda. a la izquierda se observa el aterrazamiento del terreno para su mejor aprovechamiento de agua.

   Llegando a la carretera del Pilar

    Tumba del Rey Moro en Lacha de los Huertos.  








Trabajito para hacer la foto de la tumba, está alta.

Zorro Corredero
Fotos: Archivo Fotográfico Pedro Alfonso

5 comentarios:

Saturnino Caraballo Díaz dijo...

ROMANCE DEL REY MORO DE GRANADA
DONDE CORUCHOS SE HALLABAN

Cuando al fin capituló
y abandonó su Granada,
se le demudó la faz
y dijeron que lloraba.

Mas no fue por cobardía,
pues su valor era fama
cantada por los poetas
y por el Darro llevada.

Fue por las fuentes y flores,
por las almenas doradas,
por el Patio los Leones
y por la perdida Alhambra.

Cruentos y crueles combates
por la ciudad asediada,
y ante sus muros, coruchos,
allí combatiendo estaban.

Siendo el Rey don Juan Segundo
del reino ilustre de España
y don Álvaro de Luna
su valido y su vanguardia.

De Castilla el Condestable
en batalla de Higueruela,
donde triunfante salió
con él coruchos llevaba.

Dueño y señor de estas tierras
le rendían vasallaje,
y soldados de la gleba
de estos predios reclutaban.

El tiempo se fue alargando,
cayó el valido en desgracia
y su cabeza rodó
por vallisoletana hacha.

Luego Isabel de Castilla,
de España la soberana,
junto a Fernando su esposo,
asedio puso a Granada.

Y de nuevo los coruchos
de infantes sentaban plaza,
y en el cerco con las picas
se batían en la Alhambra.

A don Gonzalo de Córdoba
le vieron sobre una jaca
del harén de Boabdil,
que a las tropas arengaba.

Allí al cardenal Cisneros
le vieron con cubos de agua,
con sus frailes y sus legos
que a los moros bautizaban.

A Fernando e Isabel
vieron su entrada triunfante,
y voltear de campanas
por la España unificada.

Y vieron a Boabdil
junto a Aixa la Sultana,
volviendo la vista atrás
enjugándose una lágrima.

Esto vieron los coruchos
y se vieron a ellos mismos
haciendo Historia aquel día
en la toma de Granada.

Saturnino Caraballo Díaz
El Poeta Corucho

Anónimo dijo...

Muchas gracias por llevarnos tan bien hasta estas dos joyas de Cadalso y por este bonito reportaje de ese día tan maravilloso.

Andarina

Pedro Alfonso dijo...

Gracias a vosotros por tener la ilusión de conocer y ver ese otro Cadalso a veces tan alvidado.

Un saludo

Anónimo dijo...

Como sentí no estar ese día. Javier.

Aacscv Cadalso de los Vidrios

Pedro Alfonso dijo...

Pues nada, otro día te llevo y disfrutamos de nuestra mutua compañía.